Desmanes

En un día particularmente intenso en cuanto a actividad de campaña electoral para la elecciones a rector de la UCLM, en el que uno de los candidatos ha expuesto un programa que, por primera vez, puede representar realmente un paso significativo hacia adelante, me he encontrado sin embargo con este texto, que pone el dedo en la (sangrante) llaga. Naturalmente, ahora no es momento de abordar ni este ni algunas otras graves situaciones que asolan a la universidad, sino de arrimar el hombro para contribuir a sacar adelante el proyecto prometedor; tiempo habrá. Pero habrá que hacerlo. Con determinación.

Por cierto, mi admirado y lúcido compañero Gregorio López Sanz no ha incluido ningún comentario sobre otra calamidad inmensa, probablemente por no hacer el texto demasiado largo: el nefasto Puy du Fou, una aberración de todo punto y desde cualquier perspectiva que se enfoque, al que cabría definir como «migajas para hoy, desolación para mañana». Que la UCLM haya dado soporte a tamaño delirio ha sido desolador. ¿Se intentará reparar el desmán?

********

La Universidad de Castilla-La Mancha y los negocios “sucios” de ciertas empresas: timos financieros, minería contaminante, cementerio nuclear y macrogranjas de porcino

Gregorio López Sanz

(https://gregoriolopezsanz.blogspot.com/2020/11/la-universidad-de-castilla-la-mancha-y.html)

“En apenas unos días se van a celebrar elecciones al Rectorado de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM). Mantengo buenas relaciones personales con los dos candidatos que concurren. Vaya por delante mi reconocimiento a la actividad de gestión de los asuntos comunitarios que han desarrollado tanto ellos como otros/as muchos/as compañeros/as en nuestra Universidad.

Dicho esto, quiero exponer públicamente mi contrariedad por la firma de ciertos convenios de colaboración entre la UCLM y determinadas empresas privadas que, lejos de aportar al bienestar general, sólo buscan mejorar su imagen corporativa para continuar aumentando sus beneficios privados a costa del deterioro ambiental y social de ciertos territorios castellano-manchegos. Ambos candidatos a Rector, por sus responsabilidades de gestión en nuestra Universidad desde hace al menos 8 años, han promovido dichos convenios. Es por ello por lo que les pido que reflexionen al respecto y, en su caso, que denuncien los convenios actualmente en vigor así como que no firmen otros de naturaleza similar en el futuro.

Uno de estos casos es el del Banco de Santander y su intrusión exclusiva en los campus universitarios de muchas universidades públicas españolas. Dicho banco ha establecido en los últimos años vínculos cada vez más estrechos con la UCLM a través de la firma de convenios generales y específicos de colaboración. Estos vínculos, de manera resumida, han consistido en que el mencionado banco pone la pasta y la UCLM le abre las puertas de par en par para el desembarco preferente de sus diferentes líneas de negocio dirigidas en la comunidad universitaria. (2011. “El timo de los fondos de pensiones privados. El caso de la Universidad de Castilla-La Mancha y el Banco de Santander”, ver aquí).

Dos macroproyectos de gravísimo impacto ambiental, fuertemente contestados por parte de la ciudadanía y de colectivos sociales de Castilla-La Mancha, y hoy afortunadamente aparcados gracias a las movilizaciones populares, también contaron con el apoyo explícito de la UCLM a través de sendos convenios de colaboración con las empresas promotoras en los años 2017 y 2013. Me refiero al proyecto de minería de tierras raras propuesto por la empresa Quantum Minería en el Campo de Montiel y al cementerio nuclear proyectado por la Empresa Nacional de Residuos Nucleares (ENRESA) en Villar de Cañas (Cuenca) (2017. “Las tierras raras, el cementerio nuclear y la Universidad de Castilla-La Mancha” ver aquí).

El último de estos atropellos se produjo el pasado 21 de octubre de 2020 cuando se firmó un convenio de colaboración entre la UCLM y la empresa cárnica Incarlopsa, por el que se crea la Cátedra Innovación Abierta Incarlopsa (ver aquí). Cito textualmente: “Desde INCARLOPSA, la propia finalidad de la colaboración se centra en la puesta en valor de las propiedades nutritivas y saludables de la carne fresca y el jamón curado y su asociación a la marca, así como la comunicación y transmisión hacia la sociedad de su dimensión de empresa responsable tanto en la dimensión ambiental referida a sus procesos de producción como su implicación e importancia socioeconómica en el contexto del panorama empresarial castellanomanchego”.

En los últimos años, con el apoyo y visto bueno del Gobierno de Castilla-La Mancha y algunos ayuntamientos, están proliferando en esta región proyectos de macrogranjas industriales de porcino, promovidas fundamentalmente por grandes grupos empresariales del sector cárnico, tales como el CEFUSA-Grupo Fuertes (El Pozo), Icpor-Soria (Incarlopsa) o Grupo Sanchiz. Las macrogranjas de porcino tienen un gran impacto ambiental y social tanto global como en el territorio donde se ubican: contaminación del aire, el suelo y el agua por purines, agravamiento del cambio climático por emisión de gases de efecto invernadero, muy escasa generación de empleo precario, mayores riesgos para la salud de las personas, externalidades negativas sobre otras actividades del entorno (ganadería extensiva, productos agroalimentarios de calidad, turismo,), etc. Este modelo de ganadería industrial intensiva es absolutamente insostenible ambientalmente, además de incompatible con el bienestar animal. Seguir profundizando en él supondrá la sentencia de muerte para comarcas que ya están fuertemente deprimidas, sumidas en una despoblación galopante.

Claro que las universidades públicas tienen que establecer lazos de colaboración con empresas, administraciones y colectivos sociales, faltaba más. No obstante, lo que es bueno para determinadas empresas, no siempre lo es también para el interés general de las gentes y el territorio que las acoge. Toca poner límites al poder del dinero.”

Acerca de Anarchanthropus crapuloideus

Calvo, feo, gordo y tontorrón. Este es mi perfil de acuerdo con quien más valor tiene para mí, mi adorado -y guasón- hijo Mateo. Podría añadir que soy una especie de anarcántropo crapuloideo. Pero buena gente, ¿eh?. Así que después de la presentación inicial, el resto así como más en serio: Lo mío son las cosas bien hechas, con gusto y paciencia. Me gusta el silencio, la calma. Me gusta cultivar la tierra, hacer la comida a la brasa, hacer pan, conservar las costumbres ancestrales. Me gustan las miradas firmes de las personas sin dobleces. Me gusta la esencia. Y la forma también, sí; pero sobre la esencia. Me gusta la soledad, compartida o no. Me aburren y me irritan la mediocridad rampante y la falsedad, la corrupción, la incapacidad y la indolencia que dominan nuestro día a día. Me enojan los “esclavos felices”. Soy raro, dicen. No encajo bien en los moldes convencionales. En muchas situaciones estoy a la contra. Si la inteligencia es la propiedad de adaptarse bien a cualquier circunstancia, no soy particularmente inteligente. Soy un intelectual inquieto, apasionado del mundo natural. Me fascina la vida. Y el color, los paisajes (¡el Alto Tajo!), el agua limpia, los animales silvestres (en especial los insectos, y sobre todo las mariposas), la montaña, el mar, las flores… Me hice biólogo, aunque padecí mucho durante la licenciatura; mi interés por el mundo natural me ha llevado a ser profesor universitario de Zoología y Conservación Biológica (también me entusiasma la docencia) y a fundar un grupo de investigación. Si no hubiera sido biólogo hubiera sido músico; me cautiva la música. U hortelano. O pintor. O... soñador de vencejos y hadas. No tengo estilos musicales preferidos, sino músicos preferidos: siempre se ha hecho buena música, y yo creo que ahora también (en contra de lo que opinan algunos críticos). Una relación de la música que más escucho se encuentra en http://www.last.fm/user/Troitio. Me entusiasman también la pintura y la literatura, tanto para disfrutar las creaciones ajenas como para crearlas yo mismo. Algunas frases ajenas que me han acompañado a lo largo de la vida: “Piensas demasiado para ser feliz” (dicha por la madre de la niña que más me gustó en mi adolescencia y primera juventud; yo no he estado de acuerdo en lo de que pensar “demasiado” te impida ser feliz, y de hecho me considero un privilegiado respecto a la felicidad). “Deja ya las mariposas, que no te van a dar de comer” (dicha por mi abuela paterna, que no entendía bien mi afición precoz, y que a la postre también se ha demostrado que era errónea, porque desde luego que me han dado de comer, a pesar de dedicarme a ellas y de hacerlo a contracorriente de las modas productivistas dominantes). "¿Cómo una persona que es en sí por completo un método, puede comprender mi anarquía natural?" (Richard Wagner). "Sólo aquel que lleva un caos dentro de sí puede alumbrar una estrella danzarina" (Friedrich W. Nietzsche). "Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar. Necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte." (José Saramago). "El ruido de las carcajadas pasa. La fuerza de los razonamientos queda." (Concepción Arenal). "Estamos aquí para desaprender las enseñanzas de la iglesia, el estado y nuestro sistema educativo. Estamos aquí para tomar cerveza. Estamos aquí para matar la guerra. Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida que la muerte tiemble al recibirnos". (Charles Bukowski. ¿O ésta es de Homer Simpson?).
Esta entrada fue publicada en Universidad. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.