El alma

El alma, el alma… El alma no es nada.

O lo es todo, según se mire. Claro que, para apreciarlo, hay que haber caminado algo por la vida, y no siempre por la misma senda.

*************

Conversación subsiguiente en Facebook:

Juan Domingo Sánchez Estop: El alma, para Aristóteles, es el acto propio de un cuerpo. Si el ojo tuviera alma, su alma sería la vista. Tratándose de un cuerpo humano, es todo lo que no es sin lenguaje (logos), incluidos, por supuesto, tratándose del cuerpo del zoon politikon, los actos dirigidos a otros cuerpos, la interacción entre individuos. Es algo del cuerpo, pero también algo que va más allá del cuerpo, que se configura en la interacción con otros cuerpos. Siempre me pareció acertada esta concepción del alma como algo unido al cuerpo y al lenguaje, algo que sintetizaría después Spinoza (en otro contexto ontológico) con su definición del alma como idea del cuerpo.

José Luis Yela: Es una interpretación que no desentona de la que fue reelaborada no solo por Spinoza, sino por los evolucionistas materialistas postdarwinianos. El alma como propiedad de la materia, o como función suya, permite manejar la idea desde la ortodoxia evolutiva sin caer en las simplificaciones interesadas defendidas por las grandes religiones regladas.

Juan Domingo Sánchez Estop: Es la ventaja, en efecto: mantenerse en la inmanencia la vez que se reinterpreta la teleología en términos de estructuras y funciones internas y no de fines.

José Luis Yela: Calla, insensato, que no te oigan las hordas… 😀

Juan Domingo Sánchez Estop: Por los tiempos que corren, podrían volver a encender hogueras, sí. Mi admiración por Giordano Bruno no llega tan lejos…

José Luis Yela: De hecho, yo me siento arder. Huelo a chamusquina por todos lados. Si vago todavía por la universidad es porque no he encontrado dónde y cómo ejercer mis actividades fuera de ella con cierto decoro; en ella ya he sido crucificado. Hemos roto relaciones. De manera definitiva.

Publicado en Reflexiones y escritos | 4 comentarios

Citas bibliográficas

¿Por qué los artículos científicos de tipo descriptivo citan publicaciones mucho más antiguas que los de tipo predictivo? Muy simple. Porque el proceso descriptivo es básicamente inductivo, y su contenido se modifica muy lentamente (si se llega a modificar alguna vez). Igual que sucede con los dogmas de fe. La dinámica predictiva, por el contrario, es hipotético-deductiva, y se somete recurrentemente a comprobación. Por eso, sus resultados, o las interpretaciones de éstos, cambian reiteradamente. Y se hace necesario el uso de documentación mucho más reciente, en términos generales.

En otras palabras: que unos bichitos dados se adscriban a Noctua pronuba no requiere de mayor elaboración, y serán reconocidos como tales siempre que no se encuentre un sinónimo anterior. Pero dilucidar si la determinación del voltinismo en Noctua pronuba es ambiental u hormonal sí la requiere, en tanto que puede variar geográficamente y ello puede ser contrastado de diferentes formas.

Publicado en Ciencia | Deja un comentario

Una frase para los novedosos “fashion”

Nada os importe ser inactuales. Huid de los novedosos. De cada diez novedades que pretenden descubrirnos, nueve son tonterías. La décima y última, que no es una necedad, resulta a última hora que tampoco es nueva.” Juan de Mairena.

Publicado en Frases y citas | Deja un comentario

Demonios

A los demonios no hay que creerles ni cuando dicen la verdad.” Gabriel García Márquez.

Pero hay quien se empeña en hacerles caso. Y así nos va.

Publicado en Frases y citas | Deja un comentario

La vida reduccionista

“Aunque no sabemos qué es la vida, la manipulamos como si fuese una solución salina inorgánica”. Erwin Chargaff.

Puro mecanicismo reduccionista.

Publicado en Sociedad, economía y política | Deja un comentario

Historias inventadas

Todas las historias son inventadas, en un grado u otro, sean simplemente fabuladas o traten de explicar razonablemente la realidad. O dicho de otro modo, sean simbólicas o inductivas o sean analíticas o deductivas. Al fin y al cabo, el propósito último de todo constructo mental humano, sea racional o no, es percibir la realidad de la mejor forma posible. Por eso las historias van cambiando a lo largo del tiempo, porque las vamos adaptando a nuestra experiencia personal y social, fruto del invento, de la innovación, del aprendizaje. Tanto la imaginación, traducida en poesía o alegoría simbólica, como la comparación analítica, traducida en argumento lógico o científico, son indispensables y complementarias. No en vano, la propuesta de hipótesis, que no son otra cosa que modelos inductivos, requiere de una buena dosis de imaginación, lo que en cierto modo constituye el puente entre el mundo de las historias fabuladas y el de las historias comprobadas.

Como es natural, esto no quiere decir que unas y otras historias tengan la misma utilidad ni sean equivalentes, y asimilarlo es fundamental para llevar una vida razonablemente compensada y armoniosa.

Publicado en Ciencia, Reflexiones y escritos | 2 comentarios

Lo miserable

Cuando uno vive en un ambiente miserable, acaba volviéndose miserable.
Aire. A cerrar ciclo. Si no consigo salir de la UCLM, me convertiré en un cadáver viviente más.

Publicado en Reflexiones y escritos | 1 Comentario