Rufianes

Lo que hacen los que tienen el poder, y luego disfrazan de “democracia”.

Uno. BSCH.

Alberto Garzón Espinosa: “Tenía ganas de explicar esto con detalle: el Banco Santander es una de las entidades que mejor representa cómo funciona realmente el sistema político español. Un tipo de clientelismo en el que participan jueces, políticos y empresarios.

Hoy hemos conocido que la vicepresidenta del Gobierno con el PSOE, Fernández de la Vega, llamó a un dirigente del Banco Santander para que su presidente, Emilio Botín, estuviera tranquilo respecto a un juicio que tenía pendiente. Escandaloso, pero ¿sabéis de qué juicio hablamos? Empecemos:

Entre 1987 y 1991, el Banco Santander comercializó unos productos financieros -cesiones de crédito- para evitar el pago de 2.600 millones de euros en impuestos. El Banco vendía dichos productos a los clientes y movía el dinero negro usando testaferros y otras trampas. Ese mismo año, y tras una querella del empresario especulador Ruiz-Mateos, el juez entró con policías en la sede del Santander y descubrió todo el entramado. Había implicados hasta políticos del PP. Por ejemplo, el entonces diputado Luis Fernando Cartagena dimitió 6 años después.

El juez que admitió la querella en 1992 fue Miguel Moreiras, encargado en la Audiencia Nacional de los delitos económicos. El juez consideró que había claros indicios de criminalidad en las acciones del presidente del Banco Santander, Emilio Botín, y le llamó a declarar. El juez Moreiras cesó en 1996 tras haber revelado en la prensa una parte del secreto de sumario del caso de Mario Conde, que había sido presidente de Banesto. Fue sustituido por la jueza Teresa Palacios. Pero aquel cambio no iba a resultar tan importante como otros después. La nueva jueza prosiguió el caso y en 1998 a petición del fiscal Jesús Santos llamó a declarar a la ejecutiva entera del Banco Santander. Entre los citados estaba Ana Patricia Botín, hija del presidente y actual presidenta del Banco.

Por una “extraña” circunstancia, el criterio de la fiscalía fue modificado en 1998 a instancias del ministerio de Economía de Rodrigo Rato y se pasó a defender al Santander. El fiscal Jesús Santos fue sustituido por Eduardo Fungariño, quien retiró la acusación contra Botín.

Para que nos entendamos: la fiscalía -que nos representa a todos- estaba diciendo que no le importaba que el Estado -que somos todos- hubiera perdido 2.600 millones de euros… Además, la Abogacía del Estado también cambió el criterio y pidió no celebrar el juicio. En 2004, y pese al criterio de la Fiscalía y la Abogacía del Estado, claramente presionadas desde el Gobierno, se abrió el juicio oral en el que se juzgaría a Emilio Botín y otros directivos del Banco Santander. ¿Se referiría Teresa Fernández de la Vega a este juicio oral? Recordemos que las palabras de la entonces vicepresidenta del Gobierno del PSOE son de 2005 y allí anuncian una intervención del Gobierno para salvar a Emilio Botín. El cambio de rol de la fiscalía y de la Abogacía del Estado no había sido suficiente.

¿Qué podrían hacer ahora? Lo que sucedió fue que en diciembre de 2006 la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, dirigida por el juez Gómez Bermúdez (quedaos con este nombre) declaró el sobreseimiento del caso, de tal forma que Emilio Botín estaba salvado.

Pero, ¿cómo fue esto posible? El Tribunal Supremo confirmó la tesis del juez Gómez Bermúdez, aceptando así la llamada «Doctrina Botín» que permitía a los acusados librarse del juicio en caso de que la fiscalía y la abogacía del Estado no acusaran estableciendo que la acusación popular no era suficiente.

La Doctrina Botín fue una estratagema para no juzgar al presidente del Banco Santander. Fue una interpretación tan escandalosa que desde entonces nunca más se ha usado. De hecho, hubo cinco votos particulares, y es altamente recomendable leer sobre ellos: https://diario16.com/la-doctrina-botin-la-muestra-la-prote…/

Pero seguimos. La pregunta es: ¿influyó el Gobierno del PSOE en 2006 para que se aprobara esa «Doctrina Botín»? Hay dos actores importantes que aseguran que así fue. En primer lugar, Fernández de la Vega en la conversación hoy difundida. En segundo lugar, Rodrigo Rato.

Efectivamente, el que fuera ministro del PP fue juzgado en 2008 ante la sospecha de haber hecho favores políticos al Banco Santander en la compra de varias empresas de la familia Rato. Su defensa consistió en decir que los favores venían de antes. En concreto, Rato se defendió diciendo que Fernández de la Vega dio instrucciones en abril de 1996 para que la Abogacía del Estado y la Fiscalía retiraran sus acusaciones contra Emilio Botín, que como recordamos estaba siendo investigado por fraude fiscal de 2.400 millones de euros.

En 2010, la querella contra Rato fue archivada y respiraron tranquilos junto a él tanto su hermano, Ramón Rato, como Emilio Botín, el hermano de éste, Jaime Botín, y el entonces jefe del Santander Alfredo Sáenz. Pero no perdamos de vista estos nombres.

Alfredo Sáenz libró de aquella, pero tenía otra pendiente. En 2009 fue condenado a 6 meses de cárcel por delitos cometidos siendo presidente de Banesto. En 2011 el Tribunal Supremo rebajó la pena a tres meses e implicaba no poder ejercer más de banquero… pero siguió.

¿Qué pasó? Pasó que el 25 de noviembre de 2011 el Gobierno del PSOE, ya en funciones tras las elecciones generales de ese año, decidió darle un generoso y anticipado regalo de navidad al banquero Alfredo Sáenz: le indultó. Quedaba libre.

En 2013 el Tribunal Supremo anuló el indulto del Gobierno del PSOE, pero Emilio Botín se negó a cesar a su amigo Alfredo Sáenz. Finalmente éste se marchó dimitiendo y se llevó un pequeño honorario de 88 millones de euros.

Otro de los que se libró en el juicio a Rato fue Jaime Botín, hermano del presidente del Santander. En 2017 le imputaron un delito de fraude fiscal a Hacienda por defraudar un millón de euros a Hacienda. Y aun tiene una causa pendiente por intentar vender ilegalmente un Picasso…

¿Sabéis quién es uno de los abogados de Jaime Botín en ese juicio pendiente? Se trata de Gómez Bermúdez, el mismo juez que creó la «Doctrina Botín» y que en un ejercicio de puertas giratorias ahora trabaja para un bufete de abogados y tiene como cliente a la propia familia Botín.

Pero el Santander ha tenido bastantes más procesos judiciales con final feliz (para la familia Botín, claro). Uno de los más conocidos fue la querella de un accionista contra Emilio Botín, Jaime Botín, Alfredo Saénz y Ana Patricia Botín. Fue archivado por el juez Baltasar Garzón. En principio no sería sospechoso, pero luego resultó que aquel archivo de la causa coincidió con que Baltasar Garzón, ahora dirigente del partido político Actúa, pidió a Emilio Botín que le financiara unos cursos en Nueva York. Botín le dio 300.000 dólares entre 2005 y 2006.

El poder del Banco Santander es enorme, a veces demostrado con gestos más que simbólicos. Por ejemplo, para la compra del Banco Popular, el ministro de Economía del PP, Luís de Guindos, tuvo que desplazarse a EEUU para pedirle a Ana Patricia Botín algo de “ayuda”, y pedir un favor a un banquero nunca es gratis. Aquella operación, que los ministros dijeron que no costaría nada, sirvió para que el Santander pidiera nada más y nada menos que 1.000 millones de euros a Hacienda. Es decir, a nosotros.

Mientras tanto, el Santander ha ido comprando diferentes espacios de la vida pública. Todo el mundo sabe que la Liga de Fútbol se llama Liga Santander, pero menos conocen que desde 2006 el Santander ha penetrado en las universidades incluso condicionando los planes de estudio.

La influencia del Santander -y otros bancos- va más allá de lo cuantitativo. En verano de 2011 íbamos a publicar conjuntamente un libro titulado “Hay Alternativa”” que escribimos Juan Torres López, Vicenç Navarro y yo mismo con prólogo de Noam Chomsky. La editorial, perteneciente al grupo PRISA, lo tenía todo preparado para mandar a imprenta y distribuir, pero en el último momento llegó una llamada desde arriba: o quitábamos del libro una mención sobre la historia de Botín o no había libro. Tuvimos que buscar otra editorial.

¿Qué fue de Teresa Fernández de la Vega? Fue premiada y ahora mismo es presidenta del Consejo de Estado. Cobra unos 80.000 euros al año por unas funciones que parecen más un premio que una responsabilidad. Hoy desde Izquierda Unida hemos pedido su dimisión inmediata.

En definitiva, este ejemplo demuestra que bajo el capitalismo lo que se eleva es la dictadura del dinero y que ésta se impone habitualmente por encima de la democracia. Son muchos los que se ponen bajo el sol que mejor calienta, pero la factura la paga siempre la clase trabajadora.”

***********

Dos. BBVA.

BBVA compró a Villarejo conversaciones de Moncloa entre De la Vega y Sebastián

(https://www.elconfidencial.com/amp/espana/2019-01-11/operacion-trampa-bbva-compro-villarejo-conversaciones-de-la-vega-sebastian_1751450/)

El comisario Villarejo proporcionó al BBVA de Francisco González, en plenas maniobras del PSOE y Sacyr para tomar el control del banco, el contenido de supuestas conversaciones telefónicas en las que participaron el entonces jefe de la Oficina Económica de Moncloa, Miguel Sebastián, y la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. Según consta en la documentación a que ha tenido acceso El Confidencial en una investigación conjunta con ‘Moncloa.com’, el presunto cerebro de la operación Tándem habría logrado acceder presuntamente al contenido de parte de las 15.000 conversaciones teléfonicas que llegó a controlar entre noviembre de 2004 y febrero de 2005 por encargo de la segunda entidad financiera de España.

Entre los presuntos pinchazos, destaca una conversación que aparece en un informe proporcionado por Villarejo a BBVA con fecha del 4 de febrero de 2005, en plena ofensiva del PSOE y Sacyr para entrar en el consejo del banco y desplazar a González de la presidencia. El documento transcribe una presunta llamada a tres bandas. Por un lado, uno de los interlocutores sería Ignacio Rupérez, que en ese momento era jefe del servicio de estudios del Banco Santander. El grupo de fieles a González y el agente encubierto consideraban que estaba implicado en el asalto a la entidad y que hacía de enlace entre Emilio Botín y los rostros más visibles de la maniobra, sobre todo, el entonces presidente de Sacyr, Luis del Rivero, y el industrial Juan Abelló.

Rupérez contactó el 18 de enero de 2005 a las 17:32 con un teléfono de Presidencia del Gobierno. Según los informes confeccionados por Villarejo, al otro lado del teléfono estaba Sebastián, que entonces tenía su despacho en esas instalaciones. A lo largo de cuatro páginas y bajo el encabezamiento de ‘Trampa’, el nombre de la operación defensiva de BBVA, el comisario transcribió las palabras que teóricamente se cruzaron ambos interlocutores. El diálogo se produjo en una fecha clave. Ese mismo día se presentó ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) una denuncia contra González por presuntas irregularidades en la venta de su sociedad de bolsa, FG Valores, a Merrill Lynch en 1996.

El entonces presidente de BBVA sospechaba que Rupérez y Sebastián también estaban detrás de la denuncia para forzarle a salir del banco. Esos temores eran acertados, según el informe de Villarejo. “Perdona, que antes no podía atenderte…”, comenzó disculpándose supuestamente Sebastián con Rupérez. “He comentado con el jefe y anda en otros temas…”, respondió Rupérez. El jefe al que se refería no era otro que Botín. “Si esto no le parece importante… no sé…”, reaccionó Sebastián. Rupérez expresó luego su convencimiento en que la denuncia ante la CNMV provocaría la dimisión de González: “Con esto, el mercado le echa sin hacer más… Aunque Matías, cuando se lo conté… me dijo que no esta claro lo que va a hacer Manolo con la patata”. Matías era Matías Cortés, abogado entonces de Prisa e implicado en la operación, y Manolo no era otro que Manuel Conthe, presidente en ese momento de la CNMV, el organismo que debía pronunciarse sobre la legalidad de la venta de FG Valores.

En un momento de esa conversación, según el informe, Sebastián interrumpió a Rupérez para decirle que le iba a pasar el teléfono a otra persona. “María Teresa quiere comentarte algo… (inaudible)… luego seguimos”. Era María Teresa Fernández de la Vega. “Cómo estás, Ignacio… (inaudible)… y me cuenta Miguel [Sebastián] que Emilio está preocupado por su tema… [la Audiencia había abierto juicio oral contra Botín por el asunto de las cesiones de crédito]”. “Transmítele que ya está hablado y no habrá problemas… (inaudible)… aunque ya sabes cómo son en ese ministerio”, dijo De la Vega, según el informe de escuchas entregado a BBVA. “Pero ahora hay que decidirse por el… (inaudible)… González… esto ya parece de chiste…”. “Vicepresidenta, me tranquilizan tus palabras y ahora mismo se las transmito al jefe, y del otro tema ya sabe Miguel que podéis seguir contando con nosotros…”, contestó supuestamente Rupérez.

Ese tema era la ofensiva para conseguir dominar el consejo de BBVA. De la Vega calmó aún más al teórico representante de Botín: “Te dejo con Miguel y tranquiliza a todos… (inaudible)… y tenéis el apoyo del presidente [José Luis Rodríguez Zapatero]… que ya… Miguel…”. Sebastián cogió el teléfono y retomó la conversación con Rupérez. Segundos después, habría soltado una frase lapidaria: “Estamos todos muy nerviosos y el que tiene que estar preocupado es el calvo…”, en clara referencia a González.

Villarejo entregó aún más informes de conversaciones supuestamente interceptadas en el marco de la llamada operación Trampa, que como reveló este diario habría sido financiada por el BBVA con el pago de al menos 517.600 euros a la agencia de investigación del comisario, Club Exclusivo de Negocios y Transacciones (Cenyt). No solo controló llamadas de Moncloa. Entre los casi 4.000 teléfonos distintos, tanto fijos como móviles, que rastreó durante los tres meses que se prolongaron sus indagaciones, y que quedaron almacenados en archivos de Excel en poder de El Confidencial, hay números del Congreso de los Diputados, del Ministerio de Asuntos Exteriores y del Ministerio de Economía, así como de la sede central del PSOE en la calle de Ferraz.

El comisario también habría accedido supuestamente al contenido de varias conversaciones entre José Pérez, antiguo director de estudios de BBVA y directivo en ese momento de la agencia de valores Intermoney, y el periodista y directivo de la agencia de comunicación GBA Ángel Boixadó, tras ubicarlos en el Grupo Hostil que supuestamente se había alineado con el Gobierno, Del Rivero y Abelló para derrocar a González.

Este diario y ‘Moncloa.com’ han contactado con varios de los protagonistas de estas conversaciones. Todos ellos han reconocido haber hablado con las personas y en las mismas fechas que reflejan los informes de Villarejo, aunque por el tiempo trascurrido no han sido capaces de recordar esas palabras o reconocerse en los diálogos.

La información habría permitido a BBVA anticipar los movimientos de sus rivales. Este jueves, tras dos días de informaciones sobre la operación Trampa, el banco emitió por fin una reacción sobre el escándalo. “En relación con las informaciones publicadas sobre el Grupo Cenyt, que de ser ciertas revestirían una indudable gravedad, BBVA manifiesta que en junio de 2018 inició una investigación sobre la contratación y los servicios prestados por dicha empresa. Además, solicitó a un despacho externo de abogados una revisión independiente de los hechos y de la documentación disponible. Ambas actuaciones están en curso en la actualidad”, aseguró la entidad en un comunicado. “Si en las investigaciones se acreditara la existencia de irregularidades, BBVA tomará las medidas internas que procedan y llevará a cabo las acciones judiciales pertinentes, y, como siempre, colaborará con la Justicia”.

***********

Tal para cual. Esto, naturalmente, es solo un ejemplo anecdótico. Todos los días salen a relucir varios. Y el ciudadano sigue en Babia. Inaudito.

Anuncios

Acerca de Anarchanthropus crapuloideus

Calvo, feo, gordo y tontorrón. Este es mi perfil de acuerdo con quien más valor tiene para mí, mi adorado -y guasón- hijo Mateo. Podría añadir que soy una especie de anarcántropo crapuloideo. Pero buena gente, ¿eh?. Así que después de la presentación inicial, el resto así como más en serio: Lo mío son las cosas bien hechas, con gusto y paciencia. Me gusta el silencio, la calma. Me gusta cultivar la tierra, hacer la comida a la brasa, hacer pan, conservar las costumbres ancestrales. Me gustan las miradas firmes de las personas sin dobleces. Me gusta la esencia. Y la forma también, sí; pero sobre la esencia. Me gusta la soledad, compartida o no. Me aburren y me irritan la mediocridad rampante y la falsedad, la corrupción, la incapacidad y la indolencia que dominan nuestro día a día. Me enojan los “esclavos felices”. Soy raro, dicen. No encajo bien en los moldes convencionales. En muchas situaciones estoy a la contra. Si la inteligencia es la propiedad de adaptarse bien a cualquier circunstancia, no soy particularmente inteligente. Soy un intelectual inquieto, apasionado del mundo natural. Me fascina la vida. Y el color, los paisajes (¡el Alto Tajo!), el agua limpia, los animales silvestres (en especial los insectos, y sobre todo las mariposas), la montaña, el mar, las flores… Me hice biólogo, aunque padecí mucho durante la licenciatura; mi interés por el mundo natural me ha llevado a ser profesor universitario de Zoología y Conservación Biológica (también me entusiasma la docencia) y a fundar un grupo de investigación. Si no hubiera sido biólogo hubiera sido músico; me cautiva la música. U hortelano. O pintor. O... soñador de vencejos y hadas. No tengo estilos musicales preferidos, sino músicos preferidos: siempre se ha hecho buena música, y yo creo que ahora también (en contra de lo que opinan algunos críticos). Una relación de la música que más escucho se encuentra en http://www.last.fm/user/Troitio. Me entusiasman también la pintura y la literatura, tanto para disfrutar las creaciones ajenas como para crearlas yo mismo. Algunas frases ajenas que me han acompañado a lo largo de la vida: “Piensas demasiado para ser feliz” (dicha por la madre de la niña que más me gustó en mi adolescencia y primera juventud; yo no he estado de acuerdo en lo de que pensar “demasiado” te impida ser feliz, y de hecho me considero un privilegiado respecto a la felicidad). “Deja ya las mariposas, que no te van a dar de comer” (dicha por mi abuela paterna, que no entendía bien mi afición precoz, y que a la postre también se ha demostrado que era errónea, porque desde luego que me han dado de comer, a pesar de dedicarme a ellas y de hacerlo a contracorriente de las modas productivistas dominantes). "¿Cómo una persona que es en sí por completo un método, puede comprender mi anarquía natural?" (Richard Wagner). "Sólo aquel que lleva un caos dentro de sí puede alumbrar una estrella danzarina" (Friedrich W. Nietzsche). "Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar. Necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte." (José Saramago). "El ruido de las carcajadas pasa. La fuerza de los razonamientos queda." (Concepción Arenal). "Estamos aquí para desaprender las enseñanzas de la iglesia, el estado y nuestro sistema educativo. Estamos aquí para tomar cerveza. Estamos aquí para matar la guerra. Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida que la muerte tiemble al recibirnos". (Charles Bukowski. ¿O ésta es de Homer Simpson?).
Esta entrada fue publicada en Sociedad, economía y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s