España, campeona y miserable

Si yo hubiera escrito un artículo sobre la miserable situación española actual, no hubiera sido muy diferente de este. Estoy a otras cosas, en este momento; pero lo comparto porque lo suscribo de principio a fin.

Miscelánea para indignados

Carlos Fonseca.-  07/07/2012 (http://www.elconfidencial.com/opinion/tirando-a-dar/2012/07/07/miscelanea-para-indignados-9472/)

Los cursos de verano son el escenario elegido por políticos y empresarios para multiplicar por dos las memeces a que nos tienen acostumbrados en las temporadas de otoño, invierno y primavera. Esta semana, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha impartido su magisterio en el Campus FAES con una pseudoconferencia sobre las reformas que va a emprender este gobierno reformista para reformar este país. Su discurso iba dirigido a una audiencia entregada que no necesita que le planteen dudas porque lo suyo es la fe. La única diferencia con un mitin es que habló sentada y no desde un atril.

También el príncipe Felipe da conferencias-discurso. La última en su reciente viaje a Estados Unidos para explicar las bondades de las reformas del Gobierno. En la escuela de negocios IESE en Manhattan dijo literalmente que “nuestros precios y salarios están marcando el ritmo del retorno al sendero de la competitividad”. Salarios, por llamarlos de alguna manera, de subsistencia, y ni siquiera eso en muchos casos. Sus palabras demuestran que vive en el mundo de Yupi. Su alteza sabe que ni él, ni sus hijos, ni sus nietos pasarán necesidad; que podrán estudiar en prestigiosos colegios y completar su formación en el extranjero; que no tendrán que colocarse en la fila del paro, ni conocerán la sensación de culpabilidad que invade a quien espera, pierde la confianza en sí mismo y termina culpándose por haber perdido el trabajo. Quien tiene una vida regalada debe más respeto a quienes le mantienen con sus impuestos.  

Otro conferenciante más, el presidente de la patronal bancaria, Miguel Martín, regaló su saber en los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), y dijo que para salir de la crisis los sueldos tienen que seguir bajando durante los próximos 5 ó 10 años (¡qué fijación con los salarios de los demás!). Si hace unos años ser mileurista era sinónimo de paria, quienes ahora los cobran dan gracias porque la nueva figura de nuestro contrato laboral son los nimileuristas.  Según la Encuesta de Estructura Salarial del INE, entre 2002 y 2009 (última encuesta publicada) el incremento de los salarios no llegó al 14%, mientras el IPC acumuló subidas del 32%.  No quieren que ganemos menos, quieren que nos repartamos la miseria.

Me desazona que tantas personas estén dispuestas a llenar las calles para celebrar un evento deportivo, y en cambio acepten con mansedumbre el reparto de la miseria a que este gobierno y el anterior han condenado a 5,5 millones de parados y a sus familias

Hablando de banqueros, ni Rodrigo Rato, expresidente de la cueva de Alí-Babá, ni ninguno de los 32 consejeros de Bankia imputados esta semana por el juez Fernando Andreu van a pisar la cárcel ni de visita. A efectos prácticos da lo mismo que sean inocentes o culpables. Se van a encomendar a prestigiosos abogados capaces de marear al juez más templado con recursos, la solicitud sin fin de diligencias y todo tipo de triquiñuelas legales para prolongar la instrucción cuanto sea necesario. Que pierden en primera instancia, pues recurren al Tribunal Supremo y vuelta a empezar. Por cierto, el pasado febrero Rodrigo Rato dijo en otra conferencia que los sueldos de los políticos españoles no está a la altura de sus responsabilidades, ni son buenos para la creación de talentos. Si el talento depende del sueldo le tengo que dar la razón, están mal pagados.

Una disgresión: El mismo día que se hacía pública la imputación de Rato y Cía., el Tribunal Supremo rebajaba de 4 a 3 años la pena de prisión impuesta a un policía municipal de Huelva que recurrió a la picaresca para no pagar una multa de 157 euros por un adelantamiento indebido. El delito: falsificación de documentos oficiales. Desconozco si va a ingresar en prisión o no, pero si alguien puede ir a la cárcel por un delito como este, hay muchos banqueros, empresarios y políticos a los que, para ser ecuánimes, habría que encerrar en el pasillo de la muerte. Es obvio que la balanza de la Justicia está mal calibrada.

¡Campeones, campeones, oé, oé, oé! Antes de que me acusen de antipatriota les aseguro que me encanta el fútbol, disfruté con la victoria de España en la final del europeo, y si me gustaran los hombres amaría a Iniesta. Dicho esto, me causa perplejidad que un millón de personas (eso dijeron las crónicas) se echara a la calle y aguantara horas para ver pasar un autobús con un montón de futbolistas, elevados ya a la categoría de héroes, haciendo el ganso. Dirán que soy un aguafiestas, pero me desazona que tantas personas estén dispuestas a llenar las calles para celebrar un evento deportivo, y en cambio acepten con mansedumbre el reparto de la miseria a que este gobierno y el anterior han condenado a 5,5 millones de parados y a sus familias; que asuman con docilidad el recorte de derechos y miren hacia otro lado cuando ven frente a ellos el sufrimiento ajena. El sálvese quien pueda de quien cree que si enseña la cerviz está a salvo. Me desasosiega la crisis, pero aún más la resignación con que la sociedad asume la injusticia.

Hasta el próximo fin de semana.

Acerca de Anarchanthropus crapuloideus

Calvo, feo, gordo y tontorrón. Este es mi perfil de acuerdo con quien más valor tiene para mí, mi adorado -y guasón- hijo Mateo. Podría añadir que soy una especie de anarcántropo crapuloideo. Pero buena gente, ¿eh?. Así que después de la presentación inicial, el resto así como más en serio: Lo mío son las cosas bien hechas, con gusto y paciencia. Me gusta el silencio, la calma. Me gusta cultivar la tierra, hacer la comida a la brasa, hacer pan, conservar las costumbres ancestrales. Me gustan las miradas firmes de las personas sin dobleces. Me gusta la esencia. Y la forma también, sí; pero sobre la esencia. Me gusta la soledad, compartida o no. Me aburren y me irritan la mediocridad rampante y la falsedad, la corrupción, la incapacidad y la indolencia que dominan nuestro día a día. Me enojan los “esclavos felices”. Soy raro, dicen. No encajo bien en los moldes convencionales. En muchas situaciones estoy a la contra. Si la inteligencia es la propiedad de adaptarse bien a cualquier circunstancia, no soy particularmente inteligente. Soy un intelectual inquieto, apasionado del mundo natural. Me fascina la vida. Y el color, los paisajes (¡el Alto Tajo!), el agua limpia, los animales silvestres (en especial los insectos, y sobre todo las mariposas), la montaña, el mar, las flores… Me hice biólogo, aunque padecí mucho durante la licenciatura; mi interés por el mundo natural me ha llevado a ser profesor universitario de Zoología y Conservación Biológica (también me entusiasma la docencia) y a fundar un grupo de investigación. Si no hubiera sido biólogo hubiera sido músico; me cautiva la música. U hortelano. O pintor. O... soñador de vencejos y hadas. No tengo estilos musicales preferidos, sino músicos preferidos: siempre se ha hecho buena música, y yo creo que ahora también (en contra de lo que opinan algunos críticos). Una relación de la música que más escucho se encuentra en http://www.last.fm/user/Troitio. Me entusiasman también la pintura y la literatura, tanto para disfrutar las creaciones ajenas como para crearlas yo mismo. Algunas frases ajenas que me han acompañado a lo largo de la vida: “Piensas demasiado para ser feliz” (dicha por la madre de la niña que más me gustó en mi adolescencia y primera juventud; yo no he estado de acuerdo en lo de que pensar “demasiado” te impida ser feliz, y de hecho me considero un privilegiado respecto a la felicidad). “Deja ya las mariposas, que no te van a dar de comer” (dicha por mi abuela paterna, que no entendía bien mi afición precoz, y que a la postre también se ha demostrado que era errónea, porque desde luego que me han dado de comer, a pesar de dedicarme a ellas y de hacerlo a contracorriente de las modas productivistas dominantes). "¿Cómo una persona que es en sí por completo un método, puede comprender mi anarquía natural?" (Richard Wagner). "Sólo aquel que lleva un caos dentro de sí puede alumbrar una estrella danzarina" (Friedrich W. Nietzsche). "Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar. Necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte." (José Saramago). "El ruido de las carcajadas pasa. La fuerza de los razonamientos queda." (Concepción Arenal). "Estamos aquí para desaprender las enseñanzas de la iglesia, el estado y nuestro sistema educativo. Estamos aquí para tomar cerveza. Estamos aquí para matar la guerra. Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida que la muerte tiemble al recibirnos". (Charles Bukowski. ¿O ésta es de Homer Simpson?).
Esta entrada fue publicada en EjpaÑistán (Spain is *still* different o Bienvenido a Chorizolandia). Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.