Acceso al sistema español de Ciencia y Tecnología: hechos y desechos

Las universidades españolas están empezando a publicar ofertas de empleo temporal para investigadores jóvenes pero de trayectoria consolidada, llamados “contratos de acceso al sistema español de Ciencia y Tecnología”, al amparo de lo recogido en la Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación. Son contratos por un año, pero prorrogables a cinco. Habría que saludar la propuesta como extraordinaria; se trata de una reivindicación que, de una u otra forma, se viene manifestando desde hace décadas por los colectivos más desfavorecidos y más críticos con el sistema universitario español.

Sin embargo, estamos donde estamos: en nuestro querido y retrográdo terruño hispano, donde la dinámica que guía todo procedimiento social es la del gremialismo sectario y donde las cosas se hacen la mayor parte de las veces deprisa y corriendo y sin haber dejado sustanciadas cuestiones claves de base, no vaya a ser que le tachen a uno de contemplativo quienes han demostrado sobradamente que lo son pero no aceptan ningún tipo de crítica hacia ellos (estaría bueno).

En este sentido, la UCLM hizo pública una convocatoria que echó a andar el año pasado, y que, casualidad de casualidades y por efecto de diversas renuncias, llevó hasta el ICAM (instituto adjunto a la Facultad donde trabajo) a dos entomólogos excelentes, Carlo Polidori y David Sánchez, que se incorporaron más tarde (circunstancialmente, y por afinidad de línea de trabajo) a mi grupo de investigación. A veces, la suerte te sonríe de forma inesperada. Y hay que colaborar con ella. Como era de esperar, ciertos grupos de poder se quejaron, y vieron “manos negras” detrás de lo que suponían una operación para favorecerme (piensa el ladrón…). ¿Cómo se pueden desperdiciar así los fondos públicos y no se contratan investigadores de forma que puedan integrarse en dichos grupos de poder, que son los que lideran la ciencia mundial, y no en los de quienes no hemos demostrado nada (literal, escuchado por mi mismo)? Al aspirante alternativo a rector se lo dije bien claramente, delante de alguno de dichos mastodontes, en una reunión colectiva para publicitar su programa: para evitar demagogias y chismes, ruego que se publiquen con todo detalle requisitos de las convocatorias, baremos y puntuaciones de los aspirantes y agraciados. Su cara dejó totalmente diáfana su postura.

De la misma manera, este año ha sido abierta una convocatoria similar en la UMU (Murcia), pero con una condición particular: el personal que se contrate tiene que ser “personal investigador técnico” (PIT2), como consta en la convocatoria. De nuevo, y aquí con mucha mayor virulencia, los grupos de poder han saltado a la yugular del equipo rectoral. Con la agravante de que algo raro debe haber habido, es de imaginar, porque también se quejan muchos investigadores que funcionan al margen de dichos grupo de poder, aduciendo que la selección de los candidatos se ha efectuado con arreglo a criterios poco claros. Cualquiera sabe; solo el tiempo nos permitirá evaluar el hecho con ecuanimidad, al margen de chismorreos y juicios espurios.

Dejando a un lado los detalles, yo veo un problema de fondo grave en relación con los procesos de convocatoria y resolución de este tipo de contratos: ese que estoy nombrando, la enorme presión que ejercen los grupetes clientelares, consuetudinarios con la universidad española (y con la misma sociedad hispana). Además, veo dos problemas difícilmente salvables en relación con el mantenimiento de este tipo de convocatorias, que son que se ofertan sin dotación presupuestaria fija (es decir, no son contratos estructurales, que vayan a estar permanentemente asociados a la universidad correspondiente, sino temporales) y que no llevan asociada carga docente. Si a un investigador “altamente cualificado” no se le ofrece una mínima seguridad en su puesto de trabajo, sino todo lo contrario (a pesar de que el programa se denomine de “acceso al sistema español de Ciencia y Tecnología”), y si además no puede concursar en igualdad de condiciones en las oposiciones a profesor titular porque no está autorizado a impartir docencia reglada, ¿qué investigador ya curtido que no esté cercano a la desesperación va a aceptar un contrato de estos, y, caso de aceptarlo, no lo va a abandonar en cuanto encuentre algo mejor? ¿Por qué no se informa claramente en las convocatorias de que no se trata de plazas estructurales? ¿No habrían de trabajarse primero los equipos rectorales este particular, para evitar la zozobra en los investigadores que saben que no podrán acceder a plazas fijas, de profesor o de lo que sea? ¿No es, en cierto modo, engañarles, reclutándoles para que den durante unos años lo mejor de si mismos a la universidad y luego ésta ya verá cómo arregla el asunto, si es que lo arregla (si las consejerías de educación y ciencia correspondientes se avienen a consolidar las plazas, dotándolas de presupuesto fijo)?

*******

En este estado de cosas, y desatada la polémica en Murcia, el rector de la UMU, José Orihuela, sin duda un tipo cabal y decidido a dar pasos significativos hacia delante, ha escrito un artículo en el que describe con toda claridad los objetivos de la convocatoria (http://lector.kioskoymas.com/epaper/viewer.aspx?noredirect=true), aunque puede admitirse que deje sin contestar algunas otras cuestiones importantes. Rápidamente se ha producido la contrarréplica de los sectores más conservadores y de investigadores independientes (que, desde fuera, son difícilmente distinguibles en muchos casos) y, en torno a ella, un interesante debate en Facebook , que anexo en parte aquí.

*******

PFA: Hay otros puntos de vista [que el defendido por el rector de la UMU]. Para los que los quieran atender: http://www.laverdad.es/murcia/201612/30/cien-investigadores-denuncian-falta-20161230003017-v.html.

FP: Lo de las PIT2 ha sido un proceso muy obscuro, propio de otros tiempos y gentes criticados con razón. Si no se tiene nada que ocultar, no se entiende ese oscurantismo (a no ser que se haga intencionadamente para dejar margen a la manipulación). Me ilusioné con el resultado de las últimas elecciones a Rector. Mi decepción hoy, por tanto, es mayúscula. Cada vez que vuelvo por la Universidad de Murcia, mi casa en los últimos años, en la que he pasado los mejores años de mi vida, me da un bajón impresionante. No he solicitado esos contratos, no soy afectado, pero eso tampoco es tan importante. Creo que no hace falta enredarse en tanta retórica política. Está claro que cada uno hace de su capa un sayo cuando controla el poder. Los discursos y las buenas intenciones no cuadran con los hechos. Y así, señores, la Universidad en particular, y la sociedad en general, se va al garete, porque lo que vemos cada día en las noticias, en esencia, que no en escala, obviamente, es lo mismo. Lo dicho, terriblemente decepcionado.

PA: No sé si me domina la frustración o me dejo llevar por la derecha jacobina española, pero creo que nos mean en la cara y nos dicen que llueve. Que una iniciativa sea bien intencionada y que tenga unos objetivos loables no cambia el hecho de que se haya hecho mal. No cambia el hecho de que 100 de los 130 solicitantes no han sido evaluados cuantitativamente en base a un criterio sacado de la manga a posteriori que no estaba establecido en la convocatoria. Tampoco cambia el hecho de que no se hayan hecho públicos los criterios de evaluación utilizados. Y tampoco cambia el hecho de que uno de los evaluadores tenga al menos doce trabajos de investigación publicados conjuntamente con el supervisor de un candidato seleccionado, ni que otro de los evaluadores haya prologado el libro publicado recientemente por el supervisor de un candidato galardonado con la máxima puntuación. Supongo que es el ectoplasma que me manipula, pero que haya gente agazapada esperando utilizar cualquier fallo para criticar al equipo rectoral no cambia el hecho de que se hayan hecho mal las cosas. De hecho, tan mal que huele a tongazo. Dicho sea por alguien que, como FP, se ilusionó mucho con la elección del último rector.

PC: Gracias PA, por tu entrada en este plató. Bien escrito y aparentemente bien argumentado, en mi opinión. Pero faltan datos y hay sesgos e interpretaciones enjuciadoras con una información muy fragmentaria. Falta saber si los seleccionados tienen méritos y perfil curricular para alcanzar la selección, falta tener en consideración si los comisionados declararon o no conflicto de intereses. Porque si no lo hicieron, será por algo. He visto la lista publicada y dudo que no sepan hacer su trabajo y no dudo de su ética profesional. No tengo por qué hacerlo. Respecto a las comisiones, si la co-autoría, o la publicación de un prólogo sobre alguien, fueran criterios de exclusión, en este país no podrían apenas celebrarse oposiciones ni concursos. La Universidad española no es tan grande y en nuestra propia Universidad, desde las comisiones de contratación de ayudantes hasta las de catedrático, pasando por comisiones comisionadas de Consejo de Gobierno, tienen participantes que participan conjuntamente en publicaciones y otros resultados de la investigación que, hoy, es muy a menudo multidisciplinar, como bien sabrás. Lo del olfato, el olfato al que te refieres, es materia de percepción individual, como también sabes. Y de cultura. Y de constumbre. Y de prejuicio. Lo de las cosas están mal o bien, lo mismo. He escuchado muchas opiniones sobre este particular y aparte de las que cifras, hay otras muy contrapuestas, aunque no se manifiesten de forma tan reiterativa en todos los foros disponibles. Tal vez porque es Navidad y la cultura judeocristiana habla de paz, amor y descanso. Yo me alegro por los seleccionados, me alegro por los que vayan a serlo en próximas convocatorias. Por ellos, por sus familias y seres queridos. Y yo respeto a los miembros de la comisión, sus curricula los avalan. Y respeto el criterio y el modus operandi del equipo de gobierno de mi Universidad. Y mantengo mi opinión sociopolítica que por otro lado, no es nada original: cuando gana el despotismo real, unas migajas hacen un padrino. Cuando gana la gente currante, se le pide la luna. No he estado nunca en un cargo de este tipo pero sé que gobernar es jodido, amigo Pedro. Si un día lo pruebas, lo sabrás. E ingrato. La ilusión, por cierto, es algo que se genera de forma autogénica. Inténtalo. Yo lo practico a diario. Trato de no darle capacidad a ningún cargo político o académico para desilusionarme. Pero eso es otro asunto.

PA: Estimado PC, agradezco tus palabras y tus buenos deseos. De verdad. No tengo por qué dudar de que los seleccionados tienen méritos y perfil curricular para alcanzar la selección. Pero el problema reside en si los descartados tenían méritos y perfil curricular para alcanzar también la selección. Como no se han hecho públicos los criterios utilizados ni a los descartados se les ha proporcionado una puntuación, esta cuestión permanecerá en el misterio para siempre. Respecto a la comisión evaluadora, igualmente no tengo por qué dudar de su honestidad, pero si existen vínculos profesionales con algunos de los solicitantes, los protocolos de ética instan a que deben inhibirse. Es la única forma de evitar suspicacias. Congratularse por la fortuna de los seleccionados cobra más sentido cuando la selección ha sido justa y transparente, porque si no puede agriarse con la desdicha de los descartados. Como dices, gobernar no es fácil. Y no envidio semejante marrón. Pero gobernar es también saber escuchar y tener capacidad de rectificar. Especialmente cuando 40 personas presentan alegaciones al proceso, y cuando CCOO y la Comisión de Investigación instan a posponer la resolución definitiva y estudiar con calma qué ha pasado.

PC: Gracias PA. Los criterios fueron publicitados a priori en Consejo de Gobierno . Por lo que vi, hubo mucha aceptación y los conflictos solo han surgido después de la resolución provisional. Lo de la comisión de investigación lo ignoro porque no estaba allí pero la disensión fue por lo que parece de algunas personas, no todas carentes de conflicto a con solicitudes . Las alegaciones parece que eran casi todas iguales y CCOO no es la mesa de negociación. El asunto paso dos veces por Comisión de Investigación y una por Consejo de Gobierno amen del visto bueno en consejo de dirección, gerencia y asesoría jurídica. Desconozco si se ha dialogado lo suficiente y adecuado con las partes implicadas pero supongo que se hará. Si no se entienden las cosas, habrá que explicarlas mejor.

FP: Te puedo asegurar que el sentimiento es compartido por mucha gente que os apoyó con su voto (y hasta alguno dedicó grandes esfuerzos haciendo campaña a vuestro favor). He hablado con mucha gente estos días sobre el tema más allá de los afectados. Por qué será que todo el mundo lo ve igual excepto los que estáis vinculados al equipo rectoral? El emperador va desnudo. Os lo estamos diciendo, pero no hay interés en comprobarlo. Y ya digo, no busquéis enemigos políticos porque mucha de la gente que critica el proceso os apoyó. No hace falta tanta retórica antropológica, política y filosófica, es tan fácil como mostrar datos: aquí tenéis las puntuaciones de cada candidato y los criterios en base a los cuales se han otorgado esas puntuaciones. Pero eso no existe. Lo que existe es una caja negra a partir de la cual sale un numerito mágico: tú tienes un 100 y tú te quedas fuera porque no llegaste al mínimo. Blanco y en botella. Aunque en escala es diferente, es esencia es igual que lo que vemos todos los días: el Rector plagiador de la Rey Juan Carlos, las cajas de Ahorros, la Consejería x, el Gobierno y, etc., etc. Aquí nadie dimite, nadie rectifica, todo Dios huye hacia delante, porque si no, dejaría de ser Dios para pasar a se un pringado. Es el deporte nacional una vez que se alcanza el poder. Y así es como se socava la moral de la tropa y se llega a las situaciones en las que andamos inmersos hoy en día. Ver a gente con quien creías compartir ciertos valores, actuar en sentido contrario a los mismos (según el criterio de cada uno, claro) es más doloroso que comprobar los mismos atropellos por quienes ya sabes de sobra que van de ese palo. El daño es terrible. Y es que en estas tierras hace mucho que ciertos valores sólo residen en algunos individuos del pueblo llano, pues conforme a los criterios de nuestra sociedad actual, en la escala de poder tienden a promocionar personas que tengan anulados esos valores. El psicólogo murciano Pedro Jara lo explica muy bien en su libro “El mundo necesita terapia”.

PC: FP, yo te aseguro igualmente que de todo el mundo no hablas. Hay muchas opiniones a favor, tal vez no en tu contexto, que no tienen nada que ver con el equipo. La comparación que haces la respeto pero no la comparto; no la encuentro acertada. Pero es tu sentir y poco tengo que añadir. Del sentir general si podría comulgar y mucho. Creo que es una sobre generalización aplicarlo a este caso. Hay mucha distancia.

PFA: Hoy, en La Verdad, de Vicente Vicente. La imagen es de mala calidad pero creo que se puede leer: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10211707753679143&set=p.10211707753679143

José Luis Yela: ¿Esto es cierto?

PFA: Es un artículo de opinión de La Verdad de hoy

José Luis Yela: Como científicos, sabemos que una cosa es una opinión (modelo inductivo) y otra un hecho probado (modelo deductivo). Si no son hechos probados y solo son opiniones, hay que mantener la cautela.

PFA: Hemos pedido explicaciones con toda la cautela del mundo y aún las estamos esperando. Los científicos sólo pedimos conocer las reglas del juego al que dedicamos tanto tiempo e ilusiones. Si no tenemos garantizada la transparencia en estos procesos selectivos, no nos queda otra que, como dice el título del articulo, pasar del pesimismo al fatalismo. Aunque se nos quieran poner etiquetas ideologicas.

PC: Nada nuevo bajo el sol. Esto me reafirma en mi supuesto. Era previsible esta reacción por este firmante. Se busca hacer daño. Este tema es POLÍTICO. Yo me canso. El sitio adecuado para esto es un tribunal de justicia, no un medio de comunicación donde sembrar la duda y la desconfianza es muy sencillo. El que discrepe que discrepe y esta en su libre derecho de hacerlo. Yo no soy propagandista de nadie. Tengo una opinión y ya la he dado: muchos piden a gritos un tirano. De los de verdad.

AVFS: Perdón por la intromisión. Desde mi punto de vista el problema, PC, es que cada vez en mayor número las plazas universitarias terminan en los tribunales de justicia, en una prolongación perversa de selecciones un tanto cuestionables. Y esos procesos terminan dejando una mancha de sospecha que se extiende como una plaga al resto de selecciones. Y te lo dice alguien que, al margen de que no estemos en la misma onda ideológica, simpatiza y no duda que las buenas intenciones del equipo rectoral al haber convocado estas plazas, como tampoco duda de su honorabilidad en su gestión cotidiana. Pero a mí me da la impresión que no se hinca el diente en la turbidez de los proceso selectivos, y que, al amparo de baremos, baremos duros, aprobados democráticamente como bien has indicado, todavía hay margen para hacer “cosas raras” o como se dice en términos jurídicos “discrecionalidades técnicas”. En fin, que no dudo que haya interés político en hacer ruido con los contratiempos de este proceso selectivo, pero es que la impresión es que llueve sobre mojado. Y, como bien ha ocurrido a nivel nacional con la corrupción, en el ámbito universitario, o más bien en el de los outsiders universitarios, entre los que me incluyo, hay indignación y cabreo acumulado, y se aprovecha la más mínima para lanzar la piedra.

PC: Joder, no lo habría dicho mejor. Creo que en efecto, es el caso. Cabreo acumulado e indignación en los límites del umbral. Es material inflamable y tiene sentido sociológico. Mi pregunta en este caso es: ¿está tan mal lo que se ha hecho, o lo que está mal es lo que se ha venido haciendo y nadie cuestiona por tradición?

José Luis Yela: Qué buena pregunta, y qué bien harían todos los universitarios honestos (de la adscripción ideológica que fueran) en planteársela seriamente.

DS: Hola, lamento discrepar. No me cabe duda de que siempre habrá gente interesada en desgastar a cargos públicos con afán de poder, e imagino que en el caso de las PIT2 no habrá sido una excepción. Pero con ese argumento no se puede justificar cualquier actuación. Creo que la intención ha sido inmejorable y digna de alabanza, pero la ejecución ha dejado mucho que desear (tanto en la redacción de la convocatoria, como, sobre todo, en el proceso de selección). PC, coincido contigo en que falta información para criticar, pero precisamente es eso es lo que chirría, la falta de información. También coincido en que, incluso con baremos “claros” se pueden retorcer las valoraciones para forzar un resultado determinado, pero aún tengo más claro que eso se puede hacer con mucha más facilidad si no existen baremos, si no se evalúa a una buena parte de los solicitantes y si se publica la resolución definitiva sin contestar a las alegaciones. En estos tiempos, estamos especialmente sensibles a temas de opacidad, enchufismo y endogamia, así que especialmente ahora, la mujer del César no solo debe serlo, sino parecerlo. No tengo absolutamente nada en contra del equipo rectoral (al revés), pero en este caso concreto, me da la impresión de que, aunque la mujer del César sea buena, no lo parece en absoluto. Las críticas, siempre que sean fundadas, deben hacer mejorar los procedimientos de contratación con dinero público y este procedimiento es manifiestamente mejorable.

PC: Gracias DS. Lo cierto es que si analizo el background, el que discrepa (y no lo lamenta) soy yo, pues parece que hay una teoría oficial sobre este asunto entre vuestro colectivo. Teoría que no soy capaz de juzgar y mucho menos de analizar pues no conozco todo lo sucedido ni lo discutido, ni tampoco sé demasiado de asuntos jurídicos. Mi opinión se basa en mi conocimiento y mi experiencia, desde luego limitadas. Los comentarios que hacéis me han hecho pensar pero casi que me refuerzan en mi argumentación antropológica (no puedo evitar este sesgo de pensamiento, cada uno es como es) sobre lo sucedido. Me parece de hecho bastante novelesco. No lo sucedido, si no lo sucedido en el contexto regional y nacional. Por qué se protesta a veces y otras no, por qué cosas que son de crimen no experimentan críticas ni revueltas y otras provocan movimientos y alzamientos más o menos comulgados, por qué algunos que nunca escriben de repente lo hacen, por qué nadie discute si es correcto que la Comisión de Investigación ponga criterios para baremar a los becarios de sus propios grupos de investigación, por qué las plazas de ayudante en la Universidad se resuelven con gente comisionada que a menudo son directores de candidatos, …. En este caso, por qué nadie discute las convocatorias que vienen del gobierno regional y sí éstas, por qué nadie se alza ante la convocatoria de Jóvenes Investigadores del MINECO y sí ahora, cuando aquella es muchísimo más nebulosa en los criterios, por qué se dice que los criterios no se han publicitado cuando están publicados en el BORM, por qué muchos de vosotros aguantáis a vuestros jefes y arremetéis contra un rector o vicerrector por una convocatoria que bien, o mal hecha, es una convocatoria. Por qué no se protestó al no haber convocatoria alguna durante 16 años. Por qué no se mira que se van a duplicar las postdoctorales y nadie sale a decir gracias, olé o felicidades, o nos alegramos…. por qué nadie dijo nada antes de la resolución y ahora sí se dice, incluso en relación con aspectos del texto original que fue aprobado por Consejo de Gobierno, por qué la Comisión de Investigación no depende del Consejo de Gobierno y la Comisión Académica sí depende,….. Yo no discrepo de nada y discrepo puede que de más cosas que muchos de los discrepantes. Me pregunto también por qué todo esto no es oferta de empleo público en vez de plan Propio y por qué nadie organiza ataques organizados en relación con este asunto. No puedo dejar de mirar todo ésto como si un marciano mirara a los humanos y tratara de explicar por qué un tipo del PSOE de repente pacta con uno del PP, después de ponerse verdes en el mercado del congreso, o por qué un ultracapitalista y un comunista pueden congeniar para según qué asuntos y dejar el decálogo en el cajón para otros,… Lo que me asombra es la complejidad y la falta de coherencia colectiva. La reactividad, vamos. Qué mueve y qué no mueve a la acción colectiva.. Por qué ahora y por qué por ésto. Como poco, me llama la atención. Todo lo que comentas tiene sentido, DS. Entiendo esa lógica, pero no puedo evitar ponerla en el contexto en el que vivo. Y en ese sentido me chirrían los goznes. Y del mismo modo que vosotros tenéis vuestra teoría sobre el enchufismo, yo la tengo sobre la conducta gremial. Y del mismo modo que vosotros reclamáis justicia distributiva, yo entiendo que muchos se están frotando las manos pues esperaban algo así para acudir en socorro de los desafectos y tratar de matar al rey para ponerse ellos. Simple. Dicho ésto, confío en que podáis entenderos con los gestores del asunto en la siguiente convocatoria. Lo espero de corazón. Lo deseo de hecho. Vosotros. Los barones con bilis en la garganta, que busquen un cirujano.

José Luis Yela: ¿Me permitís un comentario? Voy a contestar por qué yo mismo no protestaba y ahora si. En primer lugar, porque la dinámica académica es tan oscura que, hasta bien entrados mis 40, no me enteraba de la mayor parte de las cosas. ¿Culpa mía, como dicen los listillos, que no me meto de lleno en estos asuntos, y de lo que me he estado culpabilizando durante bastantes años? De ninguna forma; culpa de un sistema oscurantista y dominado por intereses que no tienen que ver ni con la ciencia ni con el progreso general. En segundo lugar, porque cuando empecé a enterarme de qué iba de verdad la cosa y empecé a hablar, se me vinieron las dos cavernas encima: la que intenta que nadie hable (que amenaza de todas las maneras posibles; tengo documentos guardados para cuando sea oportuno sacarlos a la luz) y la que argumenta “hay que ser positivo. Los que os quejáis nunca hacéis nada y todo lo que se hace viene siempre de los que trabajan y no se quejan”. La caverna chupiguay, vamos. Yo he perseverado en mi postura (con un “descanso” de tres años, que describo más abajo), con dos consecuencias: tengo mucho menos curriculum que el que suponen las luminarias que debería tener (no se puede dedicar la misma intensidad de atención a todo) y estoy en el foco de mira de todos los cavernícolas, que hasta me dedican páginas en sus blogs. Esto segundo es más gracioso que otra cosa; pero lo primero no tiene maldita la gracia, porque la investigación es un asunto mercantil, y si no ofreces mercancía, tus propios colegas te trituran (y no digamos ya nada otras instancias supuestamente menos comprensivas). ¿Se puede pedir a personas como DS, y tantísimas otras, investigadores más que hechos, personas de una dedicación a prueba de bombas (doy fe, aquí y donde haga falta), con familia de la que viven separados la mayor parte del tiempo, sin seguridad laboral alguna (las plazas de investigador en la Universidad salen sin dotación presupuestaria fija), etc., que se quejen? Yo mismo, desde que llegué a la UCLM en 2000 hasta que “gané la oposición” (jajajaja, algún día habrá que hablar de eso) en 2003, callé como una losa. Me jugaba mi futuro, después de innumerables fracasos y saltos de un lado a otro. No, somos nosotros, tú, yo y los que hemos alcanzado una posición, quienes tendríamos que decir “basta ya”. Pero bien alto. Tú lo haces, y yo también. ¿Pero cuántos somos? ¿Qué clase de compañeros tenemos? ¿A qué dedican su energía? A conseguir fondos y a luchar por la hegemonía de su grupo de poder. O a mirar para otro lado. Es así. ¿Quién rompe esta dinámica? ¿Van a poder Orihuela o Miguel Ángel Collado? Todos sabemos la respuesta. Pobrecicos, en la que están metidos…
Perdón por la perorata. Trato de aportar. Y me hierve la sangre ante los despropósitos contínuos.

PC: Gracias José Luis. Como sabes, hago lo que puedo. Llevo décadas escribiendo y sugiriendo y he visto que hay algo en la naturaleza humana, tal vez hay algo incluso intrísecamente español, que atraviesa las generaciones…. y que siempre acaba por destruirlo todo. David, como los demás, son gente como tú y yo, José Luis. Nos separan los años, pero las experiencias son similares con algún matiz sociológico. La Universidad ha sido más sueño que otra cosa para muchos de nosotros. En realidad, no me expliqué bien: lo que más me inquieta no es que proteste David, lo que me inquieta es el movimiento suprayacente, porque ese no busca justicia, ni equidad, ni transparencia. Aunque perviertan el lenguaje para prostituir estas palabras.

José Luis Yela: Exacto, así es.
No he escrito lo anterior para replicarte, sino para dejar constancia. A ver si a alguno le duelen los ojos. Pero no, son de hormigón armado, lo tienen más que demostrado.
Y bueno, si que hay una diferencia entre los “Davides” y nosotros: ellos son precarios, y la mayor parte no están en condiciones de hablar. Nosotros puede que tengamos dificultades para llegar a fin de mes, pero cobramos todos los meses. De momento. Y si no hablamos es porque no nos interesa. Solo cuando vemos amenazada nuestra cuota de poder, como dices.

PC: Claro, pero yo también fui precario y cosas más primitivas años atrás. No se me olvidan mis orígenes familiares ni mi biografía. Hoy sí, hoy por suerte llego a fin de mes. Si cobraré la pensión por la que cotizo desde el 85 es algo que ignoro.

José Luis Yela: That’s right: la diferencia es presente. Nuestras raíces, semejantes. Ayer ya te comenté en privado que (seguro que sorprendentemente para algunos), mis orígenes son diferentes, porque mi padre era catedrático. ¡Qué bien podría haber vivido, dirán muchos! Afortunadamente, también era una persona cabal e íntegra. Eso que le debo, y así salí. Aunque haya tenido mis errores y vacilaciones, como todo hijo de vecino.

DS: Hola PC y José Luis. Es cierto. Por desgracia, no siempre que uno ve una injusticia o un asunto que cuando menos no está claro, se decide a actuar (esté en la posición que esté). Pero que no se haga siempre, no quiere decir que no se deba hacer nunca. Si la comisión de investigación debe (o no) poner los criterios para baremar a sus becarios, tendrá que ser objeto de debate (no digo que no), pero el procedimiento de selección de las PIT2, también. La teoría “oficial” que comentas no es más que puntos de vista similares sobre un proceso de selección que a mi me parece que ha sido poco claro y que creo, se debería mejorar para futuras convocatorias. Con independencia de luchas de poder o movimientos suprayacentes, de verdad pensáis que el proceso ha sido impecable y que no admite mejora?

PC: Sin duda, no ha sido impecable, David. Porque incluso aunque no tuviérais razón jurídica o moral, hay un hecho incuestionable: no se ha visto bien. Y si no se ha visto bien es que, como poco, no se ha explicado bien. A partir de ahí todos los fallos deben ser analizados, reconocidos, comprendidos y utillizados para aprender y progresar. Objetivo: que no se pierda la convocatoria y que atienda los déficits estructurales. Visto desde fuera una cosa muy gorda canta: el déficit mayor no era tanto de técnicos como de investigadores puros que no han alcanzado prioridad en Madrid pero son buenos o muy buenos. Eso es lo que ahora hay que buscar: tratar de paliar ese déficit. No estoy seguro de que nadie haya hecho un estudio sobre la situación real de los precarios en Murcia. Esto arroja mucha luz: el propio contingente de solicitudes y los sesgos de las reclamaciones. Todo es información valiosa, en mi humilde opinión. De impecable nada. No sé si podía serlo. Mejorable seguro, pero no creas que los tiempos y los procedimientos comulgan bien en estas cosas. La Administración pública es lenta o muy lenta y desde luego farragosa. No es fácil llegar al BORM. Era una convocatoria piloto y pionera. No había antecedentes.

José Luis Yela: Pues yo de eso en concreto me abstengo de opinar, porque solo tengo datos indirectos. Me pilla demasiado lejos; bastante tengo con los chanchullos de aquí.

DS: Gracias a ambos. Con independencia de que los afectados en esta convocatoria hagan lo que consideren oportuno, sería de agradecer que se tomara nota de los errores de ésta y se enmendaran para las próximas. Yo tengo un contrato de este mismo tipo (secti) en la UCLM, y que yo sepa, no hubo problemas con la resolución provisional ni definitiva. Puede ser porque se buscaban investigadores al uso (sin el perfil técnico que ha aparecido en esta convocatoria).

José Luis Yela: Bueno… En la UCLM hubo algunos gallos de corral que cacarearon, y bien fuerte. Lo tengo escrito por ahí. Los grupos de poder no se pueden estar callados nunca. Lo que pasa, David, es que a tí te pilló de nuevas; venías de fuera y te enteraste de poco. No en poca medida porque algunos tratamos que, al menos al principio, no os saltaran trapos sucios. Me parece que algo ya te he contado, y si no ya te lo contaré cuando sea oportuno. En todo caso, el revuelo fue menor, si, y es posible que gran parte de la razón esté en eso de “técnicos”. Que, dicho sea de paso, es otra de esas cuestiones arcanas y esotéricas que mi corta entendedera no llega a procesar. ¿Hay investigadores técnicos y no técnicos? ¿O cómo es eso?

Anuncios

Acerca de Anarchanthropus crapuloideus

Calvo, feo, gordo y tontorrón. Este es mi perfil de acuerdo con quien más valor tiene para mí, mi adorado -y guasón- hijo Mateo. Podría añadir que soy una especie de anarcántropo crapuloideo. Pero buena gente, ¿eh?. Así que después de la presentación inicial, el resto así como más en serio: Lo mío son las cosas bien hechas, con gusto y paciencia. Me gusta el silencio, la calma. Me gusta cultivar la tierra, hacer la comida a la brasa, hacer pan, conservar las costumbres ancestrales. Me gustan las miradas firmes de las personas sin dobleces. Me gusta la esencia. Y la forma también, sí; pero sobre la esencia. Me gusta la soledad, compartida o no. Me aburren y me irritan la mediocridad rampante y la falsedad, la corrupción, la incapacidad y la indolencia que dominan nuestro día a día. Me enojan los “esclavos felices”. Soy raro, dicen. No encajo bien en los moldes convencionales. En muchas situaciones estoy a la contra. Si la inteligencia es la propiedad de adaptarse bien a cualquier circunstancia, no soy particularmente inteligente. Soy un intelectual inquieto, apasionado del mundo natural. Me fascina la vida. Y el color, los paisajes (¡el Alto Tajo!), el agua limpia, los animales silvestres (en especial los insectos, y sobre todo las mariposas), la montaña, el mar, las flores… Me hice biólogo, aunque padecí mucho durante la licenciatura; mi interés por el mundo natural me ha llevado a ser profesor universitario de Zoología y Conservación Biológica (también me entusiasma la docencia) y a fundar un grupo de investigación. Si no hubiera sido biólogo hubiera sido músico; me cautiva la música. U hortelano. O pintor. O... soñador de vencejos y hadas. No tengo estilos musicales preferidos, sino músicos preferidos: siempre se ha hecho buena música, y yo creo que ahora también (en contra de lo que opinan algunos críticos). Una relación de la música que más escucho se encuentra en http://www.last.fm/user/Troitio. Me entusiasman también la pintura y la literatura, tanto para disfrutar las creaciones ajenas como para crearlas yo mismo. Algunas frases ajenas que me han acompañado a lo largo de la vida: “Piensas demasiado para ser feliz” (dicha por la madre de la niña que más me gustó en mi adolescencia y primera juventud; yo no he estado de acuerdo en lo de que pensar “demasiado” te impida ser feliz, y de hecho me considero un privilegiado respecto a la felicidad). “Deja ya las mariposas, que no te van a dar de comer” (dicha por mi abuela paterna, que no entendía bien mi afición precoz, y que a la postre también se ha demostrado que era errónea, porque desde luego que me han dado de comer, a pesar de dedicarme a ellas y de hacerlo a contracorriente de las modas productivistas dominantes). "¿Cómo una persona que es en sí por completo un método, puede comprender mi anarquía natural?" (Richard Wagner). "Sólo aquel que lleva un caos dentro de sí puede alumbrar una estrella danzarina" (Friedrich W. Nietzsche). "Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar. Necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte." (José Saramago). "El ruido de las carcajadas pasa. La fuerza de los razonamientos queda." (Concepción Arenal). "Estamos aquí para desaprender las enseñanzas de la iglesia, el estado y nuestro sistema educativo. Estamos aquí para tomar cerveza. Estamos aquí para matar la guerra. Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida que la muerte tiemble al recibirnos". (Charles Bukowski. ¿O ésta es de Homer Simpson?).
Esta entrada fue publicada en Ciencia, Universidad, investigación. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s