El coleccionismo entomológico frente a la candidez y el desconocimiento

No pasa un día sin que la candidez purista, basada en el desconocimiento de los fundamentos ecológicos, demográficos y genéticos de la conservación de invertebrados, no provoque algún intercambio de opiniones respecto al tan denostado coleccionismo de insectos. Transcribo, para que no se olvide, un cruce de opiniones que hemos tenido hoy en Facebook, que es bastante aleccionador.

HZ: Hola a todos, hoy ha venido mi hija del instituto contando que en Laboratorio, asignatura de 4º de ESO, quizás hagan una pequeña colección de insectos, y ahora me acaba de llamar mi hermano con la noticia de que a mi sobrina de 1° de la ESO la obligan a presentar una colección de insectos, eso sí, ninguno protegido.
Cabreada estoy, ya estamos fomentando el coleccionismo y el matar bichos, si sabeis alguna normativa con la que plantarme os lo agradecería

JAMF: Te paso un enlace de legislación. Según esta legislación solo se puede dar captura ni muerte a artropodos con fines científicos y educativos, pero siempre bajo autorización adminstrtiva. Te pongo el trozo. Pag 6. punto 2. Regulación estatal.http://www.entomologica.es/cont/publis/boletines/605.pdf. En la pag. 7 viene cómo pedir permiso. Me imagino que el colegio dirá que es demasiado pedir, para tres moscas y 4 saltamontes que les traerán, pero si van a educar en ciencias medioambientales o biología, que lo hagan también en sus leyes y conservación

HZ: Gracias JA, estoy ahora liada, luego lo miro, de todas formas voy a proponer al departamento una colección pero de fotos, a ver cómo respiran.

AOA: Me pregunto si no será posible algún tipo de objeción por motivos éticos. . . Enseñar a los niños a matar, ufff, mal vamos. . . No sé qué se podría hacer pero, como dice Jose Angel, que se exija al centro tener todos los permisos, así igual se pasa el curso y los niños no se han visto obligados a matar. Creo que debería haber opciones a esto, ahora que existe la fotografía digital. No sé que edad tendrán los niños, pero a lo mejor ya tienen sus móviles o sus cámaras de fotos. Y si no, a lo mejor podían ir al campo con sus padres a fotografiar bichos, con lo cual disfrutaría toda la familia. . .  Creo que a nadie se le debe obligar a matar…

HZ: Son alumnos de instituto, de 12 y 15 años, pero aunque tengas 20 o más, te aseguro que te vicias y bicho que ves bicho que matas, y por supuesto mi niño va a llevar los mejores, eso lo pensará más de uno.

AOA: Sí, supongo que matar se puede llagar a convertir en un vicio ¿Existe aún la objeción de conciencia? Reuníos los padres, aunque no sé que nivel de sensibilidad tienen los demás. . . Hoy en día hay alternativas a las colecciones tradicionales de insectos. No sé, a ver si alguien por aquí puede decir algo más. Igual es un capricho del profesor y hay alguna forma de evitarlo

José Luis Yela Me parece muy bien todo lo que decís, pero creo que hay que tener en cuenta algunas cuestiones importantes más. Si no existieran colecciones, no habríamos avanzado apenas nada en el conocimiento entomológico, tan vital para nuestras vidas. Hay que tener en cuenta que todo conocimiento entomológico empieza identificando correctamente los animales con los que se trabaja, y esto NO SE PUEDE HACER si no es sobre la base de estudios sólidos con animales a los que se ha conservado previamente. ¿Y cuántos entomólogos habría, de no haber sido porque se empezó coleccionando insectos? Dicho esto, la cantidad de insectos que pueden matar todos los coleccionistas y entomólogos juntos, incluidos chavales que lo hagan por afición u obligación, es numéricamente despreciable frente a los que mueren, por poner dos ejemplos, por efecto del tráfico rodado (¿a que ninguno de los que leen esto va a dejar de usar el coche?) o por efecto de sus enemigos naturales (murciélagos, parasitoides, hongos, bacterias, virus, otros artrópodos depredadores, etc.). Evidentemente, cada individuo viviente es único. Pero si este es el criterio que nos rige, mejor que nos suicidemos directamente, porque no sé si alguien se ha parado a pensar la inmensa cantidad de organismos que matamos cada uno de nosotros cada día, ya sea de los que habitan dentro de nosotros (p.e., bacterias intestinales simbiontes; p.e., parásitos), en nuestra piel (ácaros simbiontes de los poros, cuya tasa de reposición individual es enorme, y la muerte de la inmensa mayoría de ellos se produce… ¡cuando nos lavamos o aseamos!) o fuera (¿cuántas hormigas y otros artrópodos del suelo no morirán al día por efecto de nuestras pisadas?). Así que, en mi opinión, conviene no ser radical, sino considerar las cosas un poquito en su contexto. Yo lamento que el coleccionismo, como puerta de entrada hacia el conocimiento de la naturaleza (como fue para mí mismo), se haya paralizado como consecuencia de la aplicación de unas normas absurdas, que no se pueden aplicar indiscriminadamente a todo tipo de organismos; y no se olvide que no se puede defender con conocimiento de causa aquello que no se conoce con fundamento.

AOA: Me parece bien todo lo que dices, José Luis, pero pienso que una cosa no tiene nada que ver con la otra. No es lo mismo matar involuntariamente que matar voluntariamente, incluso que otros te obliguen a matar. Ya se ha hecho suficiente coleccionismo, y ya se ha adquirido conocimiento sobre las especies animales, así que ese conocimiento debe de ser transmitido sin tener que empezar de cero constantemente. Yo creo que lo que dice HZ es que a unos niños se les va a obligar a matar para aprobarles el curso o no. Y eso no me parece ético. Luego, en privado, el que quiera salir al campo a arrasar, allá con su conciencia y sus principios. . . Es mi forma de verlo

José Luis Yela: Discrepo completamente en eso de que ya se ha hecho suficiente coleccionismo. Todos los que trabajamos como entomólogos sabemos que eso es un error radical, basado en el desconocimiento de los detalles sobre la biodiversidad entomológica y su funcionamiento. Tú misma lo dejas claro en tu mensaje: confundes coleccionar con arrasar. Arrasar es lo que se hace cuando se construye descontroladamente, cuando se usan agrotóxicos sin freno, cuando todos vamos en masa a la playa o a la montaña y lo pisamos todo, etc etc. El coleccionismo bien conducido no tiene nada que ver con eso; y sé de qué hablo, al menos un poquito.

HZ: Jose luis, todo lo que comentas ya lo habia pensado, pero es que a mi me obligaron a presentar una colección de insectos en segundo de carrera en Salamanca, mis amigos y yo nos convertimos en arrasadores, aun recuerdo las cajas, preciosas, una de libélulas, a cada cúal más grande, la de escarabajos con ciervos volantes, rinocerontes, cerambícidos… Y no sigo, en aquella época los alfileres habia que pedirlos fuera y el veneno utlizado no nos mató a nosotros de milagro, al curso siguiente ,organizamos una protesta para evitar que otros hicieran lo mismo y a partir de ese año en Salamanca no pidieron colección de insectos.De todas formas, agradeceros vuestras palabras, y voy a intentar hablar con la profesora, con muuucho tacto. gracias

José Luis Yela Pues eso que cuentas, que yo viví también pero de otra forma, tiene un nombre: malos docentes. Un buen docente explica los fundamentos y ayuda a los alumnos en la tarea, que nunca se puede convertir en un arrase. Eso es una barbaridad.

A mí también me obligaron a hacer una colección. Ya que tenía que hacerla, me preocupé de identificar bien todos los individuos (más de 200 de todos los órdenes de artrópodos) y ahora es la colección de referencia en mis clases de artrópodos en la asignatura de Zoología. Van para 40 años de esto.

JAMF: De acuerdo con Jose Luis. Pero como dice la ley con permisos. No es normal que para poner un hide, haga falta un permiso y para cazar insectos y crear colecciones masivas no. El problema no es los insectos que mates sino nas bien como li hagas y trates el entorno.

José Luis Yela Lo que no es normal es que se apliquen los mismos criterios para la gestión de determinados invertebrados que para la de vertebrados ectotermos. Eso si que no es normal, y denota muy poco conocimiento biológico. A partir de ahí, todo lo demás.

JAMAEn gran parte estoy ligado a la enseñanza y he visto algunas colecciones de esas que hacen los alumnos; el curso pasado estuve curioseando las que había de los alumnos de formación profesional, y se limitaban a unos pocos ejemplares por casa insectario, 15 ó 20. Esto en alumnos de un ciclo formativo de grado superior, unos pocos dípteros e himenópteros, y algúnos escarabajos y saltapraos, eran lo mayoritario; alumnos de un instituto en zona rural. Al final no llegan a matar más que unos pocos bichos, mucho tiempo no le van a dedicar, el daño que pueden hacer es nulo; solo hay que pensar en la logística que pueden manejar.
Con esto no quiero decir que sea partidario de que hagan ese trabajo porque considero, que es mejor que los vean en el laboratorio, con la colección que tenga el instituto o la escuela, y de manera digital. Eso sí, el centro debería tener algo decente en cuanto a la calidad de los ejemplares que tenga el insectario.

AMEs el tema de siempre. Es utópico pensar que con no coger bichos y solo con fotos se puede estudiar el infinito mundo de los artrópodos. Una foto te puede dar información de fenologia, localidad y taxon (que en muchísimos casos no se puede llegar a especie), pero.. y si se quieren hacer análisis moleculares que no solo de taxonomia sino para ver como se han extendido los linajes a lo largo del tiempo, de donde proviene el ancestro común y un largo etc? Y si se quiere mirar la variación de morfológica de una especie? Se quieren estudiar las cutículas o cualquier órgano/aparato… lo que sea con un largo etc de cosas interesantisimas. Es necesario coger bichos. Las colecciones también sirven para comparar con otros ejemplares. Legalmente y con los permisos de captura el tema está regulado. En muchos casos solo puedes coger 5 ejemplares por especie y municipio y si quieres coger una especie protegida tienes que llamar a los rurales para que supervisen la actividad y al final del periodo de la autorización tienes que enviar un informe detallado de todo lo que has capturado. El otro tema es que los docentes enseñen buenas practicas o malas practicas que se hablaba más arriba y yo no creo que sea necesario tener que hacer una colección en educación secundaria… Yo cuando hice Biologia no tuve que hacer ninguna colección (que sí herbario y es la mejor forma de aprender taxonomia de plantas, con fotos ni de coña) pero sí que tuve asignaturas donde se tenian que recolectar artrópodos para su posterior identificación ,analsis estadístico de los datos y derivados que pueden salir cosas muy interesantes…. Siempre es lo mismo, pero yo lo que creo que falta es más conocimiento sobre el porqué se tienen que coger bichos, porqué yo veo gente que está totalmente en contra pero desconoce cosas sobre el tema o no las quiere ver… Claro que estaria genial no tener que coger bichos para su estudio, pero de momento y por muchas cosas, se tiene que hacer.

JCB: Seria más bonito que hicieran alguna excursión y fotografiarlos ,no estamos en los 50

AMComo si la gente que captura insectos para su estudio, no saliera a disfrutar del campo y a fotografiarlos…

JCB: Perdona ,tontería la tuya ,yo saco foto a arañas e insectos y no los mato ,otra cosa es que fuera entomlogo y estudiara especies nuevas

AM: Yo tambien saco fotos a artrópodos y no los mato y eso no tiene nada que ver en coger bichos para su estudio. Lo que no entiendo es que vengas con lo de especies nuevas… porfavor

RGMUna cuestión es clara si les hubieran impuesto esas normas tan estrictas a Mr Curie et Mdme Curie… hoy moriríamos muchas más personas por enfermedades, o a los estudios de Charles Darwin en las islas Galápagos le hubieran impedido recoger especímenes hoy no hubieramos podido contemplarlos en el museo británico (muchas de ellas han desaparecido). Pero con la concienciación del que el Ser humano es destructivo por naturaleza, y la masificación de población que llevavamos sufriendo han surgido los conservacionistas que todo lo prohíben y que no dejan unas reglas más abiertas para avanzar en el conocimiento del medio Natural en el que nos desenvolvemos. Y todo eso tira por tierra la labor de mucha gente que gracias a sus estudios han dejado una herencia para futuras generaciones, el ultimo en abandonarnos Jacques Costeau. Ir contra la destrucción indiscriminada y sin razón me parece justo, ir contra el conocimiento es ser Neardentales. Y por favor siempre con educación y respeto, que si un colegio da clases de inicio al medio Natural trabajando con un buen criterio y disciplina apoyo el tema, ya que puede que entre esos chavales haya un futuro Charles darwin.

JCB: Hola ,estamos hablando de chavales de instituto no un máster en biología ,me parece un sin sentido matar especies para que luego acaben en la basura …sobre este tema no opinaré más .Un saludo a todos

AM: Pues lo mismo que decia yo arriba: <<y yo no creo que sea necesario tener que hacer una colección en educación secundaria>>.

José Luis Yela: ES MUY NECESARIO. O se fomenta el cultivo del interés por la ciencia entomológica desde la secundaria o la entomología pasará en poco tiempo a ser lo que está empezando a ser: el coto de unos cuantos técnicos superespecializados sin mucho interés por el mundo natural por un lado, y por otro el de un nutrido grupo de gente aficionada y con muchas ganas pero que no puede aportar datos de interés en los casos de especies de identificación más conflictiva, porque éstas son la mayor parte de las veces imposibles de identificar por fotos. Este panorama es desolador para el avance de la comprensión de la riqueza entomológica y su función y valor. Los insectos recolectados por los chavales deberían pasar a formar parte de las colecciones de los institutos, que más tarde, cuando ya no se pueden mantener, pasarían -como de hecho pasan- a las universidades o museos. El martes voy personalmente a visitar una de tales colecciones, porque el director del instituto quiere ponerla en valor. ¿Qué es eso de que los bichos acaben en la basura?

*********

Hace unos días volvieron a invitarme a abandonar un grupo de Facebook, cuyo nombre he olvidado, porque ellos “no están de acuerdo en hacer genitalias”. Hablé de ello en relación a la imposibilidad de distinguir individuos de especies muy próximas o parecidas, a la vez que trataba de ilustrar sobre la condición de variables de los rasgos de los individuos de cualquier población, como sustrato sobre el que opera la selección natural. Nada; ellos lo único que quieren son nombres para sus fotos. Y no están dispuestos a hacer el esfuerzo de entender que muchas veces eso no es posible, cuando se trata de artrópodos. Cada cual es cada cual, claro. Pero luego pasa lo que pasa: ayer otra persona me invitó a comprobar la identificación de un hadenino que le han determinado como Cryphia pallida (!) en Biodiversidad Virtual, y constaté que muchas de las que figuran allí como C. pallida son en realidad C. algae. En fin, eso. ¿Tendrá todo esto que ver con la idiosincrasia hispana?

 

Anuncios

Acerca de Anarchanthropus crapuloideus

Calvo, feo, gordo y tontorrón. Este es mi perfil de acuerdo con quien más valor tiene para mí, mi adorado -y guasón- hijo Mateo. Podría añadir que soy una especie de anarcántropo crapuloideo. Pero buena gente, ¿eh?. Así que después de la presentación inicial, el resto así como más en serio: Lo mío son las cosas bien hechas, con gusto y paciencia. Me gusta el silencio, la calma. Me gusta cultivar la tierra, hacer la comida a la brasa, hacer pan, conservar las costumbres ancestrales. Me gustan las miradas firmes de las personas sin dobleces. Me gusta la esencia. Y la forma también, sí; pero sobre la esencia. Me gusta la soledad, compartida o no. Me aburren y me irritan la mediocridad rampante y la falsedad, la corrupción, la incapacidad y la indolencia que dominan nuestro día a día. Me enojan los “esclavos felices”. Soy raro, dicen. No encajo bien en los moldes convencionales. En muchas situaciones estoy a la contra. Si la inteligencia es la propiedad de adaptarse bien a cualquier circunstancia, no soy particularmente inteligente. Soy un intelectual inquieto, apasionado del mundo natural. Me fascina la vida. Y el color, los paisajes (¡el Alto Tajo!), el agua limpia, los animales silvestres (en especial los insectos, y sobre todo las mariposas), la montaña, el mar, las flores… Me hice biólogo, aunque padecí mucho durante la licenciatura; mi interés por el mundo natural me ha llevado a ser profesor universitario de Zoología y Conservación Biológica (también me entusiasma la docencia) y a fundar un grupo de investigación. Si no hubiera sido biólogo hubiera sido músico; me cautiva la música. U hortelano. O pintor. O... soñador de vencejos y hadas. No tengo estilos musicales preferidos, sino músicos preferidos: siempre se ha hecho buena música, y yo creo que ahora también (en contra de lo que opinan algunos críticos). Una relación de la música que más escucho se encuentra en http://www.last.fm/user/Troitio. Me entusiasman también la pintura y la literatura, tanto para disfrutar las creaciones ajenas como para crearlas yo mismo. Algunas frases ajenas que me han acompañado a lo largo de la vida: “Piensas demasiado para ser feliz” (dicha por la madre de la niña que más me gustó en mi adolescencia y primera juventud; yo no he estado de acuerdo en lo de que pensar “demasiado” te impida ser feliz, y de hecho me considero un privilegiado respecto a la felicidad). “Deja ya las mariposas, que no te van a dar de comer” (dicha por mi abuela paterna, que no entendía bien mi afición precoz, y que a la postre también se ha demostrado que era errónea, porque desde luego que me han dado de comer, a pesar de dedicarme a ellas y de hacerlo a contracorriente de las modas productivistas dominantes). "¿Cómo una persona que es en sí por completo un método, puede comprender mi anarquía natural?" (Richard Wagner). "Sólo aquel que lleva un caos dentro de sí puede alumbrar una estrella danzarina" (Friedrich W. Nietzsche). "Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar. Necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte." (José Saramago). "El ruido de las carcajadas pasa. La fuerza de los razonamientos queda." (Concepción Arenal). "Estamos aquí para desaprender las enseñanzas de la iglesia, el estado y nuestro sistema educativo. Estamos aquí para tomar cerveza. Estamos aquí para matar la guerra. Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida que la muerte tiemble al recibirnos". (Charles Bukowski. ¿O ésta es de Homer Simpson?).
Esta entrada fue publicada en Educación y divulgación ambiental. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s