Dejar la sabana

Hay quien se pregunta si fue un error hacerse sedentario y domesticador al principio del Neolítico. Hay quien va más lejos, y se plantea si no sería ya un error abandonar la sabana africana para adentrarse en las estepas euroasiáticas. O bajar del árbol. Tremenda cuestión…

¿”Abandonar la sabana” fue un “error” del que hay que lamentarse o un hecho contingente, en realidad, producto de una dinámica inevitable? Los procesos a través de los cuales se manifiesta la evolución del universo son variados, pero, por lo que parece, el proceso de fondo inexorable es la tendencia a la autoorganización progresiva y exponencial de la materia hacia estados de mayor complejidad, para expresarse en última instancia a través de bucles de complejidad máxima que acaban autodestruyéndose cuando se alcanza dicho umbral máximo, quizá a través del mecanismo que los físicos denominan criticidad autoorganizada. La extinción es inevitable, y el sufrimiento concomitante también. Así que, desde esta perspectiva, “dejar la sabana” (o abandonar el nomadismo, o… “morder la manzana”) era inevitable. Habría ocurrido, de una manera u otra. Y, quizá, la aparición de la consciencia también, como una condición de estados de organización de la materia que limitan ya con el punto de saturación previo a la desorganización súbita y catastrófica.

La cuestión, fascinante para mí, es si la consciencia, como propiedad de la materia hipercompleja, puede ser capaz de mantener el bucle de complejidad en un cierto estado de estabilidad prolongada o no. Si no, como toda evidencia parece indicar, dejar la sabana se me antoja totalmente inevitable, una vez situados en la circunstancia inmediatamente anterior.

Publicado en Evolución | Deja un comentario

Que alguien me lo explique

@Nostrianamus: “Pongo tele 5 y lo primero que veo es a María Claver y Eduardo Inda como periodistas expertos en la pandemia, pongo la sexta y María Claver y Eduardo Inda, pongo las autonómicas y María Claver y Eduardo Inda…”

************

Luego nos quejamos de la vomitiva opinión del ciudadano burricafre medio. Van a tener razón aquellos de mis amigos cuando dicen que “todo este fenómeno responde a una bien pensada, ejecutada y rentabilizada estrategia de contrainformación”.

O que alguien me lo explique, si no.

Publicado en Sociedad, economía y política | Deja un comentario

Vamos a ver si nos enteramos

Leído en Internet:

“El alucinógeno predilecto de los pueblos es la política. Maldita adicción que les arranca de sus cabales al momento de votar.”

“Los políticos son todos unos oportunistas.”

*************

No seáis necios, por favor; pensad un poco lo que estáis diciendo.

Política es el conjunto de acciones encaminadas a organizar lo común. ¿Es esto un alucinógeno? No. Lo es la política institucional en ciertos contextos. Descalificar la acción política en conjunto conduce al totalitarismo, como demuestra tozudamente la historia.

No; los políticos no son todos unos oportunistas. La generalización, como instrumento conceptual, es necesaria, ya que supone un ejercicio de síntesis insoslayable; pero la generalización burda es nefasta. Quienes son unos oportunistas son los políticos de carrera, aquellos que no tienen otro recorrido laboral que la política institucional. Porque acaban defendiendo ante todo su sustento, y para ello los intereses de su gremio particular (la casta, si) antes que los del colectivo. El político de vocación, léase Pepe Mujica, dista mucho de ser oportunista.

Vamos a ver si nos enteramos.

Publicado en Sociedad, economía y política | Deja un comentario

Ideas claras frente a la demagogia

Del muro de Facebook de José Luis Rubio:

“No puedo más, todo tiene un límite, no estoy dispuesto a seguir callado y tragando bilis.
Ya está bien de sembrar odio, ya está bien de tanta mentira y manipulación. Lo que algunas y algunos están haciendo estos días es profundamente mezquino e inhumano. Es indecente intentar sacar provecho del dolor y la muerte.
NADIE, repito, NADIE, se imaginaba la magnitud que iba a alcanzar esto. Ni los gobiernos occidentales, ni las organizaciones políticas, ni la mismísima Organización Mundial de la Salud, prestaron atención a lo que ocurría en China. El capitalismo veía con placer el desmoronamiento del gigante asiático, ganar la guerra comercial era lo más importante y las muertes nos pillaban lejos. ¿Alguien se planteó en aquel momento tomar medidas? NADIE. Tampoco nadie las tomó cuando el virus picó a la puerta de Europa. La falta de previsión y medidas también se globalizaron y el virus nos pilló con los deberes sin hacer. Nos equivocamos, claro que sí, hay que asumirlo. A toro pasado es fácil decir que sobraban todos los actos y eventos, políticos, sindicales, sociales, deportivos, etcétera, que hubo en el último mes, pero, de una manera u otra, todas y todos participamos en ellos. Es más, si alguien hubiera decidido cancelarlos hubiéramos puesto el grito en el cielo y lo habríamos acusado, como poco, de alarmista.
A este gobierno le está tocando lidiar con una situación caótica, con una situación que nadie querría gestionar porque no hay precedentes en la historia reciente que sirvan de guía de actuación, pero ahí están dando el do de pecho. Han puesto todos los recursos del estado a disposición del pueblo, están intentando salir de este infierno de la mejor manera posible, sin dejar a nadie en la estacada. Han salido de la burbuja en la que generalmente se cobijan las élites políticas y están luchando a nuestro lado. Podrá salir mejor o peor, pero no están regateando esfuerzos. Ayer, en la comparecencia de Pedro Sánchez, al igual que me ha ocurrido durante estos días con otras y otros miembros del gobierno, vi responsabilidad, vi sufrimiento, vi humanidad. Y, aún así, los llamáis asesinos.
¿Cómo podéis ser tan miserables? ¿Cómo podéis seguir escupiendo veneno? ¿Sabéis por qué se muere la gente? Porque faltan recursos, porque mientras votabais para llenar los balcones de banderas rojigualdas, dejabais los hospitales sin batas blancas. Ahora recogemos el fruto de las privatizaciones que sembrasteis. Lo público no os interesó defenderlo y ahora, hipócritas de mierda, aplaudís desde las ventanas.
¿Dónde están ahora vuestros ídolos? ¿Dónde están vuestros filántropos? Especulando y haciendo negocio con materiales de primera necesidad, ocultos tras el humo de vuestras hogueras de rencor y mentiras.
Ahora somos las y los “privilegiados”, las clases trabajadoras, las que estamos dando el callo, en los hospitales, en los supermercados, en los comercios, en los campos, en las carreteras. Este que aquí escribe salió del paro cuando se decretó el estado de alarma y lleva nueve días desinfectando vehículos ferroviarios. Jugándonos la salud, sin descanso, pero convencidas y convencidos de que hay que hacerlo, anteponiendo el bienestar colectivo al individual. No hacemos política, no distinguimos colores, ahora todos somos una. Vosotras y vosotros sois la excepción, bestias carroñeras que buscáis la vida en la muerte ajena. Lo que hacéis, además de repugnante, es delictivo y espero que paguéis por ello.
Yo no soy del PSOE, no me gusta ni el partido ni Pedro Sánchez, de hecho, si de mi hubiera dependido, mi organización, IU, nunca hubiera formado parte de un gobierno suyo, pero ahora, en este contexto, voy a luchar a su lado hasta la extenuación. Cuando lleguen tiempos mejores, cuando dejemos atrás esta pesadilla, volveremos a ser adversarios y ahí me tendrán, como una gota malaya, recordándoles que sin la sanidad pública y sin las clases trabajadoras nunca hubiéramos salido del atolladero. Y si no nos dan recursos, dignidad y reconocimiento, volverán a ser mis adversarios.
Hasta entonces, lo más lejos a su lado.”

Publicado en Sociedad, economía y política | Deja un comentario

Brutalidad filonazi

Países Bajos acusa a España e Italia: “Admiten a personas demasiado viejas con Covid-19 en las UCIs”

El jefe de epidemiología clínica del Centro Médico de la Universidad de Leiden señaló la “posición cultural” que en estos países tienen los ancianos.

(https://www.elespanol.com/mundo/europa/20200327/paises-bajos-espana-italia-admiten-covid-19-ucis/477952614_0.html)

************

La quintaesencia de la brutalidad acomodada: asimilar personas vulnerables con objetos. Como están mayores, ya son desechables. Cuando se es capaz de defender una idea así, es que se ha perdido completamente la condición que nos hace humanos.

************

En Facebook se suscita un diálogo interesante:

LPR: Y tendrán acólitos aplaudidores…

José Luis Yela: No hace falta más que echar un ojo alrededor para darse cuenta. Y van en aumento.

SRC: ¿Esto es en serio o es un fake? Alucinado me quedo, ojiplático. ¿Qué mierda de mentalidad tiene esta gente? Y yo pensando que valorabamos poco el conocimiento y sabiduría de nuestros mayores y la aportación activa que podrían dar a la sociedad si se les tuviera en cuenta.

José Luis Yela: Bueno, ya has visto cuál ha sido la respuesta de Alemania y Holanda a las demandas de ayuda de España e Italia (https://elpais.com/economia/2020-03-26/el-plan-de-reactivacion-enfrenta-a-la-ue-en-su-mayor-crisis-sanitaria.html). Ciertamente, se nos pueden poner condiciones; pero rechazar la propuesta entra dentro de la misma línea de actuación que la que defiende ese mostrenco de jefecillo sanitario holandés, y en definitiva de las medidas “austericidas” de hace unos años.

JLAB: Cuando les toque a ellos ¿pondrán a funcionar los hornos crematorios para desembarazarse de los de 80 para arriba?

José Luis Yela: Ellos tienen recursos. Tienen sus clínicas privadas, para cuando ya no les interesa usar los servicios públicos. Y lo reconocen; se manifiestan con un descaro absoluto e insultante.

PC: Es su cultura y yo que he vivido allí lo sé bien. No es ninguna anomalía que se comporten así en esta crisis. Europa en realidad es una ficción que nos hemos montado y que está resultando muy beneficiosa a algunos países, entre ellos éstos y los alemanes. De la última crisis salieron ambos muy bien parados y ahora pagamos parcialmente nosotros las consecuencias por haber esquilmado recursos sanitarios. Dicho ésto, pretenden lo mismo: aprovechar este nuevo descalabro para endeudarnos todavía más. Es brutal la piratería posmoderna. Hay cierto esencialismo pirata en aquellos bárbaros del norte. Bendito Mare Nostrum. Cuánto sufrimiento y seguimos siendo gente amable y compasiva.

José Luis Yela: Totalmente. Yo me he educado entre alemanes, y sigo en contacto con aquella cultura. Hay un poso de supremacismo en esa dinámica. Que no deja de tener interés sociológico y biológico. ¿Cuál es la base adaptativa subyacente a estas manifestaciones supremacistas de orden social, que se dan en multitud de ámbitos culturales y geográficos? ¿Qué nos puede enseñar a todos entenderla?

 

Publicado en Sociedad, economía y política | Deja un comentario

Geoeinos (47)

20200320_134556
¿Qué es lo que hace que estuvieras y ya no estés? En mi mano descansan algunos de tus restos minerales, pero el organismo que respondía a mis llegadas por las mañanas hace tiempo que desapareció. ¿Qué significa que estuvieras? ¿Qué significa que ya no estés? Quizá preguntarse no lleva a ninguna parte, puesto que los procesos cognitivos puede que no sean más que simplemente adaptativos en el contexto de la vida. Pero ¿y al margen de ésta…?

“Ser o no ser, esa es la pregunta.
¿Cuál es más digna acción del ánimo,
sufrir los tiros penetrantes de la fortuna injusta,
u oponer los brazos a este torrente de calamidades,
y darlas fin con atrevida resistencia?
Morir es dormir. ¿Nada más?
¿Y por un sueño, diremos,
las aflicciones se acabaron y los dolores sin número,
patrimonio de nuestra débil naturaleza?

Este es un término que deberíamos solicitar con ansia.
Morir es dormir… y tal vez soñar.
Sí, y ved aquí el grande obstáculo,
porque el considerar que sueños
podrán ocurrir en el silencio del sepulcro,
cuando hayamos abandonado este despojo mortal,
es razón harto poderosa para detenernos.

Esta es la consideración
que hace nuestra infelicidad tan larga.
¿Quién, si esto no fuese,
aguantaría la lentitud de los tribunales,
la insolencia de los empleados,
las tropelías que recibe pacífico
el mérito de los hombres más indignos,
las angustias de un mal pagado amor,
las injurias y quebrantos de la edad,
la violencia de los tiranos,
el desprecio de los soberbios?

Cuando el que esto sufre,
pudiera procurar su quietud con solo un puñal,
¿quién podría tolerar tanta opresión, sudando,
gimiendo bajo el peso de una vida molesta
si no fuese que el temor de que existe
alguna cosa más allá de la muerte
(aquel país desconocido
de cuyos límites ningún caminante torna)
nos embaraza en dudas y nos hace sufrir
los males que nos cercan?”

(Soliloquio. Acto tercero, escena primera de Hamlet. William Shakespeare)

26-3-2020

Publicado en Geoeinos | Deja un comentario

¿Y ahora qué?

El espeluznante vídeo al que se refiere hoy Carles Francino (https://youtu.be/xo-VPLzlVwA) contiene algún argumento ingenuo en boca de Félix Rodríguez de la Fuente, particularmente el que se refiere a los filósofos, porque ha pasado ya mucho tiempo desde que fue grabado. Pero es para echarse a temblar.

¿Desde cuándo estamos así? En 1992, Ehrlich y Wilson (grandes entre los grandes científicos) escribieron en Science: “Si pretendemos que exista alguna oportunidad para frenar la pérdida de biodiversidad se tiene que pasar a la acción inmediatamente. La estrategia indispensable para salvar a las criaturas vivientes que nos acompañan, y en definitiva a nosotros mismos, es reducir la magnitud de las actividades humanas, como demuestra la evidencia de manera meridiana. La tarea conducente a satisfacer este objetivo constituirá un esfuerzo cooperativo mundial sin precedentes en la historia. Si la humanidad no puede moverse con determinación en tal sentido, todos los esfuerzos que se están llevando a cabo actualmente en relación con la conservación in situ no conducirán a nada, y el futuro de nuestros descendientes estará en peligro”.

Pero la humanidad no ha dado esos pasos, sino que ha seguido cavando su propia tumba (https://joseluisyela.wordpress.com/2019/06/04/crisis-ambiental/; https://theconversation.com/como-se-explica-la-inaccion-humana-ante-los-problemas-ambientales-118199). Y detrás de todas las catástrofes actuales, incluida la pandemia del coronavirus, “está la acción humana sobre la naturaleza” (https://elcultural.com/pedro-jordano-detras-de-esta-pandemia-esta-la-accion-humana-sobre-la-naturaleza).

Y ahora, ¿qué?

Publicado en Sostenibilidad, conservación y extinción | 2 comentarios