Superluna: del disparate mediático al disparate popular

Todo el mundo habla hoy de la “superluna”. En todos lados. He entresacado algunos titulares de noticias o textos de blogs sobre esto:

“Superluna: Llega la Luna llena más grande en 70 años” (http://www.abc.es/ciencia/abci-superluna-llega-luna-llena-mas-grande-70-anos-201611130222_noticia.html)

“Guía para no perderse la luna llena del próximo lunes, la más grande de tu vida” (http://www.diariosur.es/sociedad/201611/10/guia-para-perderte-luna-20161110201253.html)

“¡Extra superluna el 14 de noviembre! La más grande en 68 años” (www.telesurtv.net/news/superluna-extra-14-de-noviembre-2016-20161104-0027.html)

“Se acerca la luna llena más grande en 70 años” (http://www.europapress.es/ciencia/astronomia/noticia-acerca-luna-llena-mas-grande-70-anos-20161110112007.html)

“Prepárate para ver la Luna más grande y brillante de los últimos 68 años” (www.bbc.com/mundo/noticias-37863448)

“La luna podría estar agigantada por dos horas el próximo 14 de noviembre” (www.telesurtv.net/news/superluna-extra-14-de-noviembre-2016-20161104-0027.html)

En los cuerpos de las noticias se pueden leer frases como, por ejemplo, “parecerá absolutamente gigantesca” o “increíbles dimensiones” (http://lavozdelmuro.net/mira-al-cielo-el-14-de-noviembre-sera-la-luna-mas-grande-y-brillante-de-los-ultimos-68-anos/). Como se ve, algunas de las páginas citadas pertenecen incluso al ámbito de la ciencia. Por lo que se dice, parecería que el espectáculo fuera a ser algo inusitado y pasmoso.

Pero no es la primera vez que ocurre algo así. El mes pasado, si mal no recuerdo, ya asistimos a otra avalancha parecida. O hace dos meses, no sé. Como soy un observador asiduo de la luna, y no solo por razones poéticas (sigo sus ciclos desde hace años, con objeto de relacionarlos con el comportamiento de las polillas que estudio), entonces estuve atento al fenómeno anunciado, pero… nada. No vi nada de particular, al menos reseñable. Así que ya estaba yo un poco receloso con el asunto, cuando se nos vuelve a bombardear con otra noticia similar.

¿Qué hay de verdad en todo esto? ¿Es un disparate más de quienes necesitan ver hechos extraordinarios en lo que no es más que un fenómeno ordinario? ¿Es una noticia rigurosa, y tengo que estar más atento? Puesto que parece que entre las direcciones de Internet de arriba las hay fiables, ¿es una noticia verdadera, pero con titulares exagerados?

Para dilucidarlo, he tratado de contestarme algunas preguntas, acudiendo a fuentes de información solventes cuando ha sido necesario, entre otras la página de la NASA: ¿qué ocurre todos los días con la superficie visible de la luna? ¿Varía estacional y mensualmente su intensidad y su proporción de superficie visible? ¿Qué porcentaje de superficie y de intensidad lumínica aumenta la luna llena visible esta noche o la que viene (la famosa “superluna”) respecto a la media?

A lo largo de los 29 días, 12 horas y 44 minutos que dura el ciclo lunar, la parte visible de la luna cambia de tamaño, forma y brillo, como todo el mundo sabe, pasando de luna llena a luna nueva a través de casi 14 días de cuarto menguante y otros casi 14 días de cuarto creciente, fase esta última en la que vuelve a aumentar de superficie visible. Esto se debe al fenómeno de traslación de la luna sobre la Tierra y de la Tierra alrededor del sol, de manera que la luna cambia de posición respecto a Tierra y sol a lo largo del ciclo. Hasta aquí, todo bien conocido. Sin embargo, además ocurre otro fenómeno a lo largo del ciclo lunar, debido a que la órbita lunar en torno a la Tierra no es circular, sino elíptica: hay varios momentos en que está más cercana a la Tierra que en todo el resto del ciclo, pero hay uno en que además apenas cambia de posición relativa con respecto a la Tierra durante más tiempo que en los demás (perigeo); hay otro momento en que está más alejada (apogeo):

imagen1

Esto tiene alguna consecuencia importante, porque durante el perigeo su tamaño relativo y su brillo es mayor (desde la Tierra, obviamente) que durante el el resto del ciclo, y no digamos que durante el apogeo. Si el perigeo viene a coincidir con la luna llena, o la luna está muy cercana a esa posición, entonces a ésta se la llama “superluna” (término que no fue propuesto por un astrónomo, sino por un astrólogo, Richard Nolle). Durante este momento, la luna puede verse como máximo hasta un 14% mayor de lo que se la ve durante una luna llena en el momento del apogeo (aunque la mayor parte de las “superlunas” no coinciden exactamente con el epigeo, y por eso su superficie visible no aumenta apenas respecto de la media ni se ve tan luminosa), lo que significa un 5 % mayor que cuando muestra su tamaño medio:

luna_perigeo_apogeo-728x410

2

Por otro lado, las diferencias de brillo pueden llegar a ser de hasta un 30% en los casos de “superluna” más marcados, y varían en torno a un 15% con respecto a una luna llena media. A la escala de la percepción del ojo humano, eso equivale a una variación de unas pocas décimas con respecto al valor medio de una luna llena media normal. En otras palabras: es poco perceptible.

Durante la “superluna” de esta misma noche o de la siguiente, pues, se puede apreciar a la luna ligeramente más grande y un poco más brillante de lo normal, efecto que, como es lógico, se acentúa a su salida si el horizonte es bajo o estamos al nivel del mar. Es cierto, por tanto, que estas noches estamos disfrutando de una luna algo más grande y brillante. Pero si alguien no te avisa, seguramente no te des ni cuenta, por muy lunófilo que seas. Es cierto también que los periodistas tienden exagerar, especialmente en los titulares, con objeto de llamar más la atención del público, incluso aquellos dedicados al periodismo científico. Los lectores menos informados, menos propensos a la crítica o más necesitados de noticias extraordinarias se hacen eco de estas exageraciones y contribuyen a su rápida difusión. ¿No puso en boca mía uno de ellos hace un par de días que “la falta de caudal ha acabado con la biodiversidad del Tajo”?

tajo

Recordemos, también, aquel delirio según el cual científicos habían descubierto que “el alma entra en el feto por la glándula pineal en la séptima semana del embarazo” (con lo cual trataban de matar varios pájaros de un tiro, porque entonces podría quedar justificado el aborto hasta dicha semana incluso para la caverna católica) (https://joseluisyela.wordpress.com/2015/04/08/discusion-y-polemica-dos-procesos-confundidos-pero-diferentes/).

***********

Acabo de estar mirando la luna. Está bellísima y resplandeciente. Como siempre. Ni más ni menos.

Ay, crédulos y mixtificadores, qué poco hacéis por vuestra propia causa y cuánto contribuís a confundir y a desprestigiar a quienes se acercan con sinceridad, autenticidad y seriedad a las visiones tanto racional como emocional o espiritual de la vida…

***********

Pd.1: (14-11-2016): Curioso. Esta entrada de mi blog, tan poco relevante a mi modo de ver, ha recibido más visitas que ninguna otra. A punto de cerrar el día, había recibido 448 visitas directas y 29 indirectas, 477 en total:

imagen3

Da que pensar.

***********

Pd.2: (15-11-2016): Cerca ya de las 8 de la mañana, al salir de casa, la luna llena se estaba poniendo. Ciertamente, estaba majestuosa, y ligeramente mayor de lo habitual (aunque recuerdo muchas lunas parecidas, en particular me viene a la mente la de agosto de 1983). Pero sí, se nota a simple vista que está ligeramente más grande y brillante de lo normal. Ligeramente.

dscf62101

Anuncios

Acerca de Anarchanthropus crapuloideus

Calvo, feo, gordo y tontorrón. Este es mi perfil de acuerdo con quien más valor tiene para mí, mi adorado -y guasón- hijo Mateo. Podría añadir que soy una especie de anarcántropo crapuloideo. Pero buena gente, ¿eh?. Así que después de la presentación inicial, el resto así como más en serio: Lo mío son las cosas bien hechas, con gusto y paciencia. Me gusta el silencio, la calma. Me gusta cultivar la tierra, hacer la comida a la brasa, hacer pan, conservar las costumbres ancestrales. Me gustan las miradas firmes de las personas sin dobleces. Me gusta la esencia. Y la forma también, sí; pero sobre la esencia. Me gusta la soledad, compartida o no. Me aburren y me irritan la mediocridad rampante y la falsedad, la corrupción, la incapacidad y la indolencia que dominan nuestro día a día. Me enojan los “esclavos felices”. Soy raro, dicen. No encajo bien en los moldes convencionales. En muchas situaciones estoy a la contra. Si la inteligencia es la propiedad de adaptarse bien a cualquier circunstancia, no soy particularmente inteligente. Soy un intelectual inquieto, apasionado del mundo natural. Me fascina la vida. Y el color, los paisajes (¡el Alto Tajo!), el agua limpia, los animales silvestres (en especial los insectos, y sobre todo las mariposas), la montaña, el mar, las flores… Me hice biólogo, aunque padecí mucho durante la licenciatura; mi interés por el mundo natural me ha llevado a ser profesor universitario de Zoología y Conservación Biológica (también me entusiasma la docencia) y a fundar un grupo de investigación. Si no hubiera sido biólogo hubiera sido músico; me cautiva la música. U hortelano. O pintor. O... soñador de vencejos y hadas. No tengo estilos musicales preferidos, sino músicos preferidos: siempre se ha hecho buena música, y yo creo que ahora también (en contra de lo que opinan algunos críticos). Una relación de la música que más escucho se encuentra en http://www.last.fm/user/Troitio. Me entusiasman también la pintura y la literatura, tanto para disfrutar las creaciones ajenas como para crearlas yo mismo. Algunas frases ajenas que me han acompañado a lo largo de la vida: “Piensas demasiado para ser feliz” (dicha por la madre de la niña que más me gustó en mi adolescencia y primera juventud; yo no he estado de acuerdo en lo de que pensar “demasiado” te impida ser feliz, y de hecho me considero un privilegiado respecto a la felicidad). “Deja ya las mariposas, que no te van a dar de comer” (dicha por mi abuela paterna, que no entendía bien mi afición precoz, y que a la postre también se ha demostrado que era errónea, porque desde luego que me han dado de comer, a pesar de dedicarme a ellas y de hacerlo a contracorriente de las modas productivistas dominantes). "¿Cómo una persona que es en sí por completo un método, puede comprender mi anarquía natural?" (Richard Wagner). "Sólo aquel que lleva un caos dentro de sí puede alumbrar una estrella danzarina" (Friedrich W. Nietzsche). "Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar. Necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte." (José Saramago). "El ruido de las carcajadas pasa. La fuerza de los razonamientos queda." (Concepción Arenal). "Estamos aquí para desaprender las enseñanzas de la iglesia, el estado y nuestro sistema educativo. Estamos aquí para tomar cerveza. Estamos aquí para matar la guerra. Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida que la muerte tiemble al recibirnos". (Charles Bukowski. ¿O ésta es de Homer Simpson?).
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Superluna: del disparate mediático al disparate popular

  1. Jose Postigo dijo:

    Genial entrada, un comentario crítico a la oleada de periodismo sensacionalista que nos invade. ! Enhorabuena!
    Solo decirte que se te ha colado “rotación” en lugar de “traslación”, una errata que nos pasa a cualquiera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s