Discusión y polémica: dos procesos confundidos, pero diferentes

Tanto asentir como corderos a los mensajes institucionales sin plantearse las razones últimas, tanto creerse las proclamas no constatadas de charlatanes, alucinados y gurús de todo tipo sin preguntarse por los mecanismos subyacentes y tanto asistir a confrontaciones inútiles y barriobajeras en la televisión hace que muchas personas sean incapaces de distinguir entre discusión, como proceso enriquecedor de contraste de puntos de vista guiado por el espíritu crítico, y polémica, como proceso estéril de tira y afloja argumental guiado por el ansia de imposición del punto de vista propio. Durante los últimos meses he sido tachado de polemista por una persona particularmente cercana, en mi opinión de una forma totalmente injusta y penosa. Acaba de ocurrirme algo en la misma línea con otra persona, en relación con un artículo publicado en otro blog. Cada cual que juzgue, si le apetece:

Fascinante teoría sugiere que el alma entra en el feto en la séptima semana a través de la glándula pineal

El Dr. Rick Strassman encontró fascinantes coincidencias entre el desarrollo del feto humano y las descripciones del Libro Tibetano de la Muerte: ¿entra el alma al cuerpo humano a través de la glándula pineal, sintetizada en la “molécula del espíritu”?

[Antes de seguir, léase el artículo para constatar lo que en él es constatable, que me excuso de calificar para no sesgar opiniones a priori]

***********

José Luis Yela: ¿Y por qué es fascinante? ¿No es más bien una elucubración fantasiosa sin sentido alguno? Invocar a Platón y a Descartes como si los argumentos expuestos tuvieran hoy día alguna vigencia es cándido y absurdo.

XX: cada uno que piense segun sienta

José Luis Yela: ¿Todo vale? Pues apañados vamos.

XX: unas cosas valen para unos y otras para otros. Si este articulo a ti no te vale, no le prestes atencion.

José Luis Yela ¿Cómo? Entonces, ¿no debo prestar atención a quienes me roban [en clara alusión a la situación actual, supongo que se sobreentiende], porque esa actitud no me vale? Yo trabajo fomentando el espíritu crítico, que es el que nos ayuda a contrastar las ideas, para enseñarnos a distinguir la realidad de la mixtificación. Así que no me queda más remedio que interesarme por todo lo que puedo; creo que la inquietud de espíritu es uno de nuestros valores fundamentales. Me fascinan las propuestas del libro tibetano de los muertos. Pero no se me ocurre confundir los símbolos con lo que no lo son; todos los avances del conocimiento están ahí para ser tenidos en cuenta y contrastados, no ignorados. Aunque claro, hay personas que siguen creyéndose a pies juntillas que todo se creó en siete días por Dios, o que la Tierra es plana…

[Ahora viene lo bueno. Como mi contertulia no tiene argumentos para rebatir, recurre a la justificación. Y al mismo tiempo niega que lo haga, claro]

XX: por que intentas de este articulo hacer una polemica?. No se quien te roba ni que. Cada uno es libre de creer en lo que quiera, Y de dar valor o no darlo. [¿Ah, si? ¿No hay límites? ¿Puedo creer y valorar lo que me dé la gana, independientemente de que eso afecte o no a los demás?] Este articulo que he colgado es una idea de alguien, si no estas de acuerdo estas en tu derecho. A mi me ha parecido interesante y por eso lo he colgado en mi muro. Si a ti te parece que es una fantasia, estas en tu derecho de pensar asi. Pero no voy a entrar en justificaciones de ningun tipo, Ya te he dicho, que si no estas de acuerdo con el, no le des mas importancia. Si tu estas tan seguro de lo que es real de lo que no, te felicito por ello. Besos

José Luis Yela: Intento razonar, nada más. Pero es cierto; tu muro es tu muro, y comprendo que te incomoden argumentaciones como las mías. Me callo; perdón por molestar.

***********

Pues esto es lo que hay. Razonar, criticando las asunciones no demostradas que otros tienen por verdades, no está bien visto. Intentar que se piense sobre lo que uno argumenta se considera casi un insulto, como me ocurrió cuando sometí a crítica algunos de los postulados de la agricultura biodinámica ante un auditorio entregado a la causa, a pesar de haberlo hecho de la forma más aséptica y elegante que pude. Como si se entendiese que uno quisiera convencer o creyera que está en posesión de la verdad. Está visto que, por más que hablemos, asumimos que el mundo es blanco o negro, y nos cuesta muchísimo aceptar los matices del gris. Está visto que la discusión, o interpretación razonada a la luz de lo conocido y demostrado, tiene relativamente pocos defensores, y que en general no se entiende su naturaleza. Me seguirán considerando un polemista. O un trol, como se dice ahora. Allá los que vivan mejor en su reducido globo personal. Allá la gente corta.

Anuncios

Acerca de Anarchanthropus crapuloideus

Calvo, feo, gordo y tontorrón. Este es mi perfil de acuerdo con quien más valor tiene para mí, mi adorado -y guasón- hijo Mateo. Podría añadir que soy una especie de anarcántropo crapuloideo. Pero buena gente, ¿eh?. Así que después de la presentación inicial, el resto así como más en serio: Lo mío son las cosas bien hechas, con gusto y paciencia. Me gusta el silencio, la calma. Me gusta cultivar la tierra, hacer la comida a la brasa, hacer pan, conservar las costumbres ancestrales. Me gustan las miradas firmes de las personas sin dobleces. Me gusta la esencia. Y la forma también, sí; pero sobre la esencia. Me gusta la soledad, compartida o no. Me aburren y me irritan la mediocridad rampante y la falsedad, la corrupción, la incapacidad y la indolencia que dominan nuestro día a día. Me enojan los “esclavos felices”. Soy raro, dicen. No encajo bien en los moldes convencionales. En muchas situaciones estoy a la contra. Si la inteligencia es la propiedad de adaptarse bien a cualquier circunstancia, no soy particularmente inteligente. Soy un intelectual inquieto, apasionado del mundo natural. Me fascina la vida. Y el color, los paisajes (¡el Alto Tajo!), el agua limpia, los animales silvestres (en especial los insectos, y sobre todo las mariposas), la montaña, el mar, las flores… Me hice biólogo, aunque padecí mucho durante la licenciatura; mi interés por el mundo natural me ha llevado a ser profesor universitario de Zoología y Conservación Biológica (también me entusiasma la docencia) y a fundar un grupo de investigación. Si no hubiera sido biólogo hubiera sido músico; me cautiva la música. U hortelano. O pintor. O... soñador de vencejos y hadas. No tengo estilos musicales preferidos, sino músicos preferidos: siempre se ha hecho buena música, y yo creo que ahora también (en contra de lo que opinan algunos críticos). Una relación de la música que más escucho se encuentra en http://www.last.fm/user/Troitio. Me entusiasman también la pintura y la literatura, tanto para disfrutar las creaciones ajenas como para crearlas yo mismo. Algunas frases ajenas que me han acompañado a lo largo de la vida: “Piensas demasiado para ser feliz” (dicha por la madre de la niña que más me gustó en mi adolescencia y primera juventud; yo no he estado de acuerdo en lo de que pensar “demasiado” te impida ser feliz, y de hecho me considero un privilegiado respecto a la felicidad). “Deja ya las mariposas, que no te van a dar de comer” (dicha por mi abuela paterna, que no entendía bien mi afición precoz, y que a la postre también se ha demostrado que era errónea, porque desde luego que me han dado de comer, a pesar de dedicarme a ellas y de hacerlo a contracorriente de las modas productivistas dominantes). "¿Cómo una persona que es en sí por completo un método, puede comprender mi anarquía natural?" (Richard Wagner). "Sólo aquel que lleva un caos dentro de sí puede alumbrar una estrella danzarina" (Friedrich W. Nietzsche). "Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar. Necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte." (José Saramago). "El ruido de las carcajadas pasa. La fuerza de los razonamientos queda." (Concepción Arenal). "Estamos aquí para desaprender las enseñanzas de la iglesia, el estado y nuestro sistema educativo. Estamos aquí para tomar cerveza. Estamos aquí para matar la guerra. Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida que la muerte tiemble al recibirnos". (Charles Bukowski. ¿O ésta es de Homer Simpson?).
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Discusión y polémica: dos procesos confundidos, pero diferentes

  1. Pingback: Cultura: antídoto frente a la indigencia mental | Anarchanthropus crapuloideus (Al fondo a la izquierda, por favor)

  2. Pingback: Superluna: del disparate mediático al disparate popular | Anarchanthropus crapuloideus (Al fondo a la izquierda, por favor)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s