Cerrilismo pijo y cerrilismo iletrado: los supremacistas de la razón y de la emoción

Ha sido una mañana interesante. Nada más levantarme, he contestado en dos hilos de Facebook completamente contrapuestos en cuando al talante de aquellos a quienes he replicado: alguien a quien podríamos tachar de cientifista tecnólatra, de acuerdo con la definición que he dejado escrita en varios comentarios anteriores, y un idealista epistemófobo, en término que acuño en este momento para referirme a quienes abominan de la lógica deductiva, quintaesencia de la ciencia. Como era de esperar, ambos han respondido desde sus atalayas de arrogancia despectiva y manifiestamente carente de perspectiva. Uno, despreciando la poesía y tachándola de “refugio” (se supone que de la realidad, y se supone que por miedo a ésta), y haciendo gala de un talante basado en los conceptos de instrumentalidad y rivalidad -o competencia-, con una ligereza impropia de un científico (y es el director de un centro del CSIC…); el otro, menospreciando la lógica deductiva y tachándola -torpe e iletradamente- de “positivismo”, y adscribiendo sin fundamento alguno mis razonamientos a un determinado cliché que no se me puede atribuir en modo alguno, entre otras cosas porque los científicos podemos ser asociados a muchos perfiles diferentes (por más que para esta persona todos nos asociemos con Satán, por ser breve).

Malamente se pueden tender así puentes para acercar posiciones entre supremacistas de la razón materialista y supremacistas de la emoción idealista (https://joseluisyela.wordpress.com/2016/11/16/logicas-diferentes/), ambos colectivos excluyentes (por lo que se ve). Sigue habiendo demasiada orejera empotrada en las mentes de muchos. Demasiado esnobismo pijo; demasiada chulería cerril. Añado ambas “conversaciones” sin apenas comentarios; cada cual que saque sus conclusiones.

**********

[Contexto: estábamos hablando sobre las visiones optimistas y pesimistas de la vida; https://joseluisyela.wordpress.com/2016/11/16/pesimismo-inteligente/%5D

MGEC: Yo sé que todas las personas que he conocido que han echo (sic.) algo importante son gente con visión positiva. Y los muchos pesimistas que conozco, de mente lúcida y grandes analistas, se han dedicado a ver los toros desde la barrera y a poner verde a todo el mundo, y daba igual lo que hicieses.

José Luis Yela: Entonces, por solo poner un ejemplo, ¿Jorge Riechmann “ve los toros desde la barrera”? ¿Yo mismo lo puedo estar haciendo? ¿Contribuir analizando y proponiendo diagnósticos acertados es “ver los toros desde la barrera”? ¿No es una visión totalmente sesgada, injusta y maximalista? Alternativamente, podría afirmarse que los “positivos” ignoran las advertencias de quienes, con mucho más sentido pragmático, describen situaciones más grises y no se lanzan alegremente, como “toros embolados”, a embestir contra la realidad, abriendo caminos que no hacen sino contribuir, a la larga, a empeorar la situación. ¿A que una descripción así suena disparatada?

MGEC: Jose Luis Yela, la poesía es el refugio. Pero yo me dedico a la investigación científica. Y mi hobby es el deporte y en ambos o crees que irá bien o mejor que ni lo intentes.

José Luis Yela: Me llena de alegría que me identifiques con la poesía, siendo científico como soy (entro de dar una charla sobre la concepción científica de la vida), y a pesar de tu comentario despectivo hacia la poesía. Pobre idea, a mi modesto entender, la de considerarla un refugio. Solo añadiré que me molesta y preocupa tanto la interpretación triunfalista de la vida como la derrotista, tanto más cuando quien las defiende se denomina científico. Y más me preocupa el insidioso empeño en segregar ciencia de poesía, cuando la evidencia más aplastante indica que son las dos caras complementarias de la vida. Miedo me da, porque solo los “triunfadores” llegan a ministros, y son éstos quienes deciden sobre el futuro de todos, de los que comulgan con su lógica y de los que no. Buen día.

MGEC: De despectivo nada. Es el problema de verlo todo negro. Se escribe mucha preciosa poesía desde el desamor y la tristeza. Pero las lechugas y el pan solo se consiguen poniendo empeño. En positivo. Por cierto en qué campo investigas? Osea generas conocimiento nuevo, no transfieres conocimiento establecido?

José Luis Yelahttps://joseluisyela.wordpress.com/2013/11/09/curriculum-vitae-a-9-11-2013/

(Este tío es tonto. Así de simple. “Conocimiento establecido”, dice… No merece más comentario. Eso si; sigue reafirmándoseme la inclinación a desconfiar de los chupiguays, vengan de donde vengan, pues representan la tendencia más complaciente con lo aceptado, y por lo tanto más conservadora, que pueda imaginarse).

***********

DGA: Por cosas de la vida, recientemente me han preguntado si tenía alguna opinión sobre cierto libro (muy leído y comentado) escrito por un reputado psicólogo y filósofo del siglo XX. El libro (no lo he leído y no tengo interés) en cuestión trata sobre algo tan singular como es el Amor… Pues bien, en esta ocasión no recurrí a una cita de San Isidoro, ni nombré alguna campaña de Leovigildo en las que solía repartir “mucha paz y mucho amor”, ni tampoco expuse una reflexión filosófica de series como True Detective…
Mi opinión fue clara y rotunda: me parece un soberano ejercicio de prepotencia y de elevada soberbia el hecho de querer narrar, explicar y sistematizar en un libro, incluyendo hasta un índice…madre mía… , algo tan inexplicable como es el amor. He dicho.

José Luis Yela: Caramba, DGA. ¿No era yo el extremista? Me sorprende esa descalificación visceral de un intento, por imperfecto que sea, de sistematizar el conocimiento racional (que ya sabemos que solo es parte del conocimiento) sobre el amor. El objetivo de la sistematización racional, científica, es proponer modelos explicativos que puedan ser contrastados con el fin de poder predecir mejor las respuestas de individuos concretos ante situaciones de conflicto (en casos como el que comentamos), lo cual no creo que sea despreciable sino todo lo contrario. Me entristecen y hasta me asustan las visiones de la realidad parciales, sesgadas, que descalifican otras aproximaciones. Algo está haciendo mal el entorno de la ciencia para que haya tantos individuos que manifiesten una aversión tan directa hacia sus interpretaciones, que son las más modestas que ha descubierto la humanidad por cuanto que consideran toda explicación subjetiva y opinable como una hipótesis sujeta a comprobación. He recordado con terror a Millán Astray, cuando espetó aquello de “muera la intelectualidad” y lo que sigue. ¿Eso es lo que pretendemos? ¿O pretendemos entendernos unos con otros? Buen día.

DGA: Sí, usted lo es José Luis Yela, desde el punto de vista político y lo sabe.
Lo siento, me parece una aberración: “un intento (las cosas no se intentan o se hacen o no se hacen) de sistematizar el conocimiento racional sobre el amor”.
“¿Modelos explicativos? ¿predecir respuestas?”
Usted, como científico, tiende a considerar que posee la verdad absoluta y descalifica tirando, no entiendo la razón, de Millán Astray.
Si usted quiere vivir en un mundo en el cual todo pueda ser envasado, etiquetado y clasificado, se lo regalo, de verdad.
Si usted quiere vivir en un mundo positivista, se lo regalo, de verdad.
Si usted quiere establecer “modelos explicativos” y “predecir respuestas” para todo en este mundo, se lo regalo, de verdad.
Y si usted quiere un amor tal cual lo ha planteado, se lo regalo, de verdad.
Por último, sus miedos ante todo lo que no sea A, B, C sí que me asustan porque ese miedo lleva a la ira (véase su visceral reacción ante una anécdota y mi respuesta subjetiva), la ira lleva al odio y el odio al lado oscuro. Perdón por la banal referencia cinematográfica, pero venía al caso.
En cambio, el amor que yo propongo siempre lleva al Camino de la Luz por eso, estimado amigo, no se puede sistematizar.

(Habló Dios, a través de su profeta. Justo ayer había escrito que el conocimiento es crítico, complejo y provisional, todo lo contrario de la ignorancia (https://joseluisyela.wordpress.com/2016/11/13/conocimiento-e-ignorancia/). Y hoy esto. ¿He dicho yo algo de cómo quiero el amor…? ¿Mi respuesta, visceral…? ¿De dónde saca todas esas afirmaciones sobre lo que yo puedo querer, mientras demuestra que no tiene ni la más ligera idea de cómo soy? Éste entiende lo que puede, pero se queda muy cerquita. Es gracioso que denoste los modelos explicativos, sin darse cuenta de que los está utilizando constantemente. En fin. ¿Es sensato, o ni siquiera conveniente, entrar en liza dialéctica con mentes así de simples y monolíticas? Quizá venga a cuento citar aquí a Voltaire: “La ignorancia afirma o niega rotundamente; la ciencia duda”.

**********

… aunque quizá a ambos colectivos, los supremacistas de la razón y los supremacistas de la emoción, no les interese lo más mínimo acercar posiciones, estando como están en posesión de la verdad absoluta, por más que nos acusen infantilmente a otros de tal actitud…

Anuncios

Acerca de Anarchanthropus crapuloideus

Calvo, feo, gordo y tontorrón. Este es mi perfil de acuerdo con quien más valor tiene para mí, mi adorado -y guasón- hijo Mateo. Podría añadir que soy una especie de anarcántropo crapuloideo. Pero buena gente, ¿eh?. Así que después de la presentación inicial, el resto así como más en serio: Lo mío son las cosas bien hechas, con gusto y paciencia. Me gusta el silencio, la calma. Me gusta cultivar la tierra, hacer la comida a la brasa, hacer pan, conservar las costumbres ancestrales. Me gustan las miradas firmes de las personas sin dobleces. Me gusta la esencia. Y la forma también, sí; pero sobre la esencia. Me gusta la soledad, compartida o no. Me aburren y me irritan la mediocridad rampante y la falsedad, la corrupción, la incapacidad y la indolencia que dominan nuestro día a día. Me enojan los “esclavos felices”. Soy raro, dicen. No encajo bien en los moldes convencionales. En muchas situaciones estoy a la contra. Si la inteligencia es la propiedad de adaptarse bien a cualquier circunstancia, no soy particularmente inteligente. Soy un intelectual inquieto, apasionado del mundo natural. Me fascina la vida. Y el color, los paisajes (¡el Alto Tajo!), el agua limpia, los animales silvestres (en especial los insectos, y sobre todo las mariposas), la montaña, el mar, las flores… Me hice biólogo, aunque padecí mucho durante la licenciatura; mi interés por el mundo natural me ha llevado a ser profesor universitario de Zoología y Conservación Biológica (también me entusiasma la docencia) y a fundar un grupo de investigación. Si no hubiera sido biólogo hubiera sido músico; me cautiva la música. U hortelano. O pintor. O... soñador de vencejos y hadas. No tengo estilos musicales preferidos, sino músicos preferidos: siempre se ha hecho buena música, y yo creo que ahora también (en contra de lo que opinan algunos críticos). Una relación de la música que más escucho se encuentra en http://www.last.fm/user/Troitio. Me entusiasman también la pintura y la literatura, tanto para disfrutar las creaciones ajenas como para crearlas yo mismo. Algunas frases ajenas que me han acompañado a lo largo de la vida: “Piensas demasiado para ser feliz” (dicha por la madre de la niña que más me gustó en mi adolescencia y primera juventud; yo no he estado de acuerdo en lo de que pensar “demasiado” te impida ser feliz, y de hecho me considero un privilegiado respecto a la felicidad). “Deja ya las mariposas, que no te van a dar de comer” (dicha por mi abuela paterna, que no entendía bien mi afición precoz, y que a la postre también se ha demostrado que era errónea, porque desde luego que me han dado de comer, a pesar de dedicarme a ellas y de hacerlo a contracorriente de las modas productivistas dominantes). "¿Cómo una persona que es en sí por completo un método, puede comprender mi anarquía natural?" (Richard Wagner). "Sólo aquel que lleva un caos dentro de sí puede alumbrar una estrella danzarina" (Friedrich W. Nietzsche). "Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar. Necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte." (José Saramago). "El ruido de las carcajadas pasa. La fuerza de los razonamientos queda." (Concepción Arenal). "Estamos aquí para desaprender las enseñanzas de la iglesia, el estado y nuestro sistema educativo. Estamos aquí para tomar cerveza. Estamos aquí para matar la guerra. Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida que la muerte tiemble al recibirnos". (Charles Bukowski. ¿O ésta es de Homer Simpson?).
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y escritos, Sociedad. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Cerrilismo pijo y cerrilismo iletrado: los supremacistas de la razón y de la emoción

  1. [Querer] conocer, saber [establecer lo descubierto] y temer [la verdad] son hermanas de la creatividad humana.
    Un pueblo, edificó máquinas de resurrección, sus medidas en codos, guardan secretos como, el metro (m), pi (π), fi (φ) o incluso la velocidad de la luz, su construcción aún tiene visos de misterio, pero todo apunta a una técnica sencilla y efectiva como la elegancia de una ecuación física, fascinándonos.
    Deciros que toda pregunta resuelta o no u obra realizada, rinden pleitesía a un
    1) apetito insaciable por saber de su composición más íntima, implementando técnicas e innovación,
    2) afán desmesurado por el método y el orden, ambos ajenos a una naturaleza caótica que curiosamente se describe matemáticamente,
    3) miedo a cambiar nuestro presente para caer rendidos en su envoltorio externo, su belleza o no.
    TJWT

  2. Pingback: Darwinismo social II | Anarchanthropus crapuloideus (Al fondo a la izquierda, por favor)

  3. Pingback: Intolerancias | Anarchanthropus crapuloideus (Al fondo a la izquierda, por favor)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s