Aprendiendo

“Los antiguos maestros 
no intentaban educar a la gente,
 sino que, suavemente, enseñaban a no saber. 
Las personas son difíciles de guiar 
cuando creen que saben las respuestas.
 Cuando saben que no saben,
 encuentran su propio camino.” Lao Tse, poema LXV del Tao Te King.

”Este hombre cree que sabe algo, mientras que no sabe nada. Y yo, que igualmente no sé, tampoco creo saber”. Sócrates, a través de Platón,  Apología de Sócrates. O, como se reconoce popularmente la frase: “Sólo sé que no sé nada”.

**********

Honestamente, creo que estoy en la senda de enseñar desde el no saber, de cultivar el espíritu crítico, de construir convicciones fuertes pero partiendo de la dialéctica más elemental. O al menos eso intento. A medida que pasa el tiempo voy siendo más y más consciente de las puertas que se me van abriendo, de manera que mi evolución constante me lleva a reconocer lo elemental de mis planteamientos inmediatamente anteriores. Sin embargo, y esto me preocupa mucho, algunas personas, sobre todo allegadas, me consideran en ocasiones “avasallador”, en su doble vertiente de arrollador -por la cantidad de argumentos que manejaría- y dominante -por el entusiasmo con que defendería mis tesis, que no dejaría mucho margen a la réplica a mis contertulios-. Si esto último fuese cierto, que algo de ello debe haber cuando el argumento se repite, querría decir que estaría discriminando y favoreciendo razones en función de mi propio interés sin atender a mis propias carencias, con objeto de conducir a mis contertulios a mi propio terreno. ¿Actúo de esta forma, y hasta qué punto? Cuánto me gustaría que algo así como el Oráculo de Delfos me respondiera, para poder -en su caso- corregir conductas indeseables…

A falta de Oráculo, intentemos aprender de las respuestas de aquellos que le sufren a uno.

Anuncios

Acerca de Anarchanthropus crapuloideus

Calvo, feo, gordo y tontorrón. Este es mi perfil de acuerdo con quien más valor tiene para mí, mi adorado -y guasón- hijo Mateo. Podría añadir que soy una especie de anarcántropo crapuloideo. Pero buena gente, ¿eh?. Así que después de la presentación inicial, el resto así como más en serio: Lo mío son las cosas bien hechas, con gusto y paciencia. Me gusta el silencio, la calma. Me gusta cultivar la tierra, hacer la comida a la brasa, hacer pan, conservar las costumbres ancestrales. Me gustan las miradas firmes de las personas sin dobleces. Me gusta la esencia. Y la forma también, sí; pero sobre la esencia. Me gusta la soledad, compartida o no. Me aburren y me irritan la mediocridad rampante y la falsedad, la corrupción, la incapacidad y la indolencia que dominan nuestro día a día. Me enojan los “esclavos felices”. Soy raro, dicen. No encajo bien en los moldes convencionales. En muchas situaciones estoy a la contra. Si la inteligencia es la propiedad de adaptarse bien a cualquier circunstancia, no soy particularmente inteligente. Soy un intelectual inquieto, apasionado del mundo natural. Me fascina la vida. Y el color, los paisajes (¡el Alto Tajo!), el agua limpia, los animales silvestres (en especial los insectos, y sobre todo las mariposas), la montaña, el mar, las flores… Me hice biólogo, aunque padecí mucho durante la licenciatura; mi interés por el mundo natural me ha llevado a ser profesor universitario de Zoología y Conservación Biológica (también me entusiasma la docencia) y a fundar un grupo de investigación. Si no hubiera sido biólogo hubiera sido músico; me cautiva la música. U hortelano. O pintor. O... soñador de vencejos y hadas. No tengo estilos musicales preferidos, sino músicos preferidos: siempre se ha hecho buena música, y yo creo que ahora también (en contra de lo que opinan algunos críticos). Una relación de la música que más escucho se encuentra en http://www.last.fm/user/Troitio. Me entusiasman también la pintura y la literatura, tanto para disfrutar las creaciones ajenas como para crearlas yo mismo. Algunas frases ajenas que me han acompañado a lo largo de la vida: “Piensas demasiado para ser feliz” (dicha por la madre de la niña que más me gustó en mi adolescencia y primera juventud; yo no he estado de acuerdo en lo de que pensar “demasiado” te impida ser feliz, y de hecho me considero un privilegiado respecto a la felicidad). “Deja ya las mariposas, que no te van a dar de comer” (dicha por mi abuela paterna, que no entendía bien mi afición precoz, y que a la postre también se ha demostrado que era errónea, porque desde luego que me han dado de comer, a pesar de dedicarme a ellas y de hacerlo a contracorriente de las modas productivistas dominantes). "¿Cómo una persona que es en sí por completo un método, puede comprender mi anarquía natural?" (Richard Wagner). "Sólo aquel que lleva un caos dentro de sí puede alumbrar una estrella danzarina" (Friedrich W. Nietzsche). "Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar. Necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte." (José Saramago). "El ruido de las carcajadas pasa. La fuerza de los razonamientos queda." (Concepción Arenal). "Estamos aquí para desaprender las enseñanzas de la iglesia, el estado y nuestro sistema educativo. Estamos aquí para tomar cerveza. Estamos aquí para matar la guerra. Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida que la muerte tiemble al recibirnos". (Charles Bukowski. ¿O ésta es de Homer Simpson?).
Esta entrada fue publicada en Abriendo puertas, Educación, Reflexiones y escritos. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Aprendiendo

  1. cesar dijo:

    El problema de textos como el Tao Te Ching y otros clásicos chinos como el Caigentan es que se han hecho traducciones y traducciones de traducciones. Muchas de éstas traducciones de traducciones traducían traducciones antiguas. Total, que encuentras muchas versiones…
    En una traducción mas ajustada a la versión china del texto, el poema 65 dice:

    “Los buenos maestros taoistas antiguos no ilustraban al vulgo, lo dejaban en su ignorancia. El pueblo se gobierna difícilmente si posee conocimientos. Con la instrucción se arruina el Estado y sin la instrucción se enriquece”.

    Tal vez la traducción que citas sea una versión-interpretación que pretenda sugerir lo que Lao Tse quería decir (o lo que deseamos que quisiera decir). Lo malo de éstos textos aforísticos es que, fuera de su contexto, desaparecido su autor y a la vista de textos posteriores, no son fáciles de interpretar y, ciertamente, los poemas del Tao Te Ching que hacen referencia al gobierno del país son polémicos y, traducidos de modo mas próximo a su literalidad, nos resultan chocantes y dignos de rechazo. Pero vamos, dado que no soy un experto conocedor, para mí tanto Tao Te Ching como textos taoístas posteriores son francamente difíciles de comentar desde un punto de vista intelectual, por mas que de un modo “interno”, intuya o perciba su sabor.

  2. Pues me parece que das en el clavo con respecto a las traducciones. Si la traducción que tú das está más ajustada a la interpretación original, cosa que ignoro completamente, entonces el significado de la frase es justo el contrario de la que yo le he dado. Así que, de nuevo, en función de lo intrincado que es indagar en el Tao desde una postura intelectual, me quedo con mi interpretación original. Más que nada por no darle más vueltas, aunque reconozco que hacerlo puede ser apasionante. Los textos chinos antiguos son fascinantes, en gran parte porque están escritos sobre la base de una interpretación del mundo muy diferente de la nuestra.
    De nuevo, gracias por contestar. Es un placer que haya personas que lo hagan. 🙂

  3. cesar dijo:

    De nada. El feedback es un regalo que no suele recibir uno, en especial si no es negativo-destructivo o comparativo-yo-la-tengo-mas-gorda. Y das en el clavo: en traducciones de clásicos chinos a veces las cosas se retuercen de tal manera (dificultad del idioma en el que un cambio sutil en una frase puede conllevar un gran cambio de significado, prejuicios y traductores que se extralimitan….) que la traducción dice justo lo contrario que el texto original. La traducción que te doy es directa del original comentada con el original al lado y usando mis muy escasos conocimientos del significado de los ideogramas chinos, adquiridos precisamente por estar harto de tantas traducciones dispares. Y seguro que habrá algo que otro comentador matizaría…

    Si, como algunos comentadores sostienen, Lao Tse estaba haciendo una apología de la destrucción de la educación en un régimen dictatorial (igual en esto se basan los que manejan el destino de nuestro sistema educativo) o sutilmente quería decir lo que alguien escribió en la frase que citas…yo no lo se.

  4. La verdad es que yo tampoco sé lo que estaba pretendiendo Lao Tsé con su frase, pero por el contexto general de su obra, me extrañaría que estuviera haciendo apología de la destrucción de la educación. Más bien esperaría lo contrario. Pero claro, cualquiera sabe, porque conozco su obra muy fragmentariamente y obviamente a través de traducciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s