¿Son útiles las mariposas?

Muchísima gente, al razonar, lo hace como si asumiera que somos máquinas. Y no, somos personas, dotados de percepciones subjetivas y sentimientos, que además son clave para nuestro desarrollo personal y para nuestra riqueza interior. Prescindir de todo lo que no es útil, en términos económicos o incluso ecológicos, es una de las mayores aberraciones de nuestro tiempo mecanicista y reduccionista.

Anuncios
Publicado en Reflexiones y escritos | Deja un comentario

Dogmas y saberes, retos y temores

Dice Emil Cioran, y con él miles de personas, que la tragedia del hombre es el conocimiento, aludiendo al Génesis. Me parece un error colosal. No hay vida fecunda sin tragedia. La alegoría del árbol del bien y del mal es tan dogmatizadora como la mayor parte de los textos bíblicos. Renunciar al conocimiento racional es renunciar a nuestra esencia humana, y es lo que han hecho siempre los espíritus medrosos. El verdadero valor estriba en asumirlo, ser consecuente con él y utilizarlo en nuestro propio bien y en el de toda la humanidad.

Es cierto que sufre más quien sabe, y que probablemente la mayor parte de la gente se suicidaría de lanzarse a la indagación intelectual. Pero eso ocurre precisamente con aquellos que no han adquirido la capacidad de canalizar el conocimiento racional. A eso, desgraciadamente, no se enseña en la escuela, y debería ser el objetivo número uno: desarrollar el sentido crítico y la inteligencia emocional.

La escuela sirve a otros intereses. Y así nos va.

Publicado en Educación, Sociedad | 2 comentarios

Otra oportunidad

Todo el mundo es merecedor de otra oportunidad. Todo el mundo, sin excepción. Pero solo cuando ha demostrado con su actitud que asume que podía haber estado equivocado, no antes. Con la excepción de las personas que han perdido la cabeza (por edad o enfermedad).

Publicado en Reflexiones y escritos | 2 comentarios

Independencia de criterio

En Toledo, una empresa francesa de parques temáticos quiere montar uno de ellos, en uno de los lugares ambientalmente menos idóneo. Sin consulta previa de ningún tipo, las autoridades locales y regionales están apoyando decididamente el proyecto, incluso a través de acciones administrativas cuando menos sospechosas de irregularidad. Los medios de difusión, como de costumbre, son meros voceros del mensaje de las autoridades, al que se han sumado directivos de algunas instituciones y algún otro personaje con evidentes ansias de protagonismo, con no se sabe qué intenciones. Los medios no se recatan en denominar “ilustres” a dichos directivos y personajes, y “gente de bien” a todos aquellos que respaldan la iniciativa. A quienes la criticamos, aunque tengamos todos los argumentos a favor (excepto aquellos que derivan de una visión miope, monetarista e insostenible de la realidad), nos denominan “radicales”, “cuatro indocumentados”, “agoreros” e “ingenuos”, según el día y el medio.

A eso se le llama independencia de criterio.

Publicado en Sociedad, economía y política, Sostenibilidad | 1 Comentario

Disquisiciones evolutivas simples

Cuando, en nuestra juventud, entendimos que la realidad no se podía explicar razonablemente bien si no reconocíamos que existe la evolución biológica darwiniana, muchos asumimos, sin darnos cuenta y en lo más profundo de nuestra mente, dos cuestiones clave, que nos llevan a lo que somos hoy: 1. que la evolución es unidireccional, y 2. que evolución social y evolución biológica son lo mismo y que la evolución social humana se puede explicar en términos adaptativos estrictos, biológicamente hablando.

Craso error, como algunos fuimos comprobando a lo largo del tiempo. La segunda asunción, muy generalizada, puede llevar fácilmente a la aberración mal llamada “darwinismo social”, supremacista y repugnante (aunque asumida por las derechas y piedra angular de los fascismos). La primera es ingenua: por decirlo de una forma sencilla, el ambiente cambia constantemente pero no en una dirección concreta, y los organismos se amoldan a dichos cambios para intentar maximizar su eficacia biológica, y lo que hoy resulta ventajoso mañana resulta desventajoso. Por otro lado, a pesar de que la evolución social humana no está promovida por cambios genéticos ni los requiere, porque deriva básicamente de nuestra concepción del mundo, sí que guarda paralelismos con la evolución biológica: los humanos nos regimos por unas normas de organización social que son también cambiantes. Por eso, nos confundimos radicalmente quienes creímos que solo cabía esperar mejoras sociales a lo largo de nuestra vida. Por el contrario, asistimos a una realidad general que hace temer por los modelos de organización de corte horizontal y socialista (hablando estrictamente, no usando la jerga de la confusión actual). ¿Cómo serán nuestros hijos? A veces me aterra pensarlo. Las personas de mi generación y de mi entorno geográfico hemos sido, en general, unos absolutos privilegiados.

Publicado en Evolución, Sociedad, economía y política | Deja un comentario

No quieren saber

Como continuación de mi entrada de ayer https://joseluisyela.wordpress.com/), lo realmente fascinante de nuestra inconsciencia ambiental, y aterrador por sus previsibles consecuencias, es la forma en que reacciona la inmensa mayor parte de los humanos ante la advertencia que les podamos hacer quienes trabajamos directamente en estas cuestiones: cerrando los ojos, tanto los de la cara como los de la mente. “Mira, no me alteres, prefiero vivir en mi mundo, si me tiene que afectar ya me afectará, yo soy una persona de ciudad, hay que vivir la vida con tranquilidad”. “Eso no va conmigo. Tú te complicas la vida”. “Tú eres un extremista, esto genera riqueza y puestos de trabajo”. El edificio se derrumba cada vez a mayor velocidad, pero ellos quieren seguir actuando como si no ocurriera nada.

No es solo que no sepan; es que no quieren saber.

Publicado en Sostenibilidad, conservación y extinción | Deja un comentario

Inconsciencia (ambiental)

Una modesta oruga de procesionaria come acículas de pino, pero no es consciente de los procesos que ocurren a su alrededor, desde las consecuencias que su actividad pueden acarrear para el pino hasta la estructura social de los grupos de aves insectívoras que merodean por los alrededores del árbol.

Los humanos no somos muy diferentes. Estoy sentado viendo un grupo de nosotros trajinando junto a unas parrillas. Actuamos en la naturaleza como si ésta fuese un ente estático o un recurso infinito, ignorando la maraña de interrelaciones ecológicas que ocurren alrededor y la existencia de la infinidad de especies, sobre todo pequeñas y microscópicas, que producen dicha maraña. Nuestro nivel de inconsciencia respecto del medio natural es inmenso y sorprendente, para una especie que ha logrado tal éxito adaptativo sobre todo a base de inteligencia.

Publicado en Sostenibilidad, conservación y extinción | 1 Comentario