La docencia obsoleta

Del muro de Facebook de José Antonio Hódar Correa: “Oído ayer, en boca de un profesor, en la graduación de Bachillerato de mi hija: “Profesores formados en el siglo XX formamos a alumnos del siglo XXI en institutos que parecen fábricas del siglo XIX“. Como decía el inigualable Ramón Trecet, pausa valorativa.”

Me parece una frase tan acertada, y encaja tan perfectamente bien en mi propio discurso, que me la voy a copiar para un seminario sobre ciencia y docencia que quiero impartir el curso que viene a los alumnos de primero. Que vayan tomando consciencia de dónde están, y para qué, nada más entrar en la universidad.

Publicado en Educación, Universidad | Deja un comentario

Las especies reintroducidas y el caso del bisonte europeo

Ayer, viernes 30 de mayo, nos reunimos en el MAPAMA varios miembros del Comité Científico del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas, o CNEA, a requerimiento del Jefe de Servicio de Vida Silvestre de la Subdirección General de Vida Silvestre, Ricardo Gómez Calmaestra, con objeto de estudiar la situación que se crea al haber recibido dicho Servicio una petición de “reintroducción” del bisonte europeo, Bison bonasus, que algunos suponen que vivió en la península ibérica.

Esta situación coincide con la preparación, por parte del MAPAMA, de una lista de especies extinguidas en tiempos “históricos”, contemplada en el artículo 55 de la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad. En ella se están incluyendo todas aquellas especies que serán susceptibles de ser reintroducidas, concediéndose prioridad a las que puedan ejercer un papel favorable sobre el estado de conservación de especies o hábitat de interés comunitario. Hacía falta, pues, confirmar si es pertinente incluir o no al bisonte europeo.

Al acto fueron invitados algunos paleontólogos de prestigio, especializados en el reconocimiento de especies de ungulados fósiles, que han participado en un proyecto financiado por el MAPAMA cuyo objetivo era buscar fósiles de Bison bonasus en España.

De acuerdo con los resultados de dicho proyecto, solo se ha encontrado un resto de un metatarso que podría adscribirse a dicha especie, en un yacimiento de Gerona, muy cerca de los Pirineos. Todos los demás restos encontrados parece que pertenecen a la especie antecesora, Bison priscus, que podría haber habitado durante el Pleistoceno Medio al menos hasta el centro de nuestra península. Además, se comenta el artículo de Soubrier et al. (Soubrier, J., Gower, G., Chen, K., Richards, S. M., Llamas, B., Mitchell, K. J., … & Bollongino, R. (2016). Early cave art and ancient DNA record the origin of European bison. Nature Communications, 7), según el cual en Iberia podría haber vivido otra especie de Bison (que dichos autores denominan taxón X) y que podría haber dado lugar a Bison bonasus, al hibridarse con Bos primigenius. Sea como fuere, aunque Bison bonasus sea una especie amenazada en Europa, no tenemos pruebas fehacientes de que habitara Iberia en tiempos históricos (que en este contexto quiere decir recientes, a partir del Holoceno).

En esta situación, la suelta de bisontes europeos en la península ibérica no sería propiamente una reintroducción, sino la introducción de una especie foránea. Es más; de haber vivido en estas latitudes, posiblemente ahora encontraría dificultades en aclimatarse, porque los hábitat se han xerificado estacionalmente (“mediterraneizado”) mucho, y ésta es una especie vinculada al bioma del bosque planifolio. La opinión unánime de los presentes es la de sugerir que no se incluya en la lista de especies extintas, al menos mientras no se compruebe su presencia pasada con fósiles irrefutablemente atribuibles a ella.

************

En el mensaje de convocatoria al acto, se expresaba el deseo por parte de los organizadores de que acudiéramos los miembros del Comité por la relevancia del tema, y se mencionaba que asistirían también paleontólogos que trabajan con esta especie, así como ecólogos especialistas en ungulados. Puesto que soy entomólogo, pregunté expresamente al Jefe de Servicio sobre la pertinencia de acudir o no, y él me animó a hacerlo. Al llegar, sin embargo, algún miembro del Comité expresó con cara de asombro mal disimulado su extrañeza al verme, cosa que me disgustó, como es natural. Después, en la rueda de presentaciones, en la que cada cual mencionó su nombre, la institución donde trabaja y su perfil, ese mismo miembro se presentó como “experto en reintroducciones”. Fue el único que se manifestó en tales términos, afortunadamente; la mayor parte de los asistentes es gente cordial, llana y agradable.

Cosas de la vida.

Publicado en Sostenibilidad, conservación y extinción | Deja un comentario

Más sobre el pensamiento esotérico

“Cuando el Universo en su conjunto aspira a conocerse a sí mismo, a través del medio de la mente humana, ciertos aspectos de dicho Universo deben permanecer desconocidos. Con el despertar del conocimiento simbólico parece emerger una dicotomía en el Universo entre el conocedor y lo conocido, el pensador y lo pensado, el sujeto y el objeto; y la esencia de nuestra conciencia, como conocedora e investigadora del mundo exterior, elude a fin de cuentas su propia comprensión y permanece como lo desconocido, oculto e inalcanzable”. Ken Wilber.

La pregunta que yo me planteo es: ¿por qué deben permanecer desconocidos, como afirma todo buen esotérico? ¿Quién decide eso? ¿Qué necesidad hay de que sea así? ¿Cómo podemos ser tan arrogantes de afirmar algo así? ¿Qué prueba tangible hay de que nuestra conciencia eluda su propia comprensión, si el mismo hecho de estárnoslo preguntando ya supone una evidencia en contra?

Ken Wilber me ha parecido un fatuo encantador de serpientes desde que lo leí por primera vez. Tras un aparato impresionante de palabras altisonantes se encuentran muy pocos razonamientos o explicaciones fundamentados. Un tipo listo. Un vendemotos; se ha hecho de oro vendiendo libros pomposos y huecos en la era de la autoayuda, con su falsa aureola de académico.

Publicado en Reflexiones y escritos | Deja un comentario

Ambición

La ambición suele llevar a los hombres a ejecutar los menesteres más viles: por eso para trepar se adopta la misma postura que para arrastrarse.” Jonathan Swift.

Publicado en Frases y citas, Sociedad, economía y política | Deja un comentario

O no

Dicen que uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida.

O no. El mundo es infinito. Y la vida puede agotarse en los pequeños agujeros negros.

Publicado en Reflexiones y escritos | 3 comentarios

El “acercamiento” del río a los toledanos: más de lo mismo (o “fake news, fake world”)

El pasado viernes nos reunimos los integrantes del grupo de investigación del Tajo, varios de los cuales son también miembros de la Ponencia Técnica o Consejo del Pacto de la ciudad de Toledo por el Tajo. Entre nosotros estaba Martín Molina López, que aunque también forma parte de dicha Ponencia, como coordinador, al menos aparentemente hacía el papel de portavoz del Ayuntamiento. También se contaba entre nosotros José Ramón de la Cal, que aunque es profesor de la Facultad  de Arquitectura también hacía el papel de defensor de las posturas del Ayuntamiento, por razones que desconozco.

Se supone que nos reuníamos para debatir una serie de medidas que contribuirían a mejorar el estado del Tajo, y que se venía a pedirnos opinión. Pero a mi no me quedó muy claro que este fuese el objetivo. Más bien me pareció, y es que soy difícil de enredar, que lo que se pretendía era convencernos de las bondades de algunas medidas de corte exclusivamente utilitarista, que no conservacionista y ni siquiera sostenible, que se quieren implantar, de manera que el Ayuntamiento se pueda sentir justificado cuando el Ministerio o la Confederación Hidrográfica del Tajo se las acaben imponiendo. De hecho, todas las propuestas que ahora se pretende sacar adelante formaban parte de ese delirio megalomaníaco denominado “Take me to the river” (http://www.urbanity.es/2009/integracion-del-rio-tajo-en-toledo-burgos-garrido/), que bajo la consigna de acercar el río Tajo al ciudadano lo que pretendía era convertir la ribera toledana del río en un megaparque, de muy dudosa utilidad para acercar a nadie a un curso de agua que difiere poco de una cloaca a cielo abierto (véase crítica en https://joseluisyela.wordpress.com/2013/03/15/los-recursos-naturales-y-el-tajo-iii/), y sin otra función en realidad que contribuir a inflar nuestro ego colectivo ante lo que aparentemente es un éxito de nuestro dominio sobre el medio, traducido en su transformación nada más que para nuestro disfrute. Como si no fuese mucho más placentero, formativo y verdaderamente sostenible aprender a disfrutar del río y su entorno tal como estaría si dejásemos de deteriorarlo y manipularlo.

No pocas veces hemos leído que la Confederación Hidrográfica del Tajo pretendía resucitar dicho proyecto, y parece que estamos ante una de ellas. Puede que la definitiva.

La reunión, que duró tres horas, consistió en una exposición por parte de Martín Molina, comparativa y muy detalla, de aquellas propuestas que ahora quieren ponerse en práctica, y que atañen al paseo fluvial, a las laderas y su revegetación, a las pasarelas y a las edificaciones emblemáticas, y cuya justificación y presupuesto fueron comentados por Molina sin ahorrar pormenores (tanto, que el ritmo se convertía a veces en exasperante; pero cada cual es cada cual, y los asistentes guardamos el debido respeto). Bastantes de las propuestas originales de “Take me to the river” ya no se podrían llevar a cabo, se nos trata de explicar, porque en su día se presentaron numerosas alegaciones sobre la base de la ley 4/2013 de Patrimonio Cultural de Castilla-La Mancha, de manera que las propuestas aplicables que quedan son aquellas que no recibieron ningún tipo de sanción contraria. Por lo tanto, la opinión del Ayuntamiento, trasladada hasta nosotros por Martín Molina, es que dichas medidas son positivas y hay que aprovechar la ocasión para llevarlas a la práctica.

Este proceder es el habitual, aquel al que estamos acostumbrados, y que no extraña a casi nadie porque hemos nacido y vivimos en un entorno utilitarista, en el que uno de los ejes del pensamiento gira en torno a la idea de que hay que maximizar y rentabilizar el uso de los recursos, invocando además el socorrido argumento “democrático” de que todos tienen derecho a usarlos (tremenda falacia, en concreto del tipo “generalización interesada”), y limitando la idea de sostenibilidad a un contexto temporal muy reducido y cercano.

La enumeración de las propuestas fue interrumpida por breves comentarios de los asistentes ante la lentitud del ritmo de exposición. No puedo descartar que dicha lentitud respondiera a una táctica premeditada, con objeto de que apenas quedase tiempo de discutir las cuestiones importantes al final. De hecho, no se entró en ningún momento en el meollo de los asuntos, y los breves comentarios de algunos parecían más bien destinados a apoyar la idea de que hay que aprovechar la ocasión, en vez de a discutir críticamente pros y contras. Particularmente llamativa me resultó la defensa que se hizo de la permanencia (y en su caso reparación) de los azudes, que tantos problemas traen no ya para el libre movimiento de los organismos, sino en relación con el flujo y deposición de lodos.

De hecho, la idea que me quedó al final es que el recurso a los problemas que supone la aplicación de la ley 4/2013 no es sino un intento de justificar la voluntad evidente de que las obras sean aprobadas. Más bien creo que la causa de que el proyecto “Take me to the river” no se lleve a efecto tal como estaba previsto al principio es más de naturaleza económica. Los tiempos han cambiado, y la “crisis” ya no permite “vivir por encima de las posibilidades” (léase, ya no permite a los cargos públicos gastar los fondos de todos tan alegremente, ni por lo tanto llevarse comisiones tan abrumadoramente exageradas). Porque todas las propuestas originales podrían defenderse también ahora, convenientemente reelaboradas (o, si se quiere, camufladas). ¿No es eso lo que se hace constantemente, a todos los niveles? Con esto no quiero decir que algunas de las medidas no sean realmente aprovechables y convenientes, ojo; pero no se entró en una discusión de fondo.

En estas condiciones, ¿tiene sentido que acepte la propuesta que se me hizo de entrar a formar parte de la Ponencia técnica? Yo no voy a permitir que se intente justificar con mi apoyo tareas que me parecen inasumibles ambiental y económicamente. Y no me cabe duda de que se intentará presionarme, porque mi concepción del mundo dista mucho de las posiciones tecnólatras, utilitaristas y mercantilistas al uso, y abogo por una aplicación mucho más contundente de medidas sustanciales que conduzcan ante todo a la preservación del entorno natural. De hecho, ¿qué es lo que se hace cuando se quiere conservar un espacio natural? Se le aplica la consideración de alguna de las figuras de espacio protegido, de forma que se restringe mucho la posibilidad de usarlo o acceder a él como si no estuviese protegido. Justo lo contrario de lo que se pretende aquí. ¿Cuál es el objetivo final real de “acercar el río a los toledanos”? ¿Es que no pueden acercarse éstos al río ahora como lo hago yo mismo, y tanta otra gente, tan frecuentemente? ¿No sería mucho más razonable ponerse a trabajar para recuperar el caudal y el buen estado químico y biológico de las aguas? No. Somos especialistas en empezar a construir las casas por los tejados. Luego pasa lo que pasa, y nos vemos forzados a gastar cantidades enormes de recursos económicos en revertir situaciones que han conducido al desastre ambiental.

¿En qué cabeza medianamente bien amueblada cabe la defensa de la idea de la construcción de una pasarela que enlace la zona de la Casa del Diamantista con el Cerro del Bú? ¿Por qué, de paso, no se les pone ya a quienes fueran a hacer uso de ella un sofá, un cubata y una tele al otro lado? Ya puestos…

Y luego me critican por afirmar que la sociedad actual está acomodada… No tenemos remedio.

**********

Por cierto, acabo de ver que se ha publicado un artículo muy interesante, y cuya línea argumental de fondo es hasta cierto punto coincidente con lo que comento aquí: Chiaravalloti, R. M. (2017). Overfishing or Over Reacting? Management of Fisheries in the Pantanal Wetland, Brazil. Conservation and Society, 15(1), 111-122 ( http://www.conservationandsociety.org/article.asp?issn=0972-4923;year=2017;volume=15;issue=1;spage=111;epage=122;aulast=Chiaravalloti;type=0).

Fake news, fake world…

Publicado en Sostenibilidad, conservación y extinción | Deja un comentario

Casualidad

Lo que ocurre necesariamente, lo esperado, lo que se repite todos los días, es mudo. Solo la casualidad nos habla…
 
Milan Kundera, “La insoportable levedad del ser”.
Publicado en Frases y citas, Sociedad, economía y política | Deja un comentario