El problema

El problema no es lo que digan estos iluminados de Vox. Todo el mundo debe tener el derecho de hablar según sus convicciones, lecturas de la realidad o intereses, e incluso a plantear las alternativas que le dicte su conciencia. Hasta ahí podíamos llegar.

El problema es que nos hayamos aproximado tan de cerca a una situación social tal que no solamente haya un grupo parlamentario que llegue a expresarse en el sentido que lo hace, sino que cobije detrás un amplio sector de la población que comparta esas tesis delirantes, falaces y sembradas de odio, y que para colmo aquella gente achaque estas características a las tesis de los demás.

Es fascinante el hecho de que, de manera recurrente, la humanidad busque la ansiada libertad en las cadenas. Y más fascinante todavía, que para ellos los esclavos resultemos los demás.

Publicado en Sociedad, economía y política | Deja un comentario

Mentir

Mentir, mucho más que el reír, es la propiedad del ser humano“. Porphyrius Tyrius o Porfirio, pensador neoplatónico.

Publicado en Frases y citas | Deja un comentario

Maneras de pensar

Algunas personas muestran su asombro por que las mentes conspiranóicas no parezcan entender algunos hechos muy simples, como el que acabo de comentar del baile de cifras de fallecidos (https://joseluisyela.wordpress.com/2020/10/20/baile-de-cifras/).

Creo que esto es también bastante sencillo: les pueden las tripas. La mente humana, si la dejas, funciona inductivamente: acomodamos los hechos observados a un esquema preconcebido, o prejuicio. De manera espontánea no ocurre en general al revés, es decir, usando el procedimiento deductivo, que es como funciona la ciencia (o arte de comprobar). Lo que pasa es que para pensar deductivamente hay que haber adquirido un cierto aprendizaje, del que carece de manera clamorosa el 80-90 % de la población española, incluida la universitaria (que usa el método científico de 8 a 15 h, y luego se va a casa a ver a Ana Rosa o al jurbo).

Creo que eso es precisamente lo que nos distingue a los españoles de otros europeos, bastante más refinados en lo intelectual, por término medio. Herencias de nuestro pasado (https://joseluisyela.wordpress.com/2020/10/14/rugiendo/; https://joseluisyela.wordpress.com/2020/10/14/la-pregunta-2/).

Publicado en Reflexiones y escritos | Deja un comentario

Baile de cifras

Lo del supuesto mayor número de defunciones por efecto de la pandemia que lo que afirma el Ministerio es, creo yo, muy simple de explicar, sin recurrir a elucubraciones conspirativas. La cifra oficial corresponde a decesos directos por el virus, el resto corresponde a un aumento de muertes provocado por el colapso del sistema sanitario. Como la causa de estas últimas no es directamente el virus, no se tienen en cuenta en las cifras oficiales de la pandemia, a pesar de que la tasa de defunciones haya aumentado sustancialmente sobre la de la media de los pasados 10 años.

Es sintomático que la mayoría de quienes claman que las cifras de mortalidad son mucho mayores que lo que dice Fernando Simón, tachando incluso de asesino al gobierno, nieguen al mismo tiempo que exista colapso en el sistema sanitario. ¿Cómo se puede llamar, si no, al desbarajuste de la sanidad primaria?

Publicado en Reflexiones y escritos, Sociedad | Deja un comentario

Mi (verdadero) laboratorio

Hay quien dice que se lleva el trabajo a casa. Yo no sé lo que es eso.

(Fotos de uno de mis rincones de estudio, en pleno funcionamiento desde que se declaró el estado de alarma).

Publicado en Cuaderno de campo | Deja un comentario

Los nuevos gurús

Bill Gates predice que la normalidad no volverá con la primera vacuna” (https://cadenaser.com/ser/2020/10/18/sociedad/1603034703_870814.html).

¿Y éste, qué clase de epidemiólogo es? ¿Se habrá sacado el título en la misma universidad que Casado el máster? ¡Y los diarios lo recogen como una noticia!

Publicado en Reflexiones y escritos | Deja un comentario

Mortadelismo ambiental

En el teatro de lo ambiental hay dos tipos de actores, por resumir mucho: los que defienden el medio natural y los que trafican con él. La mayoría de los segundos, que dominan de forma abrumadora, se disfrazan de los primeros, razón ya de por si suficiente para desconfiar de ellos. Lo cual no quiere decir que todo disfraz sea voluntario; de puro vivir entre mortadelos, se mortadeliza uno.

Y así nos va: ahora parece que lo más de lo más es el cursimente llamado New Green Deal. En fin. Que decía que si una cerveza.

Publicado en conservación y extinción | Deja un comentario

Músicas triviales

Por un tiempo, he estado pensando que ya no conecto tanto con el alumnado cuando salgo alguna vez con algún grupo porque la diferencia de edad es ya abismal. Pero no debe ser esa la principal razón, porque siempre hay alguno con quien conecto mucho mejor. Estoy empezando a pensar que es una cuestión, ante todo, de gustos musicales. Para mí, lo que oigo de fondo resulta fundamental; no puedo estar mucho tiempo en un lugar donde se escucha música de gusto dudoso.

Y no soporto ni el reguetón ni ninguno de sus derivados, especialmente ese tan popularizado por aquí que contiene muchos elementos del bachata. Es una música cutre, simple, repetitiva y encima machista, supremacista y que hace apología de la sumisión. Mientras que el rock y sus derivados nacían como contestación juvenil al mundo caduco de los adultos, el reguetón y sus derivados nacen de la aceptación de un mundo perverso y degradado por el adocenamiento y la trivialidad, al que reivindican y sustentan. No representan más que un subproducto banal de un mundo banal, que hace apología del sometimiento y la estupidez más flagrantes.

¿Qué grupo de jóvenes hay que se resista a esta moda estéril? ¿Qué local hay en Toledo donde no se escuche la misma basura?

Publicado en Música, Reflexiones y escritos | Deja un comentario

Pasar de puntillas

– Que no, que no es eso lo que tienes que hacer. Que no se trata de saber un poco de mucho, sino mucho de un poco.

– Pero eso no te permite profundizar, no te permite situar los argumentos concretos en un contexto amplio y bien fundamentado.

– ¡Déjate de tontunas, y hazme caso! Si no haces lo que te digo, te vas a enterar más adelante.

Vaya si me he enterado.

Publicado en investigación | 4 comentarios

Picaresca bipolar

Somos un país de jetas y espabilaos, por alguna razón histórica (supongo; véase Rinconete y Cortadillo, Lazarillo de Tormes, Guzmán de Alfarache, El Buscón, etc.). Por mi parte, en cada iniciativa que he tratado de poner en marcha en la vida, me he encontrado inmediatamente con trabas, muchas veces insuperables para mí, debidas a nuestro consustancial comportamiento de engaño y abuso.

Como ese patrón de conducta es general y nos afecta a todos, para no convertirnos en desadaptados no nos queda más remedio que acostumbrarnos a él y desarrollar conductas socialmente adaptativas de tipo defensivo, que, si uno no está alerta, pronto se transforman en proactivas. Es la pescadilla que se muerde la cola.

En este contexto, a lo mejor hasta tienen razón quienes defienden la jerarquización inherente a la monarquía o el autoritarismo inherente a la dictadura de corte fascista, posturas que tanto están floreciendo estos días en España. ¿Se puede vivir en un contexto de fraude vital tan profundamente arraigado sin que haya detrás un palo que sacuda al que se excede demasiado, por más que quede disculpado que el que lleva el palo, simbólico o real, defraude lo que le venga en gana? ¿Realmente estamos preparados, como sociedad, para asumir un modelo de organización social diferente del de esta monarquía pseudorrepresentativa y chusquera que padecemos? ¿O antes deberíamos sufrir una reconversión social amplia, que condujese a un respeto por todas las formas de ganarse la vida a partir de un entramado social modernizado, pero modernizado sobre las pautas de la sostenibilidad, bien definidas en la Agenda 2030 (https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/development-agenda/)?

No afirmo nada; me pregunto en voz alta, asistiendo como estoy al delirio en que se ha convertido nuestra realidad sociopolítica actual. Cada vez hay más gente que pide una república, pero, ¿somos mínimamente honestos para poder mantener en el tiempo un modelo como el republicano, y ya de otros ni hablo? ¿O nuestra inercia histórica nos condena a la mugre actual, o a otras peores?

De lo que no cabe duda es que, de seguir por el camino que vamos, el descontento y la frustración de amplios sectores sociales, tanto privilegiados como desfavorecidos, seguirá creciendo sobre la base de una pérdida gradual de confianza en el modelo de organización actual, lo que conduce directamente al crecimiento y fortalecimiento de los discursos reaccionarios y totalitarios, tanto de lo que se denomina derecha como de lo que se denomina extrema derecha. Que siguen aproximándose de manera muy alarmante, y que cada vez cuentan con más apoyo por parte de quienes no son capaces de concebir más vías de organización que la “democracia” bipartidista, tan vulnerable a la trapacería y la corrupción, o un modelo dictatorial (https://joseluisyela.wordpress.com/2020/10/16/no-se-ve-salida/). Es más, lo desprecian. De manera que, lo que está ocurriendo, es una bipolarización del tejido social, con el agravante del desdén manifiesto de los unos por los otros y viceversa.

Pícaros de todos los colores. Pícaros bipolares.

Publicado en Reflexiones y escritos, Sociedad, economía y política | Deja un comentario