La vida

Leamos a los clásicos. No dejemos de hacerlo.

“Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe,
y en cenizas le convierte
la muerte, ¡desdicha fuerte!
¿Que hay quien intente reinar,
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte?

Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.

Yo sueño que estoy aquí
destas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.”

Monólogo de Segismundo, en “La vida es sueño”, de Pedro Calderón de la Barca

Publicado en Poesía y leyenda | 1 Comentario

La dictadura del capital

El BCE propone que los bancos cobren a los clientes por guardar su dinero. Por lo tanto, a mí que no me vuelvan a ingresar mi sueldo en ninguna cuenta.

¿No?

Publicado en Sociedad, economía y política | 2 comentarios

Baruch Spinoza

Nunca es tarde cuando la dicha es buena. Había leído algunas cositas sueltas suyas o sobre él, pero hasta ahora no me había interesado por su figura de una manera completa. Spinoza sembró, desde la filosofía, la semilla del estado mental que llevó, dos siglos más tarde, a la propuesta de la teoría de la evolución por selección natural. Fue un pionero en la tarea de desmontar la idea servil de la dependencia humana de un ser sobrenatural, principio de todo.

Me apunto esta frase de Juan Domingo Sánchez Estop: “El spinozismo supone una redefinición radical de la filosofía, en el sentido de un materialismo que pugna por ser coherente, poco compatible con la tradición. Una filosofía sin teleología, sin sujeto, sin fines, sin sentido [orientación], sin principio de razón suficiente (en una ontología de la sobredeterminación, nunca hay razón “suficiente”) es algo difícilmente compatible con la tradición filosófica mayoritaria. Pocos filósofos se han aventurado a un pensamiento más allá del sentido sin caer en el irracionalismo: el radical racionalismo materialista de Spinoza logra hacerlo aportando a la filosofía y a las ciencias la misma libertad respecto del sujeto y los fines, el temor y la esperanza, que conquistó para sí la matemática.”

Publicado en Reflexiones y escritos | Deja un comentario

La caverna moderna

El mundo se está convirtiendo en una caverna igual que la de Platón: todos mirando imágenes y creyendo que son la realidad“. José Saramago

Publicado en Frases y citas | Deja un comentario

Viviendo la vida choni

En 2010, el jefe máximo de un foro de identificación de fotos de organismos me advirtió públicamente de que no solicitara material de insectos para estudiarlo y me reconvino para que no actuara al margen de la ley (https://joseluisyela.wordpress.com/2010/09/22/delirium-tremens-o-paranoia/), como si yo fuera un delincuente que desconoce el marco legal por el que transcurre su campo de trabajo. Aquello me supo a bofetada en toda la regla, dada sin tacto alguno y con el peor gusto posible, que hacía sospechar que existían ya razones de disgusto previas por parte de dicha persona. Con el paso del tiempo y el acceso a Internet de una gran cantidad de sujetos, he podido comprobar que esa actitud choni, suficiente y altanera, es la norma.

¡Y hasta qué punto! ¿Es concebible que colegas tuyos, académicos, gente de mucho prestigio, te puedan sugerir que no vayas a actuar como un chorizo, cuando comentas que existe una base de datos muy interesante que debería ser estudiada? ¿Puede alguien que me conoce pensar que voy a hacerlo sin el permiso explícito de sus autores? ¿Pero qué nos pasa, ya no sabemos ni con quién convivimos? ¿Tan perdidos están los nortes? ¿O tan mal se maneja ya el castellano, al entender o al escribir? ¿Tanto ha percolado en nosotros el tontismo choni? ¿Estaré yo actuando de la misma manera, y no me estaré dando cuenta? Estoy que no puedo más con semejante avalancha de ordinariez en el fondo y en las formas.

No deja de sorprender. Y de doler, claro. ¿Hasta dónde llegaremos?

Publicado en Reflexiones y escritos

Fiesta

Llego a trabajar, y me sorprende no encontrar más que otros tres coches en el aparcamiento de la Universidad. De pronto me doy cuenta: es fiesta. El Campus está cerrado.  El único laboratorio en el que se trabaja es el de mi compañero de área, Juan Carlos. Somos los dos únicos habitantes del edificio; aparte de nosotros dos, aquí no hay nadie más.

¿Cuál es el significado original de la fiesta? Pues el de liberar al personal de sus obligaciones para que pudiera participar de la adoración al Chorpus. Ya. ¿Cuántos están allá arriba? Los cuatro de siempre, aquellos que se visten con el ridículo y anacrónico disfraz académico para desfilar, porque les encanta que les vean y sentirse importantes. El resto anda en sus quehaceres.

¿Y para eso necesitamos fiesta?

Publicado en Reflexiones y escritos

19-6-1971

19-6-1971. Hace exactamente 43 años, Carole King publicaba su disco de mayor impacto, “Tapestry”. Un par de meses después yo escuchaba “It’s too late” en Vuelo 605, del gran Ángel Álvarez, cuando el programa se emitía a las 4 de la tarde por Radio Madrid, tumbado en una hamaca, a la sombra de nuestra casa de Trillo, después de comer, y mirando las hojas de los altos chopos del río mecerse al son de la brisa. “It’s too late” fue uno de aquellos títulos que ya no me abandonarían nunca a lo largo de mi vida; 1971 fue el año en que me sumergí totalmente en estilos musicales que antes ni siquiera había oído mencionar, de la mano de Ángel Álvarez. El pionero. El inimitable.

Publicado en Música