El reduccionismo mecanicista de las aproximaciones alternativas, los eternos picatostes y una coletilla sobre Rudolf Steiner

Otra discusión interesante en Facebook, aunque haya quien se pique de nuevo e intente descalificar descalificándome:

BE: “Cuando aceptas lo que no resistes ya deja de serlo porque hay aceptacion entonces ya no hay sufrimiento ni rechazo”. Una de las bases de la Meditación Mindfulness...

José Luis Yela: ¿Me permites que te diga lo que pienso de esa frase? Aunque a lo mejor ya te lo imaginas…

BE: Por supuesto!!!! Adelante…estas en tu casa…

José Luis YelaPues, con todos mis respetos, lo de que cuando “hay aceptación entonces ya no hay sufrimiento ni rechazo” es una simplificación sin demasiado fundamento. Entre las personas afines a los movimientos alternativos hay una gran tendencia a caer en el reduccionismo mecanicista, lo que es bastante sorprendente porque se supone que es precisamente lo que se trata de evitar. Me explico.

El mecanicismo es la escuela de pensamiento no animista y no espiritualista surgida en el siglo XVII, pero convertida en dominante a lo largo del siglo XX (el siglo del cientifismo), que postula que todo funciona mecánicamente, es decir, que todo proceso es solamente función de las leyes físicas que lo gobiernan, y que el funcionamiento completo de algo se debe a la suma de los funcionamientos de cada una de las partes. Este último postulado es más bien propio del neomecanicismo reduccionista actual, y choca de frente no ya con todos los planteamientos de corte espiritual, sino incluso con corrientes de pensamiento de corte más -aunque no exclusivamente- materialista, como por ejemplo el emergentismo. Éste postula que el todo no es igual a la suma de las partes, entre otras cosas porque cada escala de organización de lo existente tiene sus propiedades particulares, emergentes, y que las lecturas de la realidad no emergentistas son simplificadoras (y en realidad pueriles). El emergentismo se ha convertido en una piedra angular del pensamiento de los científicos no materialistas y agnósticos (los que sabemos que no sabemos). ¡Y ahora resulta que los movimientos espiritualistas nos vienen con el cuento mecanicista y reduccionista que asume que las reacciones humanas son lineales y, por lo tanto, como dice la frase de arriba, ya no hay sufrimiento ni rechazo cuando hay aceptación! Pues si que estamos buenos. La realidad tiene muchísimos más matices, y desde luego no funciona como defienden algunos postulados simplorros de cierto mindfulness ni de determinado espiritualismo barato. Que, por otro lado, ignoran muchas veces el trasfondo evolutivo del comportamiento humano, en cuyo conocimiento se ha avanzado enormemente desde mediados del siglo XIX.

Por favor, no interpretes mi parrafada como la leccioncita de un sabiondo, que es como la interpretan algunas personas. Es que me parece que estas cuestiones son clave en nuestra vida, y dedico mucho tiempo a leer y discutir sobre ellas. Creo, además, que mi responsabilidad como docente y como intelectual es contribuir a exponerlas detalladamente. Especialmente en el contexto actual, en el que, si queremos sobrevivir como especie, hay que enfrentarse decididamente a los dogmas que nos imponen los poderosos, directa o indirectamente, y los sectarios de todo tipo, y eso no puede hacerse si no se posee un espíritu crítico bien cimentado (que empieza por someter a crítica las propias ideas de uno mismo). Pero este es solo mi punto de vista.

Perdón por el ladrillo. Y gracias por permitírmelo.

AAG: El “ladrillo” como lo has denominado se acepta sin que tengas que pedir pedon por ello.De todas las opiniones,estemos o no estemos de acuerdo,siempre se puede aprender algo y son muy respetable.Lo que si no se acepta es el insulto gratuito a todos loa que practicamos mindfulness.

José Luis Yela: Yo también practico, y me lo tomo muy en serio. Como en toda actividad, hay personas serias y comprometidas y otras oportunistas, que van a ver qué pescan.

[No he querido añadir que el que se pica, ajos come; es muy evidente, y no es cuestión de molestar. Pero hay qué ver lo susceptibles que están los picatostes últimamente. Por algo será, claro]

BE: Jose, como siempre gracias por tu aportacion, aunq en cuanto a la Meditacion Mindfulnes no estemos de acuerdo, pero me gusta conocer otros puntos de vista diferentes al mio, ya sabes, tiendo a cuestionarlo todo y no suelo aceptar las doctrinas de nadie en plan ” te alabamos señor” ni siquiera las de Rudolf Steiner…ahora sí, voy a tener q releerte y buscar alguna palabra en el diccionario jsjajajsja

El trabajo de aceptar es muuuy complejo, tanto como fundamental…yo de hecho aun no lo doy conseguido, es de lo q mas me cuesta al meditar…meditar y aceptar no quiere decir convertirse en un felpudo, más bien va encaminado en q en cuanto sientes algo q te molesta, daña o incomoda, lo aceptes como algo natural porq como todo en esta vida ” ESTO TB ACABARÁ PASANDO”, una frase grabada a fuego en mi mente…resignarse, es quedarse como estas y no intentar cambiarlo, con la aceptación al final los miedos se van evaporando…
Creo q no me he explicado como te mereces pero ahora ya me pillas un poco cansadiña y espesita…

José Luis Yela: BE, yo descubrí todo un mundo con la meditación, y no solamente practico casi a diario sino que me interesa mucho como fenómeno terapéutico y social. Se ha vuelto algo esencial en mi vida, y me parece que si se conociera mejor en qué consiste, habría mucha más gente practicándola. Dicho esto, creo que hay muchas personas que se ha apuntado al carro de la meditación (ya sea mindflulness, zen o del tipo que sea) por esnobismo, y mucha otra que dice muchas bobadas. La filosofía subyacente a la meditación, una técnica de raíces orientales, no es nada sencilla, y los occidentales tendemos a hacer interpretaciones simplistas y ñoñas. Yo el primero, que nadie se dé por ofendido (faltaría más).

BE: Exactamente jose, la meditacion es de todo menos sencilla…es uno de los trabajos mas duros a realizar en nuestra vida, llegar a conocer nuestra propia mente, mucho mas complejo y dificil q el mantenimiento físico del cuerpo…se requiere mucha constancia, trabajo y sobre todo paciencia, esto no se aprende en dos dias…quizas necesites toda una vida aunq poco a poco se van notando los beneficios…puede ser q muchos occidentales se estén apuntando al carro de la moda de meditar, pero esos no llegarán muy lejos…yo particularmente sé porqué me metí yo y tiene mucho q ver con la salud, he leido mucho sobre los beneficios de la meditacion y sé y siento q puede ayudarme en mi vida…desde luego mucho mas q un psicologo!!!! La solucion esta en mí, no pienso volver a buscarla fuera…

Y steiner daria pa mucho q hablar…hay cosas q me gustan y otras no tanto…y es q sinceramente, seria anormal pensar al 100% como otra persona…y nunca me gustaron los idolos…
Ademas, si el queria crear generaciones de ” librepensadores” no creo q la respuesta esté en pensar totalmente como pensaba el…como con todo, tb me cuestiono cada palabra q leo de steiner…

José Luis Yela: Es un personaje fascinante. Pero, como todos, hijo de su tiempo. Desde entonces hasta ahora el conocimiento ha avanzado muchísimo, e ignorar esos avances puede conducir a creerse sus ideas al pie de la letra. Y, por lo tanto, a vivir fuera de la realidad. Allá cada cual.

BE: Asi es…has dicho ecactamente lo q yo pienso…
Y si steiner viviera ahora??? No habría cosas de sus enseñanzas q él mismo cambiaría??? Estoy convencida q sí…hay q evolucionar, él marcó unas pautas, muy buenas algunas por cierto, pero de eso ya hace tiempo, el mundo ha evolucionado muchisimo desde entonces y creo q la cuestión esta en saber adaptar aquello al ahora…

José Luis Yela: Totalmente de acuerdo. El problema es que los adeptos a la antroposofía no admiten con facilidad las críticas, como me ha quedado muy claro. Les resulta más cómodo no planteárselas, y se limitan a decirte que no entiendes porque no estás preparado para ello. Pero algunos de los principios de la antroposofía están profundamente enraizados en la concepción del mundo de la segunda mitad del siglo XIX, y son totalmente obsoletos. A pesar de la inmensa belleza que encierran, como elementos simbólicos.

BE: Entiendo perfectamente lo q dices porq yo tb lo vivo y como sabes tb trato a diario con adeptos aferrimos de steiner…y yo no lo soy…pero parece q si llevas a tu hijo a un cole waldorf debes aceptar la palabra de steiner como palabra de dios…nunca lo hice con nadie y no voy a empezar a hacerlo ahora…como tu bien dices, a pesar de la belleza q encierran sus escritos muchos se han quedado obsoletos…si hasta estoy convencida q a dia de hoy el propio Steiner cambiaría muchas de sus doctrinas…pero bueno, igual yo tampoco estoy preparada para entenderlo

José Luis Yela: Je…

Anuncios

Acerca de Anarchanthropus crapuloideus

Calvo, feo, gordo y tontorrón. Este es mi perfil de acuerdo con quien más valor tiene para mí, mi adorado -y guasón- hijo Mateo. Podría añadir que soy una especie de anarcántropo crapuloideo. Pero buena gente, ¿eh?. Así que después de la presentación inicial, el resto así como más en serio: Lo mío son las cosas bien hechas, con gusto y paciencia. Me gusta el silencio, la calma. Me gusta cultivar la tierra, hacer la comida a la brasa, hacer pan, conservar las costumbres ancestrales. Me gustan las miradas firmes de las personas sin dobleces. Me gusta la esencia. Y la forma también, sí; pero sobre la esencia. Me gusta la soledad, compartida o no. Me aburren y me irritan la mediocridad rampante y la falsedad, la corrupción, la incapacidad y la indolencia que dominan nuestro día a día. Me enojan los “esclavos felices”. Soy raro, dicen. No encajo bien en los moldes convencionales. En muchas situaciones estoy a la contra. Si la inteligencia es la propiedad de adaptarse bien a cualquier circunstancia, no soy particularmente inteligente. Soy un intelectual inquieto, apasionado del mundo natural. Me fascina la vida. Y el color, los paisajes (¡el Alto Tajo!), el agua limpia, los animales silvestres (en especial los insectos, y sobre todo las mariposas), la montaña, el mar, las flores… Me hice biólogo, aunque padecí mucho durante la licenciatura; mi interés por el mundo natural me ha llevado a ser profesor universitario de Zoología y Conservación Biológica (también me entusiasma la docencia) y a fundar un grupo de investigación. Si no hubiera sido biólogo hubiera sido músico; me cautiva la música. U hortelano. O pintor. O... soñador de vencejos y hadas. No tengo estilos musicales preferidos, sino músicos preferidos: siempre se ha hecho buena música, y yo creo que ahora también (en contra de lo que opinan algunos críticos). Una relación de la música que más escucho se encuentra en http://www.last.fm/user/Troitio. Me entusiasman también la pintura y la literatura, tanto para disfrutar las creaciones ajenas como para crearlas yo mismo. Algunas frases ajenas que me han acompañado a lo largo de la vida: “Piensas demasiado para ser feliz” (dicha por la madre de la niña que más me gustó en mi adolescencia y primera juventud; yo no he estado de acuerdo en lo de que pensar “demasiado” te impida ser feliz, y de hecho me considero un privilegiado respecto a la felicidad). “Deja ya las mariposas, que no te van a dar de comer” (dicha por mi abuela paterna, que no entendía bien mi afición precoz, y que a la postre también se ha demostrado que era errónea, porque desde luego que me han dado de comer, a pesar de dedicarme a ellas y de hacerlo a contracorriente de las modas productivistas dominantes). "¿Cómo una persona que es en sí por completo un método, puede comprender mi anarquía natural?" (Richard Wagner). "Sólo aquel que lleva un caos dentro de sí puede alumbrar una estrella danzarina" (Friedrich W. Nietzsche). "Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar. Necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte." (José Saramago). "El ruido de las carcajadas pasa. La fuerza de los razonamientos queda." (Concepción Arenal). "Estamos aquí para desaprender las enseñanzas de la iglesia, el estado y nuestro sistema educativo. Estamos aquí para tomar cerveza. Estamos aquí para matar la guerra. Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida que la muerte tiemble al recibirnos". (Charles Bukowski. ¿O ésta es de Homer Simpson?).
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El reduccionismo mecanicista de las aproximaciones alternativas, los eternos picatostes y una coletilla sobre Rudolf Steiner

  1. cesar dijo:

    Yo no podría estar mas de acuerdo. No soy conocedor de la “meditación mindfulness” aunque parece de obvia inspiración budista. La idea de “mindfulness”, que por cierto, que pena que en español no tengamos palabras equivalentes a mindfulness o a nothingness, que me parecen, sobre todo la última, muy sugerentes (la traducción de nothingness por “nada” le quita mucho sentido…debería ser algo como “nadaidad” no?) impregna todo lo influído por aquella. Por ejemplo, en la práctica de las artes marciales, igual que en la práctica budista zen, se habla de “mushin no shin”, mente-sin-mente, que emana de la misma idea de consciencia plena, asertiva-sin-juicio. Muchos discuten las diferencias entre mushin (mindless) y mindfulness, o la compatibilidad entre hishiryo (aprox. mindfulness) y fushiryo (aprox. mindless). Yo estoy mas bien en la línea de que son disquisiciones de lenguaje, pero además de que mushin=mindfulness, son conceptos bastante complejos que por supuesto no se pueden reducir a una frase ni no se pueden aplicar ad hoc a los gustos y pensamientos occidentales, lo que termina convirtiendo al tema en una inocua práctica de salón y, como decía una vez un maestro “una bendición para los fabricantes de barritas de incienso y cojines de meditación”. Profundizar en el concepto de mushin (que para mi es equivalente a mindfulness), por ejemplo, requiere un compromiso profundo y está mas allá de discusiones, es una experiencia. Y no es agradable, en el sentido de que, en un momento u otro, si hay compromiso, es una práctica dura tanto físicamente como por el hecho de que al final hay que limpiar espejos sucios y mirarse en ellos. Y, sobre todo, habría que entender que en el budismo y prácticas influídas por éste de modo histórico, como las artes marciales, en ningun momento se afirma ni se pretende que “hay aceptación entonces ya no hay sufrimiento ni rechazo”. Al contrario. Como escribía una vez un maestro budista: “como tu, a veces rio, a veces lloro”. Esto no es mas que una reducción simplista e inaplicable en la práctica derivada de una visión simplista del “octuple sendero” y las “cuatro nobles verdades”. En realidad la idea de mindfulness es algo mucho mas inexplicable, al menos para mi. Es una vivencia que no podría describir en términos históricos-filosóficos o científicos ni por supuesto discutir sin que se desvanezca su, no-se-que. Es como montar en bici. No lo explicas, lo haces, y tampoco sabes bien como lo haces, ya que deriva de la práctica, no de la comprensión intelectual de un concepto. Con sus hostiones incluidos.
    En fin, solo quería aportar un poco de mi propia vivencia y escasa experiencia sobre el tema.

  2. ¡Y qué gusto da leer comentarios inteligentes, con la de bobadas simplonas que hay que aguantar a diario! Gracias, César. No tengo mucho más que añadir porque das en el clavo, creo yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s