Ya está bien de ranas inútiles

De http://www.lavozdeasturias.es/suplementos/as-7/UHP_0_653334761.html:

U.H.P.

 26/02/2012 00:00

“Cuando quienes tienen que llevar la voz cantante enmudecen, se oyen mandamientos que convierten a los silentes en ranas que croan inútilmente. Y eso es lo que pasa aquí, donde la patronal, los explotadores, los que viven del trabajo ajeno, los que sí, claro, ponen parte del dinero que les genera la plusvalía que les producen el esfuerzo, la quema de calorías, el sudor, las enfermedades y los accidentes mortales de sus asalariados, para mantener sus negocios, factorías, bancos y empresas, están haciendo lo que era propio de la clase proletaria: la revolución. De modo que, ahora, de una forma degenerada y perversa, los patronos, constituidos en una potentísima internacional capitalista, le han robado también sus armas de lucha al pueblo con el fin de usarlas contra él y esclavizarlo y, así, los magnates y plutócratas antropófagos y hemoadictos a la sangre obrera que, por mucho que beban y se inflen de ella, hay aún mucha en venas de cuerpos esclavizables, conquistan cada día más fuerza y logran más derechos, algo que ocurre siempre que el enemigo de clase se halla en estado cataléptico, más muerto de miedo que peleón y vivo o es un inconsciente que ignora a cuál de las dos clases pertenece, o un mierda servilón con fe en que, a la sombra y al pie de su amo, vivirá mejor, sin pensar que ni vive ni es, sino que está como una herramienta, un zombie zumbado que se deja engullir pánfilo, frígido, pasivo y desmadejado, que no despabilará ni aunque le metan por sus narices de criado fiel mil frasquitos de sales, a no ser que, por causa de un milagro o un fenómeno anormal, toda esa multitud exprimida, saqueada y menos que cero, decida dejar de agacharse, de aguantar expolios, sangrías, andar de rodillas, estrangulada en cuanto a su bienestar calladamente, y además siendo objeto de mofa, mandándola, ja, je, ji, a trabajar a Laponia, que es la traducción suave de enviar a alguien adonde Cristo dio las tres voces o al vertedero, aunque lo divertido es que el mandarín que expelió la gracieta se apellida Feito, como muchos trashumantes vaqueiros del occidente asturiano, a los que él no pertenece ya en modo alguno, porque se ha hecho sedentario, muy asentado y sentado en un butacón, desde donde se atreve a partirse el culo de risa a la vista de los que deben desvivirse, yendo de aquí para allá, entregando su curriculum o carretilla de curros en mano porque no tienen dinero para pagarse ni el metro ni el autobús o deben pedir limosna para conseguir los céntimos extraordinarios que no pueden sacar de su escuálido presupuesto diario y que precisan para remitirlos por correo ordinario, a alguien que hará una bola que enceste en la papelera. Hoy no es correcto ni educado decapitar a nadie que te esté succionando hasta la extenuación, que te escupa en la boca, te queme los ojos obligándote a llorar y llorar sin descanso, te amiserie y te enmierde, ni tampoco práctico y fructífero, sobre todo porque los que te transforman en cagarrutas son acéfalos y no tienen cabeza que cortarles; pero quizá sería bueno infartarles el corazón, donde llevan la cartera y arruinarlos a base de esa bella arte que es el sabotaje, medido, dosificado y sabio, pero silencioso, invisible y sin huellas acusadoras, que sustituya a la huelga que quieren prohibir y que es ya un recurso combativo más exhibicionista y espectacular que eficaz, dado que, en estos momentos, lo que se precisa son acciones oscuras, sin platós ni fotos ni vídeos ni palabras ni altavoces ni micros ni escenarios, sino hechos en la más callada sombra. UHP. Uníos herman@s proletari@s. Agrupémonos, porque la Internacional Capitalista está cada vez más compenetrada con ese político de carrefour llamado M. Rajoy. Y una vez unid@s, actuemos con cautela, conscientes de que a esa gente le duele mucho más que le quememos el coche que le matemos a los seguratas que lo custodian, y prefieren que liquidemos a un par de policías a que le destrocemos sus ordenadores. Así que, sigamos la vieja consigna: ataquemos las cosas del enemigo de clase, que son las que le valen y en las que quiere convertir a las personas que, para él, son menos que basura. Destrocemos las mercancías sin tocar a los mercaderes.

Cola, colofón o coda: esto es un panfleto inútil, un pasquín que no subvierte, infraliteratura, ficción de baja calidad, totalmente lejana del mundo real celtíbero, donde, desdichadamente, no hay policías griegos con conciencia de clase que se nieguen a ser molineros que muelan a palos a su pueblo que sale, para dejarse oír, a su lugar común, a su foro de siempre, la calle, la plaza pública, que ya no es suya pues, en el régimen del terror, el pueblo soberano nada tiene, solo la obligación de dar de comer, vestir y calzar al poder y luego convertirlo en pensionista de megalujo. Pero recordemos que no hay ninguna guerra lícita más que la lucha de clases.”

*******************************************************************************

Comentarios en Facebook al hilo de este soberbio artículo:

José Luis Yela: Me acaba de preguntar un compañero si mañana voy a ir a la huelga. Le he mirado de arriba abajo con cara enfurecida. “¿A qué huelga? ¿A la de los señoritos? Mañana, y hoy, y pasadomañana, voy a ir a tirarles piedras contra los cristales.” Precisamente porque es eso lo que demuestra la furia ante la repugnante acción de los politicastros de mierda que han usurpado nuestra representación (si es que alguno la necesitaba) y porque eso, precisamente eso, es lo que les duele, no que les mates a cuatro gorilas, como tan perfectamente describe el artículo.

Ni que decir tiene que todos los niños-bien que me rodeaban cuando he dicho eso me han mirado espantados. Obviamente, no entienden nada de lo que quiero decir, educados como están en la docilidad y el sometimiento a lo que diga el mandamás de turno. Así nos va.

LS: Desde luego, con batukadas e imágenes para adornar álbumes de recuerdos, lo único que conquistaremos será ese camino adoquinado de protesta con el que la oligarquía se siente tan cómoda.

“Destruir las mercancías sin tocar a los mercaderes…” y “la única guerra lícita es la lucha de clases” son los dos ejes que señala este artículo sobre los que deberían orbitar todos los movimientos sociales. Y las ideas básicas sobre las que cada uno deberíamos construir nuestra filosofía de lucha.

Acerca de Anarchanthropus crapuloideus

Calvo, feo, gordo y tontorrón. Este es mi perfil de acuerdo con quien más valor tiene para mí, mi adorado -y guasón- hijo Mateo. Podría añadir que soy una especie de anarcántropo crapuloideo. Pero buena gente, ¿eh?. Así que después de la presentación inicial, el resto así como más en serio: Lo mío son las cosas bien hechas, con gusto y paciencia. Me gusta el silencio, la calma. Me gusta cultivar la tierra, hacer la comida a la brasa, hacer pan, conservar las costumbres ancestrales. Me gustan las miradas firmes de las personas sin dobleces. Me gusta la esencia. Y la forma también, sí; pero sobre la esencia. Me gusta la soledad, compartida o no. Me aburren y me irritan la mediocridad rampante y la falsedad, la corrupción, la incapacidad y la indolencia que dominan nuestro día a día. Me enojan los “esclavos felices”. Soy raro, dicen. No encajo bien en los moldes convencionales. En muchas situaciones estoy a la contra. Si la inteligencia es la propiedad de adaptarse bien a cualquier circunstancia, no soy particularmente inteligente. Soy un intelectual inquieto, apasionado del mundo natural. Me fascina la vida. Y el color, los paisajes (¡el Alto Tajo!), el agua limpia, los animales silvestres (en especial los insectos, y sobre todo las mariposas), la montaña, el mar, las flores… Me hice biólogo, aunque padecí mucho durante la licenciatura; mi interés por el mundo natural me ha llevado a ser profesor universitario de Zoología y Conservación Biológica (también me entusiasma la docencia) y a fundar un grupo de investigación. Si no hubiera sido biólogo hubiera sido músico; me cautiva la música. U hortelano. O pintor. O... soñador de vencejos y hadas. No tengo estilos musicales preferidos, sino músicos preferidos: siempre se ha hecho buena música, y yo creo que ahora también (en contra de lo que opinan algunos críticos). Una relación de la música que más escucho se encuentra en http://www.last.fm/user/Troitio. Me entusiasman también la pintura y la literatura, tanto para disfrutar las creaciones ajenas como para crearlas yo mismo. Algunas frases ajenas que me han acompañado a lo largo de la vida: “Piensas demasiado para ser feliz” (dicha por la madre de la niña que más me gustó en mi adolescencia y primera juventud; yo no he estado de acuerdo en lo de que pensar “demasiado” te impida ser feliz, y de hecho me considero un privilegiado respecto a la felicidad). “Deja ya las mariposas, que no te van a dar de comer” (dicha por mi abuela paterna, que no entendía bien mi afición precoz, y que a la postre también se ha demostrado que era errónea, porque desde luego que me han dado de comer, a pesar de dedicarme a ellas y de hacerlo a contracorriente de las modas productivistas dominantes). "¿Cómo una persona que es en sí por completo un método, puede comprender mi anarquía natural?" (Richard Wagner). "Sólo aquel que lleva un caos dentro de sí puede alumbrar una estrella danzarina" (Friedrich W. Nietzsche). "Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar. Necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte." (José Saramago). "El ruido de las carcajadas pasa. La fuerza de los razonamientos queda." (Concepción Arenal). "Estamos aquí para desaprender las enseñanzas de la iglesia, el estado y nuestro sistema educativo. Estamos aquí para tomar cerveza. Estamos aquí para matar la guerra. Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida que la muerte tiemble al recibirnos". (Charles Bukowski. ¿O ésta es de Homer Simpson?).
Esta entrada fue publicada en Sociedad, economía y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .