Un día en Corrales

26-9-2015. El día amanece envuelto en la bruma en Somahoz, Cantabria, como corresponde al otoño temprano; pero pronto se levanta, y la mañana queda radiante. Sobre las 10, después de desayunar, salgo con Mateo a dar un paseo por los alrededores, en dirección a Corrales de Buelna, donde viven los amiguitos suyos que hemos venido a conocer.

Diapositiva1

Me llama la atención el estado impecable de los geranios, tanto en el hostal donde nos quedamos como en las casas de alrededor:

Diapositiva2

Fachada posterior del Hostal Fleming, que nos ha encantado.

Diapositiva3

Desde la terraza de la habitación, con el cochecito que nos ha traído hasta aquí, abajo.

Diapositiva4

Desde la terraza de la habitación, con el río Besaya al pie.

Diapositiva5

Preciosa mata de pelargonio.

Diapositiva6Diapositiva7

Fachadas de piedra y madera de las casas de enfrente del hostal, con abundantes pelargonios y gitanillas. No se aprecian signos graves de ataque por Cacyreus marshalli. La dueña de la casa de la derecha (en la foto de abajo) me cuenta que, para evitar la plaga, intercala ajos y tagetes entre las ornamentales, que sustituye en invierno por carraspique.

El recibidor del hostal es una preciosidad, está de lo más cuidado. En él hay un gran espejo, justo en el lugar con mayor claridad, y a un lado una mesa escritorio con un teléfono antiguo. Bueno, de los que se usaban en las casas de los ricos cuando yo era pequeño:

Diapositiva8

En Somahoz y Corrales predominan las casonas de piedra y madera, con amplias terrazas. Dan a los pueblos de Cantabria, y en general del norte ibérico, una personalidad propia muy marcada:

Diapositiva9

Diapositiva11 Diapositiva12

En algunos balcones y paredes se pueden ver todavía maceteros con flores, como en pleno verano. Además de geranios, sobre todo se usan petunias:

Diapositiva13

Afortunadamente, y en gran parte gracias a Internet, hasta lugares como éste llega la resistencia a los cambios insensatos propiciados por la tecnología, cuando es mal entendida. Un paisano tiene colocado un cartel en su fachada que le da a uno cierta esperanza:

Diapositiva14

Aquí y allá se encuentran escudos, blasones y figuras tallados sobre la roca adornando puertas y fachadas, lo cual contribuye a proporcionar un deje de aire medieval al lugar:

Diapositiva15 Diapositiva16 Diapositiva17

El aire medieval se siente sobre todo al contemplar los numerosos edificios antiguos. Algunos de los más espectaculares son más recientes (de la escuela montañesa, siglos XVII y XVIII), pero otros claramente románicos. Quizá el más imponente de los que visitamos en nuestro breve paseo sea la iglesia de San Vicente Mártir, con sus jardines, el anejo asilo de San José y el rollo o cadalso, de estilo montañés:

Nuevo Presentación de Microsoft PowerPoint

Fachada principal de la iglesia de San Vicente Mártir

Diapositiva19

Iglesia de San Vicente Mártir.

Diapositiva20

Reloj en su fachada.

Diapositiva21

Vista parcial del claustro.

Diapositiva22

Vista lateral.

Diapositiva23

Asilo de San José.

Diapositiva24

Escudo en el asilo de San José.

Diapositiva25

El rollo.

El resto de las edificaciones de interés por las que pasamos no llego a identificarlo, y me limito a mirar desde distintos ángulos:

Diapositiva26 Diapositiva27 Diapositiva28 Diapositiva29 Diapositiva30

En las calles de Somahoz y de Corrales quedan todavía fuentes labradas en piedra. Antaño se prodigaban por doquier, ahora quedan menos y suelen estar provistas de tuberías de PVC, que por lo menos suelen estar enterradas, y grifos en vez de caños:

Diapositiva31

Aunque el verano ha sido anormalmente seco, en los muros hay helechos y otras plantas de humedad en las umbrías, sobre todo:

Diapositiva32

A veces, por estas latitudes que recuerdan los paisajes urbanos de Centroeuropa o las Islas Británicas, se encuentra uno rincones que le hacen pensar si no se habrá uno confundido y se ha trasladado realmente hasta allá. En una plazuela encontramos una confitería que parece sacada de un cuento inglés, y cuyos dueños deben ser ingleses a juzgar por los carteles de las paredes y ventanas:

Diapositiva33

En un jardín encuentro algo que puede ser una noticia inesperada. Una palmera canaria está gravemente atacada por una plaga, y o se trata de Paysandisia archon o de Rhynchophorus ferrugineus. ¿En este lugar? Habrá que seguir indagando:

Diapositiva34

Hasta aquí llegaron los romanos en su día, aunque Cantabria no fue lugar donde se encontrasen particularmente a gusto. Sin embargo, algún resto puede verse todavía; en una calle del centro de Corrales quedan los restos de lo que aparentemente fue una gruesa columna romana. A su lado, Mateo se sienta… a consultar el móvil. Estos niños de ahora no pueden estar sin maquinitas:

Diapositiva35

De vuelta al hotel, disfruto de los paisajes verdes donde se mezclan las huertas con los pastos, y al fondo de los cuales se yerguen las altas cumbres calizas de las estribaciones orientales de los Picos de Europa:

Diapositiva36Casa de labranza y huerta entre Somahoz y Corrales.

Diapositiva37Prados de siega y pasto entre plantaciones forestales de pino carrasco y pino resinero, a pie de montaña.

Por la tarde salgo a dar un largo paseo yo solo. Tengo cuatro objetivos: andar por la orilla del río, ver la Estela de Barros, visitar la Cueva de Hornos de la Peña y subir a la montaña.
Al salir del hostal, el aire en calma de esta tarde de principios de otoño, que más parece final de verano, rezuma olor a leña quemada. El río Besaya, rodeado de zarzamoras, sauces, avellanos y alisos, está realmente bello:

Diapositiva38 Diapositiva39 Diapositiva40 Diapositiva41 Diapositiva42 Diapositiva43 Diapositiva44

Cojo el coche para ir hasta El Barranco de las Tejas, en Tarriba, en concreto a la Cueva de Hornos de la Peña, famosa por sus pinturas rupestres. En Barros paro un momento a ver la Estela de Barros, que está en el recinto de la ermita de la Virgen de la Rueda. Se trata de un conjunto de dos estelas o piedras de arenisca celtas (siglo III) que parece que representan el culto al sol, y que indicaban el lugar en que estaría la tumba de un guerrero de finales de la Edad del Bronce o principios de la Edad del Hierro:

Diapositiva45

Emociona muy profundamente sentirse ante estos petroglifos tan antiguos y tan llenos de significado, sin que importe si lo conocemos o no.

A través de Jaín y Rivero llego al barrio de Tarriba, todos ellos lugares de San Felices de Buelna. En la subida hacia la cueva, paro al lado de una fuente medio tapada por un enorme carballo, bajo el cual están situados dos bancos que parecen hacerse compañía en el silencio de la ladera:

Diapositiva46

Pero el silencio no dura demasiado, porque me doy cuenta de que de cuando en cuando cae alguna bellota madura al suelo, que está tapizado de ellas debajo del árbol. Además, detrás de mí comienzan a balar con fuerza unas ovejas, seguramente al verme:

Diapositiva47

La vista de Tarriba desde este punto es magnífica, sobre todo por el efecto cromático de las nubes densas contra el horizonte, en el que se recorta la montaña:

Diapositiva48

El Barranco de las Tejas, a uno de cuyos lados está la cueva que busco, es uno de tantos valles montañeses cubierto del verde de los prados, los bosques y los fragmentos de arbolado cultivado, en el que dominan carballos, como pieza autóctona, y pinos y eucaliptos, como piezas foráneas, salpicados de frutales, sauces, serbales, avellanos y algún fresno, y cuya fisionomía es el resultado de las actividades agrícolas y ganaderas sobre el bosque original:

Diapositiva49

Diapositiva50

Cerca del suelo se pueden encontrar multitud de bayas y otros frutos coloreados, especialmente moras, incluso en este año tan particularmente seco:

Diapositiva51

En el soto, alisos, sauces y avellanos; tapizando el suelo, zarzas y mentas, tojos y escaramujos…

Diapositiva52

Parece que en cualquier momento van a empezar a salir los trasnos… Helechos y hiedra, musgos y escrofularias… Busco entre las escrofularias, como hago de costumbre. Es muy tarde ya; no hay ni rastro de Cucullias. Pero las plantas están experimentando una segunda floración, quizá debida a lluvias recientes:

Diapositiva53

Y la Datura o estramonio, la planta brujeril por excelencia, junto con el beleño:

Diapositiva54

Sin embargo, mi gozo en un pozo: la cueva está cerrada cuando llego.

Diapositiva56

Me quedo sin ver el famoso caballo labrado en la pared…

Diapositiva57

(Imagen tomada de Internet)

La Cueva de Hornos de la Peña es interesante porque se han descubierto indicios de que fue ocupada durante al menos 30.000 años, desde el paleolítico superior (restos musterienses, asociados a los neandertales) hasta el neolítico tardío (restos auriñacienses y magdalenienses, propios de los cromañones). El famoso caballo, auriñaciense, se encuentra en la parte más externa de la cueva, que contiene las representaciones más antiguas. Habrá que volver otra vez para poder disfrutar de ello, no va a quedar más remedio… Me despido de las vacas, del cielo cada vez más plomizo y del verde, ahora ya oscuro, y me vuelvo al hostal.

Diapositiva58

*****************

Este ha sido mi primer viaje al norte después de mi desdichada, despiadada, decepcionante y humillante pérdida. De entrada me daba un cierto miedo, porque paisajes como estos han sido testigos directos de la historia más bella de cuantas construyen mi pasado. Pero me ha sentado muy bien. Es hora de dejar los recuerdos definitivamente en el baúl, terminar de enterrar los cables sueltos y seguir indagando en lo que está alrededor. Si ella no quiso seguir, tendré que hacerlo solo. Hay infinidad de mundos por descubrir, y uno no puede pararse a contemporizar. Más.

¿Hacia dónde, la próxima etapa? Vuela, Vencejo Solitario. No abandones nunca la estela. Aire.12038016_167381420269323_148076439567179237_n

Abre la ventana, que avive
la mañana al cuarto y la cocina.
Aire, aire, le, le, pom, pom
¡Aire, pasa!
Aire nuevo, aire fresco
pa’ la casa.
Aire, aire,
pasa, pasa.
Que tenga la puerta abierta
la alegría pa’ la casa.

 

Anuncios

Acerca de Anarchanthropus crapuloideus

Calvo, feo, gordo y tontorrón. Este es mi perfil de acuerdo con quien más valor tiene para mí, mi adorado -y guasón- hijo Mateo. Podría añadir que soy una especie de anarcántropo crapuloideo. Pero buena gente, ¿eh?. Así que después de la presentación inicial, el resto así como más en serio: Lo mío son las cosas bien hechas, con gusto y paciencia. Me gusta el silencio, la calma. Me gusta cultivar la tierra, hacer la comida a la brasa, hacer pan, conservar las costumbres ancestrales. Me gustan las miradas firmes de las personas sin dobleces. Me gusta la esencia. Y la forma también, sí; pero sobre la esencia. Me gusta la soledad, compartida o no. Me aburren y me irritan la mediocridad rampante y la falsedad, la corrupción, la incapacidad y la indolencia que dominan nuestro día a día. Me enojan los “esclavos felices”. Soy raro, dicen. No encajo bien en los moldes convencionales. En muchas situaciones estoy a la contra. Si la inteligencia es la propiedad de adaptarse bien a cualquier circunstancia, no soy particularmente inteligente. Soy un intelectual inquieto, apasionado del mundo natural. Me fascina la vida. Y el color, los paisajes (¡el Alto Tajo!), el agua limpia, los animales silvestres (en especial los insectos, y sobre todo las mariposas), la montaña, el mar, las flores… Me hice biólogo, aunque padecí mucho durante la licenciatura; mi interés por el mundo natural me ha llevado a ser profesor universitario de Zoología y Conservación Biológica (también me entusiasma la docencia) y a fundar un grupo de investigación. Si no hubiera sido biólogo hubiera sido músico; me cautiva la música. U hortelano. O pintor. O... soñador de vencejos y hadas. No tengo estilos musicales preferidos, sino músicos preferidos: siempre se ha hecho buena música, y yo creo que ahora también (en contra de lo que opinan algunos críticos). Una relación de la música que más escucho se encuentra en http://www.last.fm/user/Troitio. Me entusiasman también la pintura y la literatura, tanto para disfrutar las creaciones ajenas como para crearlas yo mismo. Algunas frases ajenas que me han acompañado a lo largo de la vida: “Piensas demasiado para ser feliz” (dicha por la madre de la niña que más me gustó en mi adolescencia y primera juventud; yo no he estado de acuerdo en lo de que pensar “demasiado” te impida ser feliz, y de hecho me considero un privilegiado respecto a la felicidad). “Deja ya las mariposas, que no te van a dar de comer” (dicha por mi abuela paterna, que no entendía bien mi afición precoz, y que a la postre también se ha demostrado que era errónea, porque desde luego que me han dado de comer, a pesar de dedicarme a ellas y de hacerlo a contracorriente de las modas productivistas dominantes). "¿Cómo una persona que es en sí por completo un método, puede comprender mi anarquía natural?" (Richard Wagner). "Sólo aquel que lleva un caos dentro de sí puede alumbrar una estrella danzarina" (Friedrich W. Nietzsche). "Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar. Necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte." (José Saramago). "El ruido de las carcajadas pasa. La fuerza de los razonamientos queda." (Concepción Arenal). "Estamos aquí para desaprender las enseñanzas de la iglesia, el estado y nuestro sistema educativo. Estamos aquí para tomar cerveza. Estamos aquí para matar la guerra. Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida que la muerte tiemble al recibirnos". (Charles Bukowski. ¿O ésta es de Homer Simpson?).
Esta entrada fue publicada en Trocitos de historia personal. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s