67P y la vida

Ayer miércoles, a las 17 horas y 4 minutos, la sonda Philae de la nave Rosetta se posó sobre el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, que en ese momento estaba a 505,9 millones de kilómetros de nuestro planeta. Desde el punto de vista técnico, la hazaña no tiene parangón. Desde el punto de vista de lo que puede significar para el avance del conocimiento, en particular de la vida en el Universo, probablemente tampoco. Los cometas son restos de material interplanetario de formación más o menos sincrónica con la del sistema solar, y el estudio detallado de la naturaleza del 67P puede revelarnos algo tan fascinante como si contiene macromoléculas orgánicas, algunas de las cuales han debido ser las precursoras de las sustancias autorreplicantes (es decir, de la vida). Si, como se argumenta, el agua de la Tierra proviene en su totalidad de cometas, y si éstos contienen macromoléculas orgánicas, ¿no es plausible que la vida terrestre haya sido originada por el aporte de los cometas? Las implicaciones son fantásticas en relación con nuestra comprensión de lo que somos.

Anuncios

Acerca de Anarchanthropus crapuloideus

Calvo, feo, gordo y tontorrón. Este es mi perfil de acuerdo con quien más valor tiene para mí, mi adorado -y guasón- hijo Mateo. Podría añadir que soy una especie de anarcántropo crapuloideo. Pero buena gente, ¿eh?. Así que después de la presentación inicial, el resto así como más en serio: Lo mío son las cosas bien hechas, con gusto y paciencia. Me gusta el silencio, la calma. Me gusta cultivar la tierra, hacer la comida a la brasa, hacer pan, conservar las costumbres ancestrales. Me gustan las miradas firmes de las personas sin dobleces. Me gusta la esencia. Y la forma también, sí; pero sobre la esencia. Me gusta la soledad, compartida o no. Me aburren y me irritan la mediocridad rampante y la falsedad, la corrupción, la incapacidad y la indolencia que dominan nuestro día a día. Me enojan los “esclavos felices”. Soy raro, dicen. No encajo bien en los moldes convencionales. En muchas situaciones estoy a la contra. Si la inteligencia es la propiedad de adaptarse bien a cualquier circunstancia, no soy particularmente inteligente. Soy un intelectual inquieto, apasionado del mundo natural. Me fascina la vida. Y el color, los paisajes (¡el Alto Tajo!), el agua limpia, los animales silvestres (en especial los insectos, y sobre todo las mariposas), la montaña, el mar, las flores… Me hice biólogo, aunque padecí mucho durante la licenciatura; mi interés por el mundo natural me ha llevado a ser profesor universitario de Zoología y Conservación Biológica (también me entusiasma la docencia) y a fundar un grupo de investigación. Si no hubiera sido biólogo hubiera sido músico; me cautiva la música. U hortelano. O pintor. O... soñador de vencejos y hadas. No tengo estilos musicales preferidos, sino músicos preferidos: siempre se ha hecho buena música, y yo creo que ahora también (en contra de lo que opinan algunos críticos). Una relación de la música que más escucho se encuentra en http://www.last.fm/user/Troitio. Me entusiasman también la pintura y la literatura, tanto para disfrutar las creaciones ajenas como para crearlas yo mismo. Algunas frases ajenas que me han acompañado a lo largo de la vida: “Piensas demasiado para ser feliz” (dicha por la madre de la niña que más me gustó en mi adolescencia y primera juventud; yo no he estado de acuerdo en lo de que pensar “demasiado” te impida ser feliz, y de hecho me considero un privilegiado respecto a la felicidad). “Deja ya las mariposas, que no te van a dar de comer” (dicha por mi abuela paterna, que no entendía bien mi afición precoz, y que a la postre también se ha demostrado que era errónea, porque desde luego que me han dado de comer, a pesar de dedicarme a ellas y de hacerlo a contracorriente de las modas productivistas dominantes). "¿Cómo una persona que es en sí por completo un método, puede comprender mi anarquía natural?" (Richard Wagner). "Sólo aquel que lleva un caos dentro de sí puede alumbrar una estrella danzarina" (Friedrich W. Nietzsche). "Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar. Necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte." (José Saramago). "El ruido de las carcajadas pasa. La fuerza de los razonamientos queda." (Concepción Arenal). "Estamos aquí para desaprender las enseñanzas de la iglesia, el estado y nuestro sistema educativo. Estamos aquí para tomar cerveza. Estamos aquí para matar la guerra. Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida que la muerte tiemble al recibirnos". (Charles Bukowski. ¿O ésta es de Homer Simpson?).
Esta entrada fue publicada en Ciencia. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a 67P y la vida

  1. Cesar dijo:

    Justo éste fué mi tema de trabajo, antes de que la política científica gubernamental decidiera que no merezco seguir siendo científico en España. Tuve el privilegio de trabajar en una de las preguntas pendientes en la frontera de la Ciencia: ¿como fué el origen (o los orígenes) de la vida?. Asi que estaba particularmente excitado con poder tocar un cometa y analizarlo in situ. A ver que resultados ofrece!. En nuestras simulaciones de laboratorio, encontramos que tanto simulando condiciones en la Tierra primitiva como imaginando el aporte de los hielos del espacio, llegamos a un límite: vemos cómo se pueden formar abundantes bases nitrogenadas, amino acidos e incluso pequeños polímeros peptídicos o de nucleobases (que no polinucleótidos). Imaginando incluso las condiciones más exóticas y favorecedoras, llegamos a la formación de cosas similares a polinucleótidos. Pero el trabajo nos llevaba a un límite: ¿cómo se pasa la barrera entre un sistema con muchas moléculas en equilibrio termodinámico y un sistema lejos del equilibrio, que es lo que caracteriza a un sistema bioquímico?. No tenemos mucha idea. A no ser que 67P de una buena sorpresa, algo que no hayamos podido imaginar en ningun momento los que hemos trabajado en éstas cosas (y ojalá la de), esa pregunta seguirá en el aire.
    Hay otras preguntas…¿realmente eran los cometas la fuente primordial de “sillares” o “ladrillos” bioquímicos?. Muchos científicos lo ponen en duda. Al fin y al cabo la Tierra es un planeta entero y sus posibilidades químicas son enormes. Otros lugares (como surgencias hidrotermales submarinas) son buenos candidatos a ser el ambiente en el que se formaron las primeras células. O quizá la propia atmósfera tuviera capacidad suficiente para generar moléculas orgánicas complejas o sus precursores, sin necesidad de aportes adicionales. O si, en efecto, el agua terrestre es de origen cometario, es razonable pensar que junto con el agua llegara gran cantidad de material orgánico que, tal vez, encontrara en los procesos geológicos terrestres el motor adecuado para pasar la “barrera termodinámica” hacia la Vida. Yo particularmente, estoy deseando ver que nos dice éste cometa al respecto.

  2. Con qué dolor leo que alguien que estaba enfrascado en un asunto tan apasionante e importante ha tenido que dejarlo. Qué país de penuria intelectual, donde vale mucho más ser un mangante oportunista y charlatán que un trabajador de las ideas. Qué mierda, con todas las letras.
    A diferencia de ti, yo soy un aficionadillo a estas cosas. Pero me gusta leer y enterarme. Por lo que ha caído en mis manos, me parece plausible que, como dices al final, “junto con el agua llegara gran cantidad de material orgánico [relativamente simple] que, tal vez, encontrara en los procesos geológicos terrestres el motor adecuado para pasar la “barrera termodinámica” hacia la vida.” Quién sabe. Es una hipótesis. Pero extraordinaria, porque entre otras cosas supone que puede haber distintas formas de vida en cualquiera sabe cuántos rincones del universo (sea éste lo que sea). ¿Puede que la materia manifieste una tendencia universal a organizarse de formas complejísimas en lugares discretos de la inmensidad? ¿Reflejaría algo este patrón? ¿Funciona el universo como un organismo, donde todo está interconectado? Es decir, ¿es la organización de la vida terrestre un reflejo de una organización similar a una escala inimaginablemente mayor?
    Esperemos a ver qué nos dice 67P, si nos dice algo de todo esto.

    • Cesar dijo:

      Pues si, tuve que dejarlo por obligación (fin de contrato..) y cancelando, tal cual, dos tesis doctorales en curso sobre el tema y con resultados muy prometedores que se han quedado aparcados, esperando que los redescubra y publique algún grupo americano. La única explicación a por qué se denegó el proyecto que solicitamos (tras la concesión de dos previos) fué que no era “prioritario para los retos de la sociedad”. Y la unica explicación que obtuve al hecho de que destrozaran mi vida profesional (y mi pasión) y cambiaran el destino de mis estudiantes fue “la administración es así”.
      Sobre el tema, las preguntas que planteas son las preguntas “de conjunto” que solemos hacernos. Bajo mi punto de vista, la vida es un imperativo cósmico, que surge tarde o temprano en el proceso de incremento de complejidad de un sistema, alimentado por el desequilibrio resultante del gradiente energético que provoca que tenemos una estrella generando energía y un planeta que, con esa energía, está en constante movimiento.
      Me voy a permitir la inmodestia de recomendarte, ya que tienes interés, un artículo mio con pretensión divulgativa (aunque muy quimico quizá, según me han dicho algunos,..pero no en vano está en una revista de Química) sobre estos temas, esperando que sea de interés.
      http://analesdequimica.es/index.php/AnalesQuimica/article/view/68/67

  3. Imperativo cósmico… puede serlo si y solo si se aceptan como incontrovertibles las tesis que conforman los paradigmas actuales. Pero el conocimiento científico es dinámico, y lo que hoy parece irrefutable mañana parecerá anticuado, y habrá de ser interpretado en su contexto histórico. El incremento de la complejidad del sistema universo, que hoy día está bien documentado, puede llevar hacia situaciones como la que representa la vida, pero podría llevar a otras. En todo caso, si la vida (o capacidad de la materia de autorreproducirse, por decirlo brevemente) es inevitable, la tesis de la existencia de un origen autorreplicante de la materia no es descabellada. Lo cual justificaría, o al menos daría credibilidad desde el ámbito científico, a argumentos importantes esgrimidos incluso desde la escolática tomista. En todo caso, estamos tocando asuntos trascendentales, sobre los que es muy importante reflexionar y proponer hipótesis contrastables.
    Aprovechando que me han dejado “compuesto y sin novio” (se ha suspendido una mesa redonda sobre agrotransgénicos en la que iba a participar), voy a leerme tu artículo. Estaré o no de acuerdo, pero te puedo asegurar que de mi interés si es, totalmente.

  4. El vínculo está defectuoso, César. ¿Puedes decirme el título, y lo busco yo mismo, o pasarme el pdf por correo (joseluis.yela@uclm.es? Gracias de antemano.

  5. Genial, mil gracias. Lo tengo en pantalla. 🙂

  6. Realmente sensacional, tu artículo. Antes de ir entrando en materia, que hay mucho que discutir, se me ocurre una pregunta. Si tuvieras que escribirlo hoy, ¿dirías lo mismo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s