Desnorte universitario

En http://magonia.com/2016/05/11/los-fantasmas-invaden-la-universidad-de-cordoba/ se critica a la Universidad de Córdoba por dar cabida a la siguiente charla:

cartel-poltergeist-fantasmas-uco

Ante esta noticia, algunos destacados colegas del mundo de la ciencia han reaccionado con comentarios airados o despectivos, y se lamentan de que la Universidad se rinda cada vez más ante los charlatanes y la superstición. No les falta razón, porque en gran parte así es. Sin embargo, una vez más me parece que les falta también cierta ecuanimidad. He replicado lo siguiente:

“La Universidad española, como institución, no ha llegado a levantar cabeza nunca, y la aquejan males estructurales y coyunturales tremendos, en mi opinión. No se puede negar que alberga grupos de investigación punteros, eso es indiscutible, y que en ese sentido ha avanzado mucho en las últimas décadas. Pero a la vez se ha prostituido de manera galopante como institución de cultivo y defensa del saber, convirtiéndose, por simplificar, en factoría de técnicos semianalfabetos, donde los profesores, en general, atienden sobre todo a sus curricula personales (entre otras cosas, porque no les queda mucho margen de maniobra, a no ser que seas un antisistema convicto y confeso y le eches lo que hay que echarle al asunto) y donde los alumnos, que ya ni siquiera se denominan así (es palabra tabú, ya solo son estudiantes), se forman únicamente en aspectos muy básicos de naturaleza técnica. Vamos, que poca diferencia hay ya con la Formación Profesional, al menos en cuanto al Grado, y menos que habrá cuando el malhadado modelo boloñil 3+2 se acabe de imponer (que se impondrá, porque por más que la CRUE se haya manifestado en contra, los pocos rectores que están a favor se alinean descaradamente con el sector de presión extrauniversitario que promovió y sigue promoviendo dicho modelo). En este contexto, en el que la Universidad se ha transformado en cofrade menor y sostén del mundo empresarial, en vez de en organismo paralelo pero de aspiración netamente académica y formativa, y teniendo en cuenta el entorno social en que está inmersa, nada de raro tiene que se haya convertido también en patético foro de acogida de todo aquello que genere ingresos, como Fausto que vende su alma al diablo. Por aquí, por la UCLM, sin ir más lejos, durante las dos semanas pasadas ha pasado Chenoa (no tengo nada contra ella, pobrecilla; pero Chenoa, a tus chenoidades) y un jeque árabe con su séquito de matones y mujeres cubiertas de burkas, pero con un cheque de 200.000 euros, dicen, entre los dientes, libre de impuestos, así, a tocateja, para no sé qué gaitas (¡ni quiero saberlo!). Todo un espectáculo delirante, que puede que hasta le pase factura al actual ocupa del sillón presidencial de la Junta de Comunidades (por colaborar con tan infame acto). ¿Qué tiene de raro que se acoja a estafadores y mixtificadores de todo tipo? Y no digo que José Manuel Morales lo sea, cuidado. No sé quién es, y me parece de un gusto horrendo (y bastante poco en sintonía con el espíritu científico) clasificarle como se hace desde Magonia y otros blogs, desde los cuales se descalifica o insulta a todo lo que se mueve y que no coincide con la cosmovisión particular de sus autores, por muy científicos que sean. Desde que estoy en Toledo, ciudad de la magia donde las haya, me he sumergido en toda clase de grupos más o menos esotéricos y marginales, porque las cosas, para criticarlas, hay que haberlas vivido desde dentro y hay que haber dialogado con sus defensores; y desde luego que hay mucho papanatas y engañabobos, y también mucho ingenuo desinformado. Pero también hay grupos y personas que se dedican a estudiar lo inexplicado con todo el rigor, y cuyo mensaje de fondo suele ser “no sabemos por qué ocurre esto, algún día se conseguirá explicar”. O sea, que no todo es vil engaño e ignorancia y ganas de vivir a costa de los demás. En Europa existe una larga tradición que arranca en el Renacimiento, pero que tiene su anclaje en la sabiduría de la Grecia clásica, que ha tratado de contestar los grandes interrogantes de la vida usando la lógica deductiva, y que ha terminado por cristalizar en la ciencia tal como la conocemos ahora. Su gran virtud ha sido conseguir que se vayan abandonando muchas de las grandes supersticiones y de los grandes fraudes seculares. Pero al mismo tiempo, existe una tradición de positivismo ultrarreduccionista radical, que arranca hacia mediados del siglo XIX, y que originó como reacción al movimiento romántico, que tiende a descalificar todo aquello que no puede explicarse mediante aproximaciones mecanicistas y, lo que es más grave, que tiende a mirar por encima del hombro a quienes no adoptan igual estrategia interpretativa, tradición que durante el siglo XX se ha amalgamado con las tesis productivistas de las corrientes filosóficas y económicas de corte mercantilista, y que está produciendo verdaderos monstruos ideológicos, que hoy día impregnan nuestro sistema de organización social casi por todos lados. Traté estas cuestiones en mi charla sobre darwinismo y espiritualidad, en la que defendí la tesis de las puertas abiertas, es decir, del diálogo franco y constructivo entre los partidarios de la cosmovisión materialista de la vida y los partidarios de las cosmovisiones espiritualistas, dejando de lado radicalismos y descalificaciones y usando la lógica de la razón y los sentimientos de cooperación y de búsqueda de la verdad. En realidad, ese ha sido mi afán de siempre, aunque yo también haya actuado de forma intransigente y arrogante en algunos momentos de mi pasado.

Si, soy un ingenuo, ya lo sé. Por eso, yo no habría permitido un cartel como el de arriba, sino que habría indagado primero sobre los contenidos de la charla y sobre su finalidad, antes de ofrecer las aulas de la Universidad a cualquiera sabe qué iniciativa. Pero si lo que intenta Morales es sistematizar observaciones singulares para tratar de elaborar modelos explicativos con objeto de someterlos a escrutinio serio y honesto, no se me habría ocurrido cerrarle las puertas (sino que hubiera sugerido un cambio de estrategia comunicativa). Que es lo que la Universidad está haciendo hoy día: cerrar las puertas a torrentes enormes de creatividad y espíritu crítico para abrírselas de par en par al oportunismo mercantilista y a la tecnolatría estéril. A ese mundo, y solo a ese. Ceguera, tremenda ceguera.

No sé si me explico…”

Anuncios

Acerca de Anarchanthropus crapuloideus

Calvo, feo, gordo y tontorrón. Este es mi perfil de acuerdo con quien más valor tiene para mí, mi adorado -y guasón- hijo Mateo. Podría añadir que soy una especie de anarcántropo crapuloideo. Pero buena gente, ¿eh?. Así que después de la presentación inicial, el resto así como más en serio: Lo mío son las cosas bien hechas, con gusto y paciencia. Me gusta el silencio, la calma. Me gusta cultivar la tierra, hacer la comida a la brasa, hacer pan, conservar las costumbres ancestrales. Me gustan las miradas firmes de las personas sin dobleces. Me gusta la esencia. Y la forma también, sí; pero sobre la esencia. Me gusta la soledad, compartida o no. Me aburren y me irritan la mediocridad rampante y la falsedad, la corrupción, la incapacidad y la indolencia que dominan nuestro día a día. Me enojan los “esclavos felices”. Soy raro, dicen. No encajo bien en los moldes convencionales. En muchas situaciones estoy a la contra. Si la inteligencia es la propiedad de adaptarse bien a cualquier circunstancia, no soy particularmente inteligente. Soy un intelectual inquieto, apasionado del mundo natural. Me fascina la vida. Y el color, los paisajes (¡el Alto Tajo!), el agua limpia, los animales silvestres (en especial los insectos, y sobre todo las mariposas), la montaña, el mar, las flores… Me hice biólogo, aunque padecí mucho durante la licenciatura; mi interés por el mundo natural me ha llevado a ser profesor universitario de Zoología y Conservación Biológica (también me entusiasma la docencia) y a fundar un grupo de investigación. Si no hubiera sido biólogo hubiera sido músico; me cautiva la música. U hortelano. O pintor. O... soñador de vencejos y hadas. No tengo estilos musicales preferidos, sino músicos preferidos: siempre se ha hecho buena música, y yo creo que ahora también (en contra de lo que opinan algunos críticos). Una relación de la música que más escucho se encuentra en http://www.last.fm/user/Troitio. Me entusiasman también la pintura y la literatura, tanto para disfrutar las creaciones ajenas como para crearlas yo mismo. Algunas frases ajenas que me han acompañado a lo largo de la vida: “Piensas demasiado para ser feliz” (dicha por la madre de la niña que más me gustó en mi adolescencia y primera juventud; yo no he estado de acuerdo en lo de que pensar “demasiado” te impida ser feliz, y de hecho me considero un privilegiado respecto a la felicidad). “Deja ya las mariposas, que no te van a dar de comer” (dicha por mi abuela paterna, que no entendía bien mi afición precoz, y que a la postre también se ha demostrado que era errónea, porque desde luego que me han dado de comer, a pesar de dedicarme a ellas y de hacerlo a contracorriente de las modas productivistas dominantes). "¿Cómo una persona que es en sí por completo un método, puede comprender mi anarquía natural?" (Richard Wagner). "Sólo aquel que lleva un caos dentro de sí puede alumbrar una estrella danzarina" (Friedrich W. Nietzsche). "Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar. Necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte." (José Saramago). "El ruido de las carcajadas pasa. La fuerza de los razonamientos queda." (Concepción Arenal). "Estamos aquí para desaprender las enseñanzas de la iglesia, el estado y nuestro sistema educativo. Estamos aquí para tomar cerveza. Estamos aquí para matar la guerra. Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida que la muerte tiemble al recibirnos". (Charles Bukowski. ¿O ésta es de Homer Simpson?).
Esta entrada fue publicada en Ciencia, Universidad, investigación. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s